en el mundo

El mayor vendedor de higos turcos en EE.UU. suspende temporalmente su importación

Posted on

Calimyrna Figs

Made in Nature, empresa dedicada a la importación de alimentos orgánicos de todo el mundo y con una amplia implantación en el mercado norteamericano, ha decidido suspender la compra de higos de la variedad Calimyrna que se producen en Turquía. Esta empresa es el mayor vendedor de higos orgánicos en EE.UU. La gran mayoría de los higos exportados a este país desde Turquía lo hacen a través de Made in Nature.

Según informan en su página web, lamentan que debido a unas inusuales condiciones este año en Turquía, la cosecha actual no cumple con sus estándares de calidad. Después de los controles realizados, encontraron que hasta un 20% de los higos testados contenía defectos que van desde la aparición de moho o insectos hasta una mayor acidez en el sabor. Desafortunadamente, continúa explicando Made in Nature, no hay manera razonable para separar los higos defectuosos antes del envasado, ya que ninguno de estos defectos puede ser detectada sin tener que abrir y, en algunos casos, incluso probar los higos.

Made in Nature dice que estos problemas de calidad se limitan a la presente campaña agrícola. Volverán a tener disponibles los deliciosos higos de la variedad Calimyrna de nuevo cuando la próxima campaña agrícola se coseche antes de finales de 2015.

Made in Nature lleva 25 años comercializando alimentos orgánicos de todo el mundo, sin comprometer el sabor, la salud o el medio ambiente. Sólo trabajan con los agricultores que están comprometidos con las prácticas de la agricultura certificada, orgánicas, sostenibles y respetuosas del medio ambiente. Todos sus alimentos se cultivan sin pesticidas ni fertilizantes, y se procesan sin conservantes, colorantes ni otros aditivos químicos.

Anuncio publicitario

La cosecha de higos en California será excelente

Posted on Actualizado enn

figs california

A principios de mayo, George Kragie, presidente de Western Fresh Marketing, empresa hortofrutícola ubicada en Madera, California, ante los primeros frutos de sus higuerales, nos comentaba: «Hemos comenzado a cosechar en la parte el desierto y las brevas son algo ligeras, pero los higos Brown Turkey presenta un aspecto fenomenal, no hemos tenido problemas con el tiempo o con el agua y el cultivo se ve muy bien

Kragie señaló que resultaba paradójico que sus tierras en el desierto de California, donde se cultivan las brevas, no hayan tenido ningún problema de agua, a pesar de la extrema sequía que padece California estos últimos cuatro años. La parte del desierto obtiene la mayor parte de su agua del río Colorado, y este estado vecino ha tenido precipitaciones normales, por lo que las comunidades del desierto de California han recibido sus asignaciones normales de agua.

El clima ha sido cálido y las condiciones de crecimiento  de los higos han sido casi perfectas. Después de la variedad Brown Turkey, ha sido la Black Mission la que mejor ha prosperado y comenzará a ser cosechada en la última semana de mayo.

Es en esta primera parte de la temporada en la que los higos frescos alcanzan los precios más altos. «Todavía estamos por lo menos a unos 10 días de comenzar las ventas al por menor», dijo George Kragie a inicios de mayo.

Los primeros higos de la variedad Brown Turkey alcanzan un gran tamaño y resultan especialmente atractivos: la mayoría de los mejores restaurantes de California incluyen estos higos en sus menús. Cada vez más, los higos frescos tienen un mayor protagonismo en el mundo de la gastronomía y los vendedores de fruta están expectantes ante la llegada de los primeros higos. Ya no es difícil verlos en las estanterías de las mejores fruterías.

Gracias a las diversas variedades existentes de higos, pueden venderse frescos en California incluso hasta final de diciembre.

Vía: The Produce News

Un pionero del cultivo de la higuera en la lejana Malasia

Posted on

malasia higos

Ridzuan Adbullah abandonó su trabajo en el próspero sector hotelero de su país, Malasia, para dedicarse a la agricultura. Optó entonces por dedicarse con pasión al cultivo de la higuera y a la producción de higos.

La higuera en Malasia, a pesar de las excepcionales condiciones que ofrece para su cultivo, no es muy popular. Apenas se consume el higo fresco, y el seco, solo de manera marginal. Pero debido al clima, es uno de los pocos países en la que se puede cultivar durante todo el año. Ridzuen se ha propuesto rentabilizar estas posibilidades al máximo y popularizar el consumo de higos frescos en este país del sureste asiático.

Comenzó plantando higueras en un acre de terreno que poseía en Kampung Merbau Sempak, Sungai Buloh, y al cabo de dos años empezó a comprobar su potencial y dedicarse a su cultivo a tiempo completo. Incluso ha creado en la localidad la Figs Fiesta Malaysia, una vez al año para su promoción.

facebook

«Tengo plantadas hasta 700 variedades de higos, procedentes de todas partes del mundo. Algunas de ellas las tengo incluso plantadas en contenedores. Sólo necesitan el sol suficiente, calor y agua. Los higos sólo requieren buen drenaje, y un suelo fértil con mucha humedad”, dice el ex -hotelero.

«Malasia es el único país en el que podemos tener todo el año cosechas de higos, debido a nuestro clima, pero además estos higos pueden ser de mejor calidad, con una carne sedosa, dulce y jugosa», continúa comentando Ridzuan.

«He demostrado que es posible cultivar higos tres veces al año, y ahora lo estoy intentado para que sean cuatro veces. Las higueras crecen muy rápidamente, pero hay que tener cuidado, los higos son más sabrosos si no se riegan demasiado «, dice Ridzuan, que cuenta con cuatro asistentes para cuidar de sus tierras y viveros.

En su búsqueda para desarrollar el cultivo de la higuera, Ridzuan Abdullah está experimentando con diversos métodos de cultivo, incluyendo cultivos hidropónicos y otros sistemas que no utilizan tierra. También ha investigado los mejores métodos de poda, fertilización y riego. Ha aprendido que el riego ha de ser lento y profundo, para que las raíces puedan absorberlo y mantenerse frescas.

facebook4

Hasta ahora, ha vendido todos los higos que ha cosechado, incluso está teniendo dificultades para hacer frente a la creciente demanda. Por eso, está adquiriendo más tierras y animando a otros agricultores de la zona a que se inicien en el cultivo de la higuera. Les puede proporcionar las semillas y plantones, y enseñarles como cultivarlos. A cambio se compromete a comprarles toda la producción.

Según Ridzuan, los mejores higos vienen de España, aunque son de menor calibre con el ser fruto de tamaño medio y pesa alrededor de 50-60g cada uno. Aunque también valora los higos de Italia. Los de Portugal, Egipto, Grecia, Oriente Medio, Taiwán, Japón, Francia y EE.UU. son bastante diferentes en sabor y textura.

«Cada variedad de higo tiene un sabor diferente. Un higo sin sabor y de textura seca podría desanimar a los futuros compradores. Sólo cultivo higos jugosos y de calidad premium porque quiero que cada vez sean más las personas que aprecien los higos. Yo no quiero que sea un producto de temporada «, dice el agricultor en su granja.

facebook3

«Los higos frescos son perecederos y muy delicados, por eso es muy importante un almacenamiento adecuado. Como mucho, permanecerán en buen estado durante ocho días debidamente refrigerados, sino sólo duran uno o dos días», dice.

Aunque la mayoría los vende frescos, Ridzuan también los procesa de diversas formas: mermelada, salsas,… Además, vende té de higo bajo la marca Al-Ridzuan. Pronto, comenzará a elaborar galletas y helados de higo.

Incluso pretende explorar otras posibilidades. Ridzuan cree que casi todas las partes de una higuera se podrían utilizar. Por ejemplo, quiere comercializar el látex de higo, un líquido blanco lechoso producido por la higuera que se puede convertir en un líquido para lavar platos. Según él, los higos secos negros también se pueden tostar y moler para elaborar un sustituto del café. Además, los higos de peor calidad pueden fermentarse para elaborar licor. Incluso las semillas se pueden convertir en aceite comestible.

Vía: The Star
Fotos: Figs Fiesta Malaysia
Dibujo: J.C.Florentino

Proyecto para adaptar el cultivo de la higuera al clima semidesértico de Baja California Sur

Posted on

higuera

Un grupo de investigadores adscritos al Departamento Académico de Agronomía de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, México, un proyecto para adaptar especies frutales de bajo requerimiento hídrico en zonas áridas. Actualmente, trabajan en el cultivo de la higuera como parte de la primera fase del proyecto.

El cultivo comercial de la higuera se restringe a lugares con climas mediterráneos, cálidos y templados, con veranos secos y lluvias poco abundantes en otoño. No obstante, el proyecto pretende adaptar este tipo de cultivo al clima semidesértico-seco, como el que prevalece en la ciudad de La Paz, en la Baja California Sur, México.

Los investigadores mantienen parcelas piloto dentro del campo agrícola experimental de la UABCS, donde están sembradas 760 plantas con tres variedades de higos: White Kadota, Black Mission y Brown Turkey.

La primera variedad es un higo blanco que es cultivada por productores del poblado de Vizcaíno. La segunda, Black Mission, pertenece a una variedad de higo negro que fue traída por los expedicionarios españoles en su paso por la península de Baja California. La tercera es también un higo negro que se encuentra entre las variedades más populares de este fruto.

bajacaliforniasur

El profesor-investigador del Departamento Académico de Agronomía e integrante del proyecto, Gregorio Lucero Vega, indicó que “para lograr la adaptación de las plantas, el proyecto de investigación toma en cuenta factores como la distancia entre los ejemplares, el riego y la poda. Hay que tener mucho cuidado con el riego en esta zona, porque el estrés hace que la higuera pierda frutos y hojas. Para evitarlo, ponemos mucha atención a la cantidad de agua que tiene el suelo y medimos la humedad con tensiómetros para hacer un riego de precisión”.

Por otro lado, Lucero Vega señala que los resultados arrojados hasta el momento son muy positivos, pues las higueras comienzan a producir en un periodo de cuatro a seis meses de haber sido plantados, cosa que ocurre al año y medio en otros climas.

“Creemos que estos magníficos resultados son producto de la disponibilidad de energía que hay en la zona. Tenemos radiación solar constante y una planta bien nutrida, lo cual ayuda a que las higueras produzcan hasta un higo en cada hoja”.

Finalmente, el investigador asegura que, aunque en teoría, no es recomendable establecer higueras en esta latitud, el apropiado manejo que se les ha dado a las plantaciones y las nuevas variedades introducidas, han permitido producir eficientemente este tipo de frutos.

Esta iniciativa también pretende incrementar la productividad del agua en las zonas áridas de Baja California Sur, bajo la premisa de seleccionar cultivos de bajo requerimiento hídrico.

Vía: Peninsular Digital

EE.UU. autoriza la importación de higos frescos mexicanos

Posted on

jdibu

Los exportadores mexicanos de higos frescos ahora pueden enviar su fruta a los Estados Unidos con la condición de que el producto sea sometido a un tratamiento de radiación. El Servicio de Inspección de Sanidad Agropecuaria de EE.UU. (APHIS) ha autorizado la importación de higos frescos de México a su territorio continental.

Después de un exhaustivo análisis de riesgo de plagas el APHIS señala que “la aplicación de una o más de las medidas fitosanitarias designadas será suficiente para mitigar los riesgos de introducir o diseminar plagas de plantas o hierbas nocivas a través de la importación de higos frescos de México”.

Con la notificación del APHIS, la fruta mexicana está sujeta a las siguientes medidas fitosanitarias:

-Los higos sólo podrán ser importados en envíos comerciales.

-La fruta debe ser irradiada con una dosis absorbida mínima de 150 Gy.

-Si el tratamiento de radiación se aplica fuera de EE.UU., cada partida debe ser inspeccionada conjuntamente por el APHIS y su par mexicano, e ir acompañada de un certificado fitosanitario que acredite que la fruta recibió el tratamiento de irradiación requerido.

– En caso que el tratamiento de radiación sea aplicado en EE.UU., cada partida debe ser inspeccionada por la autoridad fitosanitaria de México antes de salir del país y debe ir acompañada de un certificado que constate que la fruta fue inspeccionada y que está libre de M.hirsutus y N. viridis.

– Cada embarque con la fruta estará sujeto a una inspección a su llegada en el puerto de entrada en EE.UU.

“Confiamos en que estas medidas mitigarán adecuadamente los riesgos asociados con la importación de higos frescos de México”, señala el APHIS.

Vía: FreshFruitPortal

Higos secados al sol del mar Egeo

Posted on Actualizado enn

 

En la fértil tierra de Kimi, ciudad conocida como el balcón del Egeo, ubicada en la costa oriental de la isla de Evia, tienen su origen sus famosos higos, que hoy cuentan con su Denominación de Origen Protegida (P.D.O.)

Son únicos en el mundo y su cultivo, recolección y posterior secado al sol mediterráneo son los mismos que se utilizaban en los más antiguos tiempos. Nada, apenas, ha cambiado. La calidad y la sencillez constituyen su secreto.

En las fértiles huertas de Kimi, mantienen así sus raíces las higueras, que se hunden en un pasado tan lejano como memorable y apuntan hoy hacia el futuro.

Rizovoli_5

Rizovoli es una pequeña empresa griega especializada en los higos de Kimi. También elaboran barritas energéticas y mermeladas y siropes de higo. Aunque su negocio principal son los higos secos, secados enteramente al sol mediterráneo.

Web: RIZOVOLI Sundried Kimi figs

La higuera en Argentina, un cultivo alternativo con mucho futuro

Posted on

org_22718_2

Argentina necesita unas 5000 toneladas de higos para abastecer su consumo interno, cifra que le otorga un margen muy importante de crecimiento en la plantación de higueras, especialmente en su modalidad de cultivo intensivo, ya que, de este modo, su rentabilidad es mucho mayor.

Antonio Prataviera trabaja en el área frutícola del INTA Catamarca y es especialista en higueras. Lleva décadas trabajado para constituir un banco activo de germoplasma de higueras y aportando su experiencia en la implementación de tecnologías para optimizar la productividad del higo y otros cultivos, como el membrillo y la granada.

El cultivo de la higuera de manera intensiva es bastante reciente en Argentina. Solo en los últimos años se hicieron inversiones considerables en las provincias de Catamarca, San Luis, Salta, Jujuy, Córdoba, Entre y Buenos Aires.

La superficie de cultivo en el país ronda las 300 hectáreas de plantaciones puras, ya sea en sistema convencional o intensivo. El cultivo intensivo o pradera de higueras implica una mayor densidad de implantación, entre 1000 y hasta 2500 plantas por hectárea. La variedad Guarinta, por ejemplo, se adapta muy bien a las altas densidades de implantación.

higos_1

La diferencia de rendimiento de un sistema a otro es drástica, en el caso de Catamarca, la producción convencional tiene un rendimiento de 5000 kilos por hectárea, mientras que la intensiva llega a los 25000 kilos por hectárea. Aunque en un sistema intensivo de cultivo, la inversión inicial es más alta.

Según Antonio Prataviera, “se ha logrado una evolución muy grande del cultivo en los últimos 30 años a nivel de la adaptación y mejoramiento de las variedades”. Está demostrado que una superficie de 2 hectáreas puras de higueras es una buena unidad económica, pudiendo cosechar entre 40000 y 50000 kilos por hectárea cuando las plantas alcanzan su madurez productiva.

“Antes se importaban higos de Turquía, pero con las restricciones a la importación tenemos una demanda insatisfecha muy importante”, señaló Prataviera. Lo cierto es que Argentina necesita alrededor de 5000 toneladas para abastecer el consumo interno. Por ello, “existe un margen muy interesante para desarrollar el cultivo, pero no como cultivo complementario de otra actividad, sino como actividad principal”.

Vía: El Nuevo Agro

Yo tenía un huerto de higueras en Nueva Zelanda…

Posted on Actualizado enn

nz

La higuera requiere unas condiciones muy determinadas de clima y suelo. Sin embargo, es un árbol viajero que, desde sus orígenes en Asia Menor y el Mediterráneo, se ha expandido por todo el mundo. Llegando también a Nueva Zelanda.

…como llegaron hace unos años Helen Walker y Murray Douglas.

Descubrieron que Hawke’s Bay -con su clima cálido y mediterráneo, muy cerca de Havelock North y con un fácil acceso a Auckland- era el lugar ideal para vivir. Entonces empezaron a explorar unas posibilidades de trabajo que se adaptaran al cambio radical que había dado su forma de vida. Y se encontraron con las higueras.

te-mata-figs-stockists-nationwide-brian-culy-ll

Helen y Murray se establecieron finalmente y crearon Te Mata Figs. No solo se especializaron -con auténtica pasión- en el cultivo de las higueras y en la venta de higos frescos, sino también en la elaboración de productos artesanales derivados del higo.

Cultivan distintas variedades, desde Brown Turkey al Brunoro Black, pasando por Preston Prolific,  New Smyrna o French Sugar, hasta llegar a veinte distintas.

Cada higo de cada variedad es una dulce delicia que, al morder, explota en diversas y complejas texturas que combinan la suavidad de su piel, la jugosidad de su carne y el crujido de sus semillas. En Te Mata Figs se mima cada higo para llegar al consumidor en punto óptimo de maduración y frescura.

Resultan deliciosos con jamón o queso -especialmente mozzarella o queso de cabra- o cocinados al horno. Y, cómo no, frescos o en ensaladas, insuperables.

te-mata-figs-cuisine-artisan-winner-brian-culy-ll

No podemos olvidar sus extraordinarias elaboraciones artesanales que han obtenido numerosos premios en certámenes culinarios y gastronómicos. Fabrican a mano mermeladas y compotas solo con higos, otras aromatizadas con naranja y jengibre o vino de oporto y cardamomo. También venden sirope de higo o un chutney ligeramente picante.

En forma de pasta, elaboran pan de higo –spanish fig cake– y lo que ellos llaman, salame di ficchi, pasta de higos secos molidos, con forma de barra de salami, a la que añaden también nueces.

Las higueras, en aquel rincón de la lejana Nueva Zelanda, crecen verdes y feraces al cuidado de esta pareja que soñó con cambiar de vida y finalmente lo hizo.

TE MATA FIGS
205 Napier Road
Havelock North (New Zealand)
http://tematafigs.co.nz

Vinagre de higos felices desde Tucumán, Argentina

Posted on

higos_felices_2

Desde las regiones del Asia Menor, la higuera se extendió por todo el Mediterráneo. Allí encontró un lugar ideal donde quedarse, pero siglos después inició otro largo viaje. La llegada de los españoles a América supuso también la llegada de estos delicados y humildes árboles a estas nuevas y extensas tierras, desde la costa del Pacífico de Canadá, pasando por la fértil California, hasta las estancias de Chile y Argentina.

Y es en este último país, más concretamente en Tucumán, donde los higos también son felices.

El Terruño es un emprendimiento agrícola familiar de unas cuatro hectáreas, en Timbó Viejo, a 20 km de San Miguel de Tucumán, en las que su propietario, el ingeniero Rodolfo Lescano, un poco a contracorriente, decidió plantar higueras en lugar de cítricos. La casi totalidad son de la variedad Brown Turkey, aunque también tiene unas pocas Dottato y otras, Adriático. La fertilidad del suelo y el sol tucumano hacen el resto. Al fondo asoma el perfil de la pre-cordillera de los Andes.

higos_felices_5

Como el clima es subtropical, de inviernos secos y veranos lluviosos, el higo seco es imposible de elaborar. Aquí los higos son para su consumo en fresco, para su venta en almíbar o la elaboración de mermeladas o jaleas.

Los higos de El Terruño -que también se venden en fresco, aunque en una pequeña proporción- han encontrado otra posibilidad de comercialización. Casi toda la cosecha, dulce y madura, es fermentada con un método propio para obtener un delicioso vinagre puro de higos. Original, artesanal y 100% natural.

higos_felices_1

De esta manera, se cosecha, fermenta, añeja -siempre en vidrio, sin tocar madera- y envasa en el mismo lugar. El proceso es un desarrollo propio y el rendimiento aproximado es de unos 30 litros de vinagre por cada 100 kg de higos.

La gran diferencia entre un vinagre de alcohol y uno de frutas, sea de manzanas o higos, es la presencia de potasio, que si en el de manzana llega a 36 mg, en el de higo alcanza los 240 mg. Además, el de higo contiene ácido fólico.

Pero sobre todo, y lo que es más importante, una ensalada con buen aceite de oliva y unas gotas de vinagre de higos pasa de ser una experiencia común a una superior.

Así, esta pequeña empresa argentina pretende satisfacer a gourmets y chefs con un producto diferenciado, natural y artesanal como es el vinagre de higo. Aunque también, de enero a abril, venden higos frescos en bandejas de 2 kg. y cajones de 10 kg. Y además del vinagre puro de higos, elaboran chutney de higos y salsa chimichurri.

higos_felices_3

Pero no termina aquí la historia, porque, recién, acaba de empezar. El pasado 14 de febrero se inauguró CASAHiGO, una pequeña y deliciosa fábrica-boutique de vinagre en el mismo emprendimiento.

La fábrica-boutique consta de un laboratorio, una sala de envasado y almacenaje del producto terminado, un depósito de herramientas y un baño, todos unidos mediante una galería. Anexa, se halla la sala de fermentación y la cava o lugar de guarda del vinagre.

Enfrente y alrededor, los campos de higueras, donde los higos también son felices.

higos_felices_6

Higos Felices. El Terruño
Ruta Provincial 318 km 24, 4101 Timbó Viejo – Burruyacú – Tucumán – Argentina
higos.felices@gmail.com
http://www.higosfelices.blogspot.com.ar/
https://www.facebook.com/pages/Higos-Felices/141272582725765

Askada Farm, los higos del mar Egeo

Posted on

askada FIGS_B

En Kimi, localidad costera de la isla griega de Evia, milenariamente favorecida por un microclima especial gracias a las corrientes y brisas del mar Egeo, se halla Askada Farm.

La producción de higos y su secado al sol, son tradicionales en esta isla. Es una forma de vida transmitida generación a generación. Honrando ese espíritu, Askada Farm se dedica a la producción de un higo seco de alta calidad orgánica y otros productos a base de higos, tales como barras energéticas o mermelada.

El binomio es el de los principios de la agricultura ecológica y la creación de productos de alta calidad. Aquí no hay un uso intensivo de la tierra ni fertilizantes químicos. Además, de esta manera, se favorece la protección y sostenibilidad del medio ambiente.

0002522_sudried-greek-figs-askada

El higo de Kimi y la “askada”

El higo de Kimi es un producto único y así está reconocido y protegido por la Unión Europea bajo una Denominación de Origen Protegida. Se produce exclusivamente en la prefectura de Kimi, en la isla de Evia, y cuenta con más de 25.000 higueras de la variedad local.

El secado del higo de Kimi es tradicional y único en el mundo. El proceso comienza en los primeros diez días de agosto y termina alrededor de mediados de septiembre. Los higos se recogen a mano cuando están muy maduros, se abren después con cuidado y se colocan en cajas de madera. Después de que hayan sido secados naturalmente al sol, se colocan juntos, como entrelazados, creando lo que los lugareños llaman «askada».

Pero esta «askada» es mucho más que dos higos juntos. Representa una tradición y unos recuerdos de infancia. Hoy día, Askada Farm crea esas mismas «askades», como las hacían la abuela de Sofía y  la tía Katina. Estos higos entrelazados representan un encuentro y un abrazo. La recompensa está en la tradición y el sabor.

0002515_fig-syru-askada

Productos
Higos secos de Kimi
Sykomelo (Sirope de higo)
Chutney de Higo
Mermelada de Higos secos
Barritas energéticas de higo, con naranja, limón o cacao.

Askada Farm
Kmi, P.O. 58, Evia, 34003, Greece
info@askada.gr
http://askada.gr/intro_en.html