variedades

El higo empieza a reivindicarse en la provincia de Málaga con el hallazgo de variedades autóctonas no catalogadas en el Valle del Guadalhorce

Posted on

Texto: Esperanza Peláez
Fuente: Diario SUR

Más de 6.000 años lleva la higuera dando sombra y frutos en las explotaciones agrícolas del Mediterráneo. Ha constituido un recurso vital en toda la región mediterránea. Capaz de adaptarse a distintos ecosistemas y climas, de subsistir en terrenos de secano y sin apenas cuidados, es de los pocos árboles que dan dos cosechas: en junio, las brevas, higos del año anterior que permanecen en el árbol en estado latente todo el invierno para madurar en primavera; y al final del verano, los higos, nacidos en los brotes nuevos de la planta y madurados en el año.

Pese a la tradición del cultivo, y a que Málaga está entre las tres primeras provincias productoras de Andalucía, con Granada y Huelva, poco sabemos de nuestros higos, y esa falta de conocimiento es lo que se propone enmendar el Grupo de Desarrollo Rural (GDR) Valle del Guadalhorce, para que pase del cultivo para consumo privado al estrellato gastronómico.

Sebastián Hevilla y Margarita Jiménez, gerente e ingeniera agrónoma del GDR Guadalhorce, acuden a la cita con los periodistas con un canasto de higos frescos y secos de distintas variedades. Un consumidor medio podrá distinguir apenas dos; el Higo Negro, que se dedica sobre todo a la breva aunque también tiene una segunda cosecha a final del verano, y el Higo de la Reina. Pero hay más.

En el Guadalhorce se conocen popularmente otras variedades, Blanquilla, Negrilla, Loca, Panetejo, Pataburra, Cuello de Paloma… De la mayoría, apenas quedan algunos árboles cultivados por agricultores veteranos. Pero un trabajo para un máster de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) de la agricultora ecológica Mónica Laguía, con la colaboración del GDR y el Centro Experimental La Mayora, ha permitido determinar que el ADN de 11 de las 18 variedades locales de higos incluidas en el trabajo, no coinciden con ninguna de las registradas en el Banco de Germoplasma de Extremadura, catálogo de referencia nacional.

Esto quiere decir que existe una riqueza insospechada de variedades locales arrinconadas posiblemente por la mayor rentabilidad de las mayoritarias, y la intención de Mónica Laguía y del GDR Guadalhorce es generar redes de intercambio de semillas en la zona para promover su recuperación, el cultivo en ecológico y la comercialización en mercados locales.

«La diversificación de variedades tiene que ver con condiciones como el suelo, el clima o el entorno, pero también con la selección de semillas que a lo largo de generaciones van haciendo los agricultores, para atender a sus gustos o necesidades. Algunas de estas variedades de higos se usan preferentemente para secar, otras para comer en fresco, y en cuanto a comercialización, se ha dado mucho protagonismo a la breva porque tiene más demanda comercial», explica Hevilla.

Igual que ha hecho con otros productos locales, como los tomates, los cítricos o las patatas, el GDR Guadalhorce tratará también de dar a conocer las distintas variedades a través de catas, y promover su comercialización en canales cortos -el higo es un producto delicado, especialmente algunas de estas variedades antiguas- y el uso en hostelería.

«Tradicionalmente el higo se ha usado para secar, para hacer pan de higo, arrope o incluso especialidades de repostería como las rosquillas de ochío de Coín, que llevan un relleno de frutos secos y arrope», explica Sebastián Hevilla.

En fresco o en seco, los higos se pueden emplear no solo en repostería, sino en infinidad de recetas saladas. Simplemente abiertos, crudos o pasados por la plancha, acompañan perfectamente quesos de cabra, patés o jamón, y dan un contrapunto sorprendente en empanadas, tartas saladas o pizzas, sin hablar del uso en todo tipo de ensaladas y gazpachos. Un fruto antiguo que promete deparar muchas sorpresas en los próximos años.

Anuncios

Murcia desarrolla un proyecto de conservación y ampliación de variedades de higuera

Posted on

Se pretende recabar datos sobre maduración y recolección de higos y brevas en las 33 variedades existentes a lo largo de 7 años en una finca experimental de Molina de Segura

Imagen de la variedad Panachée, una de las dos seleccionadas para el ensayo

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca desarrolla un proyecto de conservación y ampliación de variedades de higuera en una finca experimental de Molina de Segura, ubicada en el paraje Huerta de Arriba, del que pueden beneficiarse agricultores de la comarca, cooperativas agrícolas, técnicos y estudiantes.

El proyecto se inició en 2013 a partir de la plantación de higueras existente en esta finca del Centro Integrado de Formación y Experiencias Agrarias (Cifea) de Molina de Segura, en una superficie de 0,85 hectáreas. Se pretende recabar datos sobre maduración y recolección de higos y brevas en las 33 variedades existentes a lo largo de 7 años.

El objetivo es conservar dicha colección por su valor como banco de material vegetal y ampliarla con otras variedades que puedan resultar de interés.

Durante el presente año se realizaron análisis de suelo para facilitar el cálculo de necesidades de riego y abonado del cultivo, así como el seguimiento y control de plagas y enfermedades, entre otros aspectos.

El proyecto cuenta con un plan de eficiencia medioambiental con la finalidad de disminuir los residuos, emisiones y el consumo de ‘inputs,’ y desarrollarlo de forma sostenible.

Para divulgar los resultados del proyecto se prevé la realización de una memoria anual y la programación de visitas a la finca por parte de agricultores, técnicos y estudiantes de agronomía, a fin de mostrar la evolución del cultivo.

Fuente: Comunidad Autónoma de la Región de Murcia

Coll de dama, la reina de los higos

Posted on

coll-de-dama

“Coll de dama” en catalán, “cuello de dama” en castellano. Una variedad de higo que antaño sólo se cultivaba en Cataluña, aunque también se cultiva en la Sierra de Gredos y La Vera.  “Nosotros la cultivamos en Sant Climent, muy cerca de Sant Boi de Llobregat”, explica Juan Soliman, responsable de compras de Guzmán Gastronomía – comercializadora de frutas y verduras de Mercabarna –, “pero ahora se está sembrando en muchas partes de España, desde Cataluña hasta la Sierra de Gredos”.

Ya ha empezado su temporada, que se prolongará hasta finales de diciembre, y es en este mes cuando hay que aprovechar a tomarlo porque como dice Soliman, “los higos de septiembre y octubre son los mejores”.

Pero ¿qué hace que esta variedad sea tan especial? ¿Qué la diferencia de otros higos?

“Es casi como la miel”, cuenta Soliman. Cuando adquiere tonos dorados se convierte en un fruto extremadamente dulce. “Sobre todo cuando está muy oscuro por dentro”, añade el experto.

Otra de las razones las que cada vez la demandan más los productores fuera de Cataluña es porque su precio se mantiene siempre igual durante toda la temporada y al agricultor le sale más rentable que otros higos.

“Es un higo de tamaño medio, con forma de pera de San Juan, de color morado”, explica el experto. Así que para diferenciarla de otros higos, que suelen tener casi las mismas características, habrá que fijarse sobre todo en su forma.

“Las mejores piezas son aquellos que al tocar con el dedo estén muy blandos, lo que significa que estarán más maduros” y sobre todo, según cuenta Soliman, los ejemplares más arrugados de esta variedad.

Texto: Yaiza Saiz
Vía: La Vanguardia

Una tesis doctoral evalúa las variedades de higos frescos y brevas para su desarrollo comercial en Extremadura

Posted on

Cristina Pereira, autora de la tesis
Cristina Pereira, autora de la tesis

En este estudio, realizado en los campos de ensayos del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), se ha evaluado la calidad de los frutos de diez variedades de higuera para su consumo y comercialización en fresco. Éstos resultados forman parte de una tesis doctoral defendida en la Universidad de Extremadura por Cristina Pereira Jiménez, con Sobresaliente Cum Laude, dirigida por los investigadores de CICYTEX: Margarita López y Manuel Joaquín Serradilla; y Alberto Martín, profesor de la Escuela de Ingenierías Agrarias de la Universidad de Extremadura.

La higuera es una especie frutal muy ligada a Extremadura. Sus frutos se caracterizan por sus buenas propiedades nutricionales y funcionales, que varían según la variedad y el estado de maduración. Aunque destaca la producción de higo seco, en los últimos años se ha detectado un interés creciente por la producción en fresco, que ha favorecido el establecimiento de nuevas plantaciones regulares en la región.

El trabajo denominado “Comportamiento agronómico y estudio del punto óptimo de maduración nutricional y funcional de variedades de higuera para consumo en fresco”, se ha desarrollado durante cuatro años en los campos de ensayo del Instituto de Investigaciones Agrarias Finca La Orden-Valdesequera de CICYTEX y ha sido financiado por el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria Alimentaria (INIA). El estudio incluye las variedades más conocidas con producción en Extremadura y otras variedades interesantes para consumo y comercialización en fresco, seleccionadas del Banco de Germoplasma de Higuera de CICYTEX.

Campos de ensayo con higueras de la Finca La Orden-Valdesequera
Campos de ensayo con higueras de la Finca La Orden-Valdesequera

En el trabajo de tesis doctoral defendido por Cristina Pereira se especifican las variedades en las que se obtuvo un mejor comportamiento agronómico, en cuanto a producciones de higos y brevas para su consumo en fresco, por el tamaño del fruto y la calidad físico-química. Son las denominadas: San Antonio; Cuello Dama Negro; Colar Elche; BananeBrown Turkey y Blanca Bétera. Según se concluye en la tesis, éstas presentan un gran potencial productivo.

En cuanto al punto óptimo de maduración de brevas e higos de las diez variedades seleccionadas, se establecieron tres estadios de maduración, seleccionados en función del color y textura para llevar a cabo una caracterización a nivel nutricional, fitoquímica y sensorial. Ambas cosechas, de brevas e higos, mostraron un alto contenido en fibra y en minerales como el potasio y azúcares. Asimismo, se indica que todos los compuestos nutricionales y bioactivos analizados fueron aumentando a lo largo de la maduración.

Por otra parte, las variedades de color oscuro y pulpa roja, como son Cuello Dama Negro y Colar Elche, son las que presentan un alto contenido en compuestos bioactivos, y una elevada actividad antioxidantes a diferencia de las variedades verdes.

Otro aspecto analizado, ha sido la calidad sensorial en el que se observa diferentes perfiles asociados al factor de la variedad, son compuestos volátiles que contribuyen al aroma. Las variedades mejor valoradas y con mayor aceptación por parte de los consumidores fueron: San Antonio, Tiberio y Cuello de Dama Negro en brevas; y De Rey, Cuello de Dama Blanco y San Antonio en higos, por mostrar una gran calidad organoléptica.

Cultivo de la higuera
En Europa, España es el mayor productor de higos con 23.285 toneladas aproximadamente, lo que supone el 25 % de la producción europea y el 3 % de la producción mundial, seguido por Albania, Alemania, Portugal, Italia, Grecia, Montenegro, Francia y Croacia. Es Extremadura la región que cuenta con mayor superficie cultivada, unas 5.100 hectáreas y una producción media de 6.000 toneladas, según datos del Ministerio de Agricultura (MAGRAMA).