cultivo y técnicas

CICYTEX realiza un estudio de estrés por salinidad en higueras dentro del proyecto europeo FIGGEN

Posted on

Texto
Margarita López Corrales
Doctor Ingeniero Agrónomo del Centro de Investigación Finca La Orden- Valdesequera

El cambio climático está afectando drásticamente a la región mediterránea y es necesario encontrar soluciones para adaptar las prácticas de los sistemas agrícolas al aumento de las temperaturas, la sequía y la salinidad del suelo. Además de la diversificación del sistema de cultivo, los esfuerzos de mejora deben utilizarse para abordar la tolerancia de los cultivos a múltiples estreses abióticos, mejorando la productividad, la eficiencia y la sostenibilidad de los sistemas agrícolas. Se requieren enfoques de mejora modernos, que combinen la selección convencional y molecular, asistida por marcadores, para mejorar los cultivos infrautilizados que tienen el potencial de ser adecuados para su cultivo en  el contexto del cambio climático.

Entre ellos, la higuera muestra una buena adaptación a ambientes secos, calcáreos y salinos, propios de diferentes regiones de la cuenca mediterránea y Oriente Medio, donde se cultiva desde hace milenios. Además, tiene un gran potencial de expansión gracias a sus valiosas características nutricionales y nutracéuticas y es especialmente adecuado para la aplicación de la agricultura sostenible basada en la biodiversidad. Bajo estas premisas se desarrolla el proyecto FIGGEN financiado por el programa PRIMA (Partnership for Research and Innovation in the Mediterranean Area) de la Unión Europea y con una duración de tres años. FIGGEN está coordinado por la Universidad de Pisa en Italia, y cuenta con la participación del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora del CSIC (con sede en Málaga), la Facultad de Ciencias de la Universidad tunecina de El Manar; y el Departamento de Horticultura de la Universidad de Çukorova (Turquía). Su principal objetivo es potenciar la higuera como uno de los cultivos más adaptados y sostenibles en el área mediterránea en un contexto de cambio climático global.

-Dos ensayos. Entre las diferentes actividades propuestas en este proyecto se incluye la realización de dos ensayos, uno de estrés por sequía realizado durante el verano de 2021 y otro, previsto en el mes de junio de 2022, de estrés por salinidad. La higuera es considerada como una especie tolerante a salinidad si bien una alta concentración de sales en la solución del suelo provoca un efecto similar al producido por estrés hídrico.  En estas condiciones las plantas están sujetas a importantes cambios fisiológicos y bioquímicos como, por ejemplo, una marcada disminución de la tasa de fotosíntesis y del transporte de iones salinos de las raíces a los brotes. Como consecuencia, reducen su desarrollo vegetativo y por tanto la producción, mostrando las hojas síntomas de salinidad, incluyendo fitotoxicidad y defoliación.

En España, este ensayo se va a realizar en 52 variedades de higuera seleccionadas del Banco de Germoplasma del CICYTEX que incluyen la colección nuclear así como otras con interés agronómico y de calidad de frutos. Todas ellas están en macetas de unos 7 litros de volumen y con unos 30 meses de edad y para variedad hay 4 plantas control y 4 estresadas. La duración prevista es de unos 60 días, en los cuales las plantas estresadas se regarán cada dos días con una solución salina de 100 mM de cloruro sódico. Se estudiarán diferentes parámetros fisiológicos en hoja como el Contenido Relativo de Agua (RWC), la temperatura y el SPAD (medidor del contenido en clorofila) así como medidas de crecimiento de plantas.

Los resultados obtenidos permitirán determinar la tolerancia a la salinidad de las distintas variedades de higuera ensayadas cuya información será contrastada con la obtenida en el estudio de asociación de todo el genoma (GWAS) realizado por los investigadores de la Universidad de Pisa. Por tanto, el proyecto FIGGEN aprovechando la biodiversidad de esta especie podrá seleccionar las variedades mejor adaptados a las condiciones de sequía y salinidad, de forma que pueda ser un cultivo rentable y sostenible en el área mediterránea en un contexto de cambio climático.

Anuncio publicitario

Lo que hace únicos a los higos de la variedad Calimyrna

Posted on

Los higos Calimyrna, cuando están frescos, tienen una piel lisa de color verde claro, pero se vuelven dorados cuando se secan. Pero estos higos son realmente especiales por una razón muy sorprendente. Originarios de Esmirna, Turquía, en el año 1900, a partir de esquejes de hojas, el Calimyrna es una combinación de nombres de California y Esmirna. Por lo tanto, son esencialmente lo mismo que los higos turcos. Los higos Calimyrna tienen una capa azucarada y cristalina en el exterior y se ha descrito que tienen un sabor más potente que el Black Mission Fig. 

La anatomía de un higo es diferente a la de la mayoría de las frutas. En realidad es una flor que florece por dentro o una «flor invertida». Los higos, como el Mission, se autopolinizan, pero el higo Calimyrna necesita la ayuda de una avispa de 2 mm que se introduce en el higo y pone sus huevos en las cortas flores de los higos «macho» (también conocidos como cabrahigos). En una lección de ciencia condensada, las avispas nacidas se arrastran y vuelan hacia otros higos, ya sea polinizándolos para el consumo humano o poniendo sus huevos para que crezcan las futuras avispas. El higo «hembra» es el que se poliniza, ya que la avispa se arrastra esparciendo el polen del último higo del que salió. Y éste es el higo que comemos. 

Es realmente fascinante. Los cultivadores de higos no descubrieron la polinización por avispas hasta el año 1800. Los cultivadores de California se aseguran de que sus cultivos de higos sigan creciendo fomentando la polinización por avispas. Engañan a las avispas para que polinicen colgando bolsas de fruta de las ramas de los árboles de Calimyrna que se llenan con las caprífugas no comestibles y algunas avispas de los higos.

Inevitablemente surge la pregunta: «¿Estoy comiendo avispas?». La respuesta es «más o menos». Debido a que las flores interiores del higo «hembra» son demasiado largas para poner huevos, ninguna larva de avispa eclosiona o muere allí dentro. Ocasionalmente, una avispa, tras volar de higo en higo intentando poner huevos, puede perecer en el interior de un higo, pero las enzimas del higo la disuelven rápidamente, de modo que en el momento de dar un sabroso bocado no queda ninguna avispa. 

Por lo tanto, esas semillas crujientes que se clavan en los dientes son realmente eso: semillas. Aunque muchas plantas y cultivos dependen de la polinización para crecer, el higo Calimyrna es uno de los pocos que es polinizado por avispas, lo que hace que estos higos sean tan especiales. Gracias a esta relación simbiótica, los higos de Calimyrna son nutritivos, presentan impresionantes beneficios para la salud y se han adaptado a una variedad de cuidados de la piel, pero también son tentadoramente deliciosos.

Texto: Katie Horst
Fuente: Tasting Table

CICYTEX realiza un estudio de estrés por salinidad en higueras dentro del proyecto europeo FIGGEN

Posted on Actualizado enn

Texto:
Margarita López Corrales
Doctor Ingeniero Agrónomo del Centro de Investigación Finca La Orden- Valdesequera (CICYTEX)

El cambio climático está afectando drásticamente a la región mediterránea y es necesario encontrar soluciones para adaptar las prácticas de los sistemas agrícolas al aumento de las temperaturas, la sequía y la salinidad del suelo. Además de la diversificación del sistema de cultivo, los esfuerzos de mejora deben utilizarse para abordar la tolerancia de los cultivos a múltiples estreses abióticos, mejorando la productividad, la eficiencia y la sostenibilidad de los sistemas agrícolas. Se requieren enfoques de mejora modernos, que combinen la selección convencional y molecular, asistida por marcadores, para mejorar los cultivos infrautilizados que tienen el potencial de ser adecuados para su cultivo en  el contexto del cambio climático.

Entre ellos, la higuera muestra una buena adaptación a ambientes secos, calcáreos y salinos, propios de diferentes regiones de la cuenca mediterránea y Oriente Medio, donde se cultiva desde hace milenios. Además, tiene un gran potencial de expansión gracias a sus valiosas características nutricionales y nutracéuticas y es especialmente adecuado para la aplicación de la agricultura sostenible basada en la biodiversidad. Bajo estas premisas se desarrolla el proyecto FIGGEN financiado por el programa PRIMA (Partnership for Research and Innovation in the Mediterranean Area) de la Unión Europea y con una duración de tres años. FIGGEN está coordinado por la Universidad de Pisa en Italia, y cuenta con la participación del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora del CSIC (con sede en Málaga), la Facultad de Ciencias de la Universidad tunecina de El Manar; y el Departamento de Horticultura de la Universidad de Çukorova (Turquía). Su principal objetivo es potenciar la higuera como uno de los cultivos más adaptados y sostenibles en el área mediterránea en un contexto de cambio climático global.

Dos ensayos
Entre las diferentes actividades propuestas en este proyecto se incluye la realización de dos ensayos, uno de estrés por sequía realizado durante el verano de 2021 y otro, previsto en el mes de junio de 2022, de estrés por salinidad. La higuera es considerada como una especie tolerante a salinidad si bien una alta concentración de sales en la solución del suelo provoca un efecto similar al producido por estrés hídrico.  En estas condiciones las plantas están sujetas a importantes cambios fisiológicos y bioquímicos como, por ejemplo, una marcada disminución de la tasa de fotosíntesis y del transporte de iones salinos de las raíces a los brotes. Como consecuencia, reducen su desarrollo vegetativo y por tanto la producción, mostrando las hojas síntomas de salinidad, incluyendo fitotoxicidad y defoliación.

En España, este ensayo se va a realizar en 52 variedades de higuera seleccionadas del Banco de Germoplasma del CICYTEX que incluyen la colección nuclear así como otras con interés agronómico y de calidad de frutos. Todas ellas están en macetas de unos 7 litros de volumen y con unos 30 meses de edad y para variedad hay 4 plantas control y 4 estresadas. La duración prevista es de unos 60 días, en los cuales las plantas estresadas se regarán cada dos días con una solución salina de 100 mM de cloruro sódico. Se estudiarán diferentes parámetros fisiológicos en hoja como el Contenido Relativo de Agua (RWC), la temperatura y el SPAD (medidor del contenido en clorofila) así como medidas de crecimiento de plantas.

Los resultados obtenidos permitirán determinar la tolerancia a la salinidad de las distintas variedades de higuera ensayadas cuya información será contrastada con la obtenida en el estudio de asociación de todo el genoma (GWAS) realizado por los investigadores de la Universidad de Pisa. Por tanto, el proyecto FIGGEN aprovechando la biodiversidad de esta especie podrá seleccionar las variedades mejor adaptados a las condiciones de sequía y salinidad, de forma que pueda ser un cultivo rentable y sostenible en el área mediterránea en un contexto de cambio climático.

Un nuevo proyecto de investigación en Marruecos estudia la adaptación de la higuera al cambio climático

Posted on

En el marco del Mecanismo Competitivo de Investigación, Desarrollo y Extensión (CMRDE), patrocinado por el DEFR-MAPMDREF, perteneciente al Ministerio de Agricultura de Marruecos, se ha seleccionado un proyecto sobre la adaptación de la higuera al cambio climático para el periodo 2022-2025, titulado «Adaptación de la higuera al cambio climático: Optimización de la nutrición hidromineral y predicción de las futuras áreas de distribución del cultivo«.

Este proyecto de investigación está especialmente orientado a controlar el estrés hídrico y nutricional de la higuera y a identificar las áreas potenciales de ampliación del cultivo, teniendo en cuenta los escenarios climáticos actuales y futuros. En concreto, pretende desarrollar tecnologías y bases de datos para la gestión ecoeficiente y sostenible del riego y la fertilización y para la adaptación de la higuera al cambio climático.

Así, se evaluarán las diferencias entre los métodos de gestión adoptados y las buenas prácticas para estas dos técnicas de cultivo, con el fin de tener una visión más clara de las estrategias para su mejora. La futura distribución de las zonas de concentración de cultivos también se identificará mediante estudios climatológicos para el año 2050. Se explorarán técnicas de adaptación a situaciones de estrés hídrico mediante experimentos, incluyendo el riego deficitario continuo y regulado y la selección de cultivares tolerantes a la sequía. También se llevarán a cabo experimentos para la mejora de la eficiencia de la fertilización con el fin de determinar los periodos críticos de las aportaciones y las combinaciones óptimas de NPK en situaciones de estrés hídrico, así como los cultivares más eficientes.

Por último, a través de las acciones de transferencia previstas y de la colaboración con las agencias de desarrollo y las organizaciones locales, el proyecto contribuirá a una implicación efectiva de los distintos actores locales en una reflexión colectiva para la mejora de la productividad de la higuera en el contexto del cambio climático.

El proyecto está coordinado por Ir. Amal Labaioui (INRA CRRA Meknès) en colaboración con el Dr. Rachid Razouk y Lahcen Hssaini (co-investigadores – INRA CRRA Meknès) y recurre a varias competencias de diferentes disciplinas del CRRA Meknès y de la Facultad de Ciencias de Dhar El Mahraz de Fez, AGRINOVA y el DRA de Fez-Meknès.

Fuente: Agriculture du Maghreb

La breva, ¿qué es?, ¿cómo se come?

Posted on

Hay quien las confunden con los higos, pero, a pesar de que las brevas también nacen de la higuera, no son lo mismo

Brevas e higos no son el mismo fruto, aunque muchos los confundan. Cierto es que ambos se obtienen del mismo árbol, la higuera, pero entre ellos existen ciertas diferencias.

La primera es su temporada. Mientras que las brevas aparecen en los meses finales de la primavera (mayo-junio), los higos lo hacen ya entrados en el verano y en otoño. Dicha explicación puede sugerir que las brevas son los frutos tempraneros, pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que las brevas son los higos que quedaron inmaduros y que terminan de crecer en la próxima temporada.

Esta naturaleza deriva en otras diferencias, como son el tamaño y sabor. Las brevas, por lo general, son más grandes de forma más alargada. Su piel, además, suele ser más gruesa y su interior, menos dulce y jugoso.

Cabe destacar, sin embargo, que no todas las higueras dan brevas e higos. El árbol deber ser de la variedad bífera (también denominada higuera brevera, breval o baconera) para tener esta capacidad de producir ambos frutos.

En cuanto a las propiedades, la breva goza de una composición muy similar a la del higo, con un alto aporte de agua, fibra e hidratos de carbono, aunque con menor cantidad de azúcares.

Usos en la cocina

La breva se presenta, por tanto, como un alimento supersaludable a incluir en nuestra dieta, aunque sea por un tiempo muy limitado. Como ocurre con los higos, es un fruto con cabida en recetas tanto dulces como saladas.

Aunque comerlas en fresco, al natural, siempre es lo más indicado para gozar de todos sus beneficios, las brevas nos sirven para preparar deliciosas mermeladas y compotas que podremos conservar para degustar el resto del año. Su sabor, ligeramente dulzón, casa a la perfección con diversos tipos de queso, desde los más curados hasta los frescos, así como con productos cárnicos como patés y foies.

En cuanto a elaboraciones reposteras, las brevas pueden utilizarse en sustitución de los higos en tartas, bizcochos… Aunque, a modo de ‘tip’ para triunfar, las brevas maridan especialmente bien con lácteos, masas hojaldradas y, sobre todo, con frutos secos crujientes.

Fuente: Diario Vasco

Qué hay detrás del sello de Fiabilidad Varietal de Viveros Hernandorena

Posted on Actualizado enn

Viveros Hernandorena nos presentaba hace unos meses su sello de Fiabilidad Varietal, una certificación propia que avala su metodología de trabajo bajo tres conceptos: Autenticidad Varietal; Adaptabilidad Varietal; y Sanidad Vegetal.

Un nuevo sistema de trabajo con el que busca ofrecer a sus clientes la máxima seguridad en el momento de la compra del material vegetal. “Para ello ha sido necesario poner en marcha una serie de procesos internos muy técnicos y especializados, siempre buscando que nuestro sello de Fiabilidad Varietal transmita confianza y seguridad a los clientes sobre la base de un trabajo minucioso en vivero”, expone Rosa Hernandorena, directora comercial de Viveros Hernandorena.

-Autenticidad Varietal. Para garantizar la Autenticidad Varietal,  Viveros Hernandorena ha incrementado su superficie de campo de planta madre, con el objetivo de que todo el material utilizado para realizar los injertos sea propio. Igualmente se realizan análisis de ADN a las yemas de las nuevas variedades que llegan al campo de planta madre.

Además, una vez producida la planta, durante el periodo de floración, se realiza una inspección de las flores para determinar que estas corresponden a la tipología y morfología de flor que marca cada variedad.

“Toda esta labor vinculada al material vegetal la realiza personal muy especializado, pues se trata de uno los trabajos más delicados dentro del vivero, donde comienza todo el proceso”, describe Rosa Hernandorena, directora comercial de Viveros Hernandorena, añadiendo que son profesionales muy conscientes de la importancia de su trabajo.

-Adaptabilidad Varietal. Además del campo de planta madre,  Viveros Hernandorena cuenta con un campo experimental, punto de investigación y referencia agronómica para los obtentores, donde estos pueden comprobar el desarrollo de las distintas variedades y mostrar a los clientes cómo se comportan. “Se trata de una fase muy importante porque tenemos que garantizar a nuestros agricultores que las nuevas variedades, las que ellos se van a llevar, se comportan bien y adaptan a sus necesidades”, añade la directora comercial.

Además,  Viveros Hernandorena está elaborando un catálogo de parcelas de referencia de clientes, para continuar el proceso de formación de sus técnicos sobre estas nuevas variedades y poder trasladar esos conocimientos relativos a su adaptación y comportamiento a los clientes.

-Sanidad Vegetal. Tan importante como la Autenticidad y Adaptabilidad Varietal, es la Sanidad Vegetal. Para su control y garantía,  Viveros Hernandorena cuenta con un departamento técnico que además de la producción de la planta y trabajos de I+D, implementan las labores de control de la sanidad vegetal.

Unas labores que se centran en estos momentos en el control integrado de plagas y que camina hacia el control biológico. “Estamos en un momento de transición, pues el control biológico es complicado dentro del vivero, por su microclima y por la rotación tan elevada de plantas que hay. Exige además una alta formación”, describe Rosa Hernandorena.

Junto a este control integrado de plaga,  Viveros Hernandorena garantiza la sanidad vegetal a través del etiquetado de la planta, una etiqueta unitaria donde no solo se asegura la trazabilidad, y la autenticidad varietal, sino que también engloba el pasaporte fitosanitario, la máxima certificación para la exportación de planta, avalada y otorgada por las administraciones competentes. “Hemos sido pioneros en el etiquetado de la planta frutal para agricultura”, Rosa Hernandorena, directora comercial de Viveros Hernandorena.

En Emiratos Árabes Unidos se cultivan higos con arena «transpirable”

Posted on

El consumo de agua se ha reducido en un 80%

En una granja de Ras Al Khaimah, una tecnología revolucionaria aprovecha un material omnipresente: la arena. Ha ayudado a transformar los terrenos desérticos en 4.800 pies cuadrados de tierra cultivable para plantar verduras y frutas.

Unas 800 higueras que se plantaron en un invernadero en diciembre ya están dando frutos. Antes había que regar los árboles todos los días durante cinco minutos.

Sin embargo, con la tecnología de «arena respirable» o Rechsand, los árboles sólo necesitan ser regados una vez cada dos días durante dos o tres minutos.

«El consumo de agua de la granja se ha reducido en un 80%», afirma Chandra Dake, fundador del Grupo Dake en Sudáfrica.

En una zona cercana de 100 metros cuadrados, unas 900 plantas producen tomates con la misma técnica.

Además de la retención de agua, Rechsand tiene otra característica especial, permite el paso del aire.

Rechsand mejora la circulación del aire alrededor de las raíces, a la vez que retiene el agua. El producto fue patentado por primera vez en 2010 por el Rechsand Technology Group de China. El Sr. Dake, que se trasladó de Sudáfrica a los EAU en 2018, trajo la tecnología a los Emiratos tras una colaboración con la empresa china. El objetivo era ayudar a convertir el desierto en una exuberante cubierta verde.

«Cada planta requiere una pequeña cantidad de Rechsand», dijo el empresario indio. «Sólo hay que esparcir un centímetro de arena en el fondo de la planta. Luego se cubre con arena normal del desierto, compost y nutrientes. Por una tonelada, se puede convertir todo un acre de tierra y plantar de 300 a 400 árboles.

«Es una aplicación única para toda la vida de la explotación».

Para cualquier tipo de planta, basta con un centímetro de Rechsand. Sin embargo, el diámetro de la extensión depende del tamaño de la planta. Rechsand para una planta pequeña, como una planta de flor, cuesta entre 10 y 12 dirhams.

Mientras que para un árbol grande, puede costar entre 250 y 300 dirhams. El producto se fabrica actualmente en una planta de Pekín, donde la arena se obtiene primero de un desierto de Mongolia y luego se trata para darle una permeabilidad selectiva.

La empresa tiene previsto iniciar la producción de Rechsand en los EAU en 2023.

«La fabricación en sí es un proceso complejo porque estamos cambiando la forma en que las moléculas de arena interactúan entre sí y con los medios externos. Cada máquina está hecha a medida», dijo el Sr. Dake.

«Se trata de añadir algunos minerales e incorporar calor. Alteramos las propiedades naturales de la sílice para que sea capaz de manejar el agua y el aire de forma diferente».

En los últimos dos años, Dake Rechsand ha demostrado el potencial de la tecnología en granjas y jardines de los EAU.

Las granjas de Al Ajban, en Abu Dhabi, cultivan abundantemente legumbres, judías, tomates, chiles, mangos y limones.

La arena se ha utilizado en muchas escuelas, mientras que el Ayuntamiento de Ras Al Khaimah ha acordado plantar 1.000 árboles con esta tecnología. Los higos se cosecharán dentro de tres o cuatro meses.

Se destinan al consumo local. Sin embargo, se está preparando un terreno adicional de 100.000 metros cuadrados en Ras Al Khaimah para producir higos el año que viene, que podrían destinarse a la exportación.

Texto: Nilanjana Gupta
Foto: Antonie Robertson / The National
Fuente: The National

En mayo se publica el libro «Advances in Fig Research and Sustainable Production», un trabajo exhaustivo sobre las prácticas actuales y futuras de la producción y el consumo del higo

Posted on

La publicación del libro «Advances in Fig Research and Sustainable Production», de 536 páginas y en el que han intervenido diversos expertos internacionales, se publicará en  mayo de este año. Se trata de una mirada panorámica -y detallada- al mundo del higo, cuya edición ha estado a cargo de Moshe A Flaishman (The Volcani Center, Agriculture Research Organization, Israel) y Uygun Aksoy (Ege University, Turquía).

El libro, que consta de 29 capítulos escritos por expertos internacionales, incluye secciones sobre:

-Historia
-Biología y gestión del huerto
-Maduración de la fruta y gestión de la poscosecha
-Plagas y enfermedades
-Análisis ómico
-Cultivares y mejora genética
-Productos y comercio.

Este volumen sirve de referencia exhaustiva para las prácticas actuales y futuras de la producción, el consumo, la investigación y la innovación de los higos, y es esencial para los investigadores académicos y para quienes participan en la investigación y el desarrollo de la industria de los higos.

El higo, presente y futuro

El higo común (Ficus carica L.) es uno de los frutos más antiguos domesticados por el ser humano, y es originario del suroeste de Asia y del Mediterráneo. Los higos se han asociado a la salud y la prosperidad desde la antigüedad. Son ricos en fibra, potasio, calcio y hierro, además de ser una importante fuente de vitaminas, aminoácidos y antioxidantes.

En los últimos años, el aumento del consumo ha hecho que la producción de higos se traslade a nuevos países como México, Brasil, India y China. Sin embargo, el higo es un cultivo frutal difícil de cultivar. Es susceptible a las plagas de insectos y a las enfermedades, así como a los daños causados por el estrés abiótico durante el desarrollo y la maduración del fruto. Al ser una fruta delicada, también requiere complicados procedimientos de poscosecha, y el cambio climático presenta retos adicionales.

Índice de contenidos

Parte I: La historia del higo

1: La higuera desde la historia y la tradición hasta la investigación científica
2: Los restos de la higuera común (Ficus carica L.) en el registro arqueológico y los procesos de domesticación
3: La higuera en la historia y el arte

Parte II: Biología de la higuera y gestión de los huertos

4: Morfología y desarrollo del higo
5: Mutualismo Ficus-Avispa con especial énfasis en Ficus carica
6: Propagación de la higuera
7: Establecimiento de huertos de higos
8: Manejo del suelo, fertilización y riego
9: Prácticas hortícolas en diversas condiciones climáticas
10: Sistemas agrícolas sostenibles y producción ecológica de higos
11: Robótica y teledetección en los huertos

Parte III: Maduración del fruto de la higuera y gestión de la poscosecha

12: Maduración del fruto de la higuera
13: Fisiología y tecnología de cosecha y poscosecha de la fruta fresca de higo
14: Manipulación postcosecha de los frutos de higuera secos

Parte IV: Plagas y Enfermedades de la Higuera

15: Plagas de las higueras
16: Patógenos de la higuera: Virus, Viroides y Fitoplasmas
17: Enfermedades de la higuera
18: Enfermedades y plagas de la higuera después de la cosecha
19: Micotoxinas en el higo

Parte V: Análisis ómico del higo

20: Genética, genómica y transcriptómica del higo
21: Sabor del higo
22: Nutrición humana de Ficus carica

Parte VI: Cultivares de higos y cría

23: Variedades de higos
24: Mejora convencional y molecular en el higo

Parte VII: Productos de higo y comercio

25: Productos de higo de la tradición al futuro
26: Uso etno-medicinal tradicional de Ficus carica
27: Producción y comercio mundial de higos
28: Estrategias de comercialización del higo
29: Conclusiones e investigación futura

Los autores

Moshe Flaishman obtuvo su maestría en la Hebrew University de Israel y su doctorado en la Universidad de Tel Aviv. Además de su puesto permanente en el Volcani Institute de Israel, da clases en la Hebrew University. En los últimos 20 años ha investigado en profundidad la capacidad de influir en el desarrollo de los frutales de hoja caduca que crecen en el clima cálido de Israel, integrando enfoques fisiológicos, bioquímicos, moleculares y genéticos. Ha desarrollado programas de investigación en manzana, pera, melocotón e higos. Su investigación se centra en las aplicaciones hortícolas y la mejora genética para la producción sostenible de árboles. Preside el grupo de trabajo sobre higos de la ISHS.

Uygun Aksoy obtuvo su maestría y su doctorado en la Ege University de Turquía. Al estar situada en el centro de la principal región productora de higos del mundo, el Egeo, comenzó a trabajar en los higos con su tesis doctoral. Además de su puesto permanente en la Ege University, dio clases en el curso de maestría sobre agricultura ecológica mediterránea en el Mediterranean Agronomic Institute of Bari (Italia) entre 2000 y 2015.

Es miembro honorario de la Society for Horticultural Science (ISHS) e inició el Grupo de Trabajo sobre Higos en 1998. Es miembro de los comités relacionados con la ciencia de la Foundation of the International Nut and Dried Fruit Council  y ha trabajado estrechamente con las partes interesadas relacionadas con el Codex Alimentarius y las normas de la CEPE. En la actualidad, dirige proyectos de seguimiento y formación sobre las micotoxinas en los higos y trabaja para el desarrollo de la agricultura ecológica y los sistemas agrícolas sostenibles.

Advances in Fig Research and Sustainable Production
Edited by: Moshe A Flaishman, The Volcani Center, Agriculture Research Organization, Israel, Uygun Aksoy, formerly Ege University, Turkey

El Proyecto PRIMA FIGGEN analiza las variedades de higuera más resistentes a la sequía

Posted on

Texto:
Margarita López Corrales
Doctor Ingeniero Agrónomo del Centro de Investigación Finca la orden- Valdesequera/ Cicytex

El proyecto PRIMA FIGGEN incluye la realización de un ensayo de estrés por sequía en variedades de higuera de Turquía, Túnez y España cuya información será contrastada con  estudios genómicos realizados por la Universidad de Pisa (Italia) para la identificación de los genes implicados. En España, para este estudio se seleccionaron 52 variedades del Banco de Germoplasma de higuera del CICYTEX, 30 forman parte de la colección nuclear y el resto se seleccionaron por su importancia económica (aptitud consumo en fresco y secado), antigüedad, rusticidad, etc.

Se han utilizado 8 plantas en macetas por variedad de unos 18 meses, 4 plantas control y  4 para el ensayo. Semanalmente fue calculado el consumo medio de agua, aplicándose a las plantas ensayo una reducción del 70% de dicho consumo durante las primeras 5 semanas y de un 50% hasta los 50 días de duración del ensayo.

Se han estudiado diferentes parámetros fisiológicos en hoja como el Contenido Relativo de Agua (RWC), la temperatura y el SPAD (medidor contenido en clorofila) al inicio (día 0), medio (día 15) y final (día 30). También, se realizaron medidas de crecimiento de plantas como longitud, calibre y número de hojas totalmente desarrolladas al inicio (día 0) y al final del ensayo (día 50).  

Al inicio del ensayo, los valores de RWC han oscilando entre un 39.9% en ‘Napolitana Negra’ y  un 79%  en ‘De Rey’. En las mediciones intermedias (día15), se ha observado un descenso generalizado con valores entre un 37% en ‘Conadria y ‘Parisienne’ y 63.7% en ‘Blanca R’. Los mayores descensos se han producidos en ‘De Rey’, ‘Santa Isabel’ y ‘Parisienne’ que han disminuido en más de un 20%. Al final (día30) ha oscilado entre un 42,4% en ‘Mal Nombre’ y 86.7% en ‘Zuguele’ si bien algunas variedades han mostrado valores superiores con respecto al tramo intermedio. Los genotipos que han mostrado menores diferencias entre el inicio y final han sido ‘Brown Turkey’, ‘Conadria’, Lampaga’, ‘Calabacita’ y ‘Bonjesusa’.   

La Temperatura de la hoja al inicio del ensayo ha oscilado entre 18.6 ºC en ‘Cordobis’ y 22.3ºC en ‘Sl-81’. A mitad del ensayo, se ha observado un aumento de la temperatura con valores entre 19.7ºC en ‘Zuguele’ y 21.1ºC en ‘De Son Quartera’. Los mayores ascensos de temperatura se han producido en ‘Cordobis’. Al final del ensayo, los genotipos que han los menores diferencias entre el inicio y final han sido ‘San José’ y ‘Botanda’.

En cuanto al valor de SPAD medido en hoja, al inicio del ensayo ha oscilado entre 16.8 en ‘Albacor’ y 50.3 en ‘Calabacita’. A mitad del ensayo se ha observado un descenso generalizado con valores entre 11.3 en ‘Blanca R’ y 46.5 en ‘Calabacita’. Los mayores descensos se han observado en ‘Blanca R’ que ha disminuido 20 unidades SPAD. Al final del ensayo, los valores han oscilado entre 13.7 en ‘San Antonio’ y 48.4 en ‘Calabacita’. Los genotipos que han mostrado menores diferencias entre el inicio y el final han sido ‘Blanca Canaria’ y ‘Picholetera’.

En relación a los parámetros de crecimiento analizados, al inicio del ensayo la longitud media de las variedades osciló entre 30,6 cm en ‘Napolitana negra’ y  127,2 cm de ‘Etiopia’. Al final del ensayo, la longitud media ha oscilado entre 39.7 cm en ‘Napolitana Negra’ y 138.2 cm en ‘Etiopia’. Los genotipos que más han aumentado de longitud media durante el ensayo han sido ‘Granito’ con 12.3 cm seguida de ‘Smyrna’ y ‘Santa Isabel’  con 11,8 cm.

Las variedades que podrían considerarse más resistentes a sequía serán aquellas que presenten durante el ensayo una menor variación de RWC, temperatura y SPAD y, al mismo tiempo, mayores crecimientos vegetativos.

Acciones de vigilancia y muestreo contra la mosca del higo negro en el estado mexicano de Sonora

Posted on

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria y productores de Sonora acordaron un programa de vigilancia contra la mosca del higo negro

El estado de Sonora ocupa el sexto lugar, con una expectativa de producción de 670 toneladas de higo, de un total de nueve mil 521 toneladas que se producen a nivel nacional

Con el objetivo de descartar la presencia de la mosca del higo negro (Silba adipata) en Sonora, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural acordó con productores de esta fruta en la entidad establecer de manera coordinada un procedimiento de vigilancia y muestreo de cosecha, durante varias temporadas.

Lo anterior, para que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) cuente con los elementos normativos para declarar a la región como zona libre de esta plaga y, con ello, facilitar la exportación de frutos frescos a Estados Unidos, sin necesidad de tratamientos de irradiación, como ocurre actualmente.

La mosca del higo negro
La mosca del higo negro (Silba adipata), es nativa de la Cuenca del Mediterráneo y el Medio Oriente, y en los últimos años se ha diseminado en varios países del norte de África, y el sureste de Europa.

La plaga es de importancia económica, debido a que las larvas se alimentan de los tejidos internos del higo, lo cual provoca daños visibles en los frutos y produce su caída prematura sin alcanzar la maduración, por lo cual los productores pueden confundir la con problemas fisiológicos de los árboles.

En México, la mosca del higo negro representa una amenaza para la producción y exportación de fruto, es por eso que el Senasica trabaja con los productores para implementar acciones fitosanitarias para su control, en las regiones higueras del país, como Sonora, Michoacán, Baja California Sur, Morelos, Sinaloa, Jalisco, Coahuila, Guanajuato y Aguascalientes.

Protocolos y certificaciones
El director en jefe del organismo de Agricultura, Francisco Javier Trujillo Arriaga, señaló a los productores que para erradicar la mosca del higo negro, deben seguir un protocolo similar al que han implementado de manera exitosa desde hace más de 30 años para ser libres de la mosca de la fruta del género Anastrepha.

Agregó que, con el fin de garantizar la siembra de árboles sanos y seguros de higo, el Senasica certificará viveros, a petición de parte, lo que permitirá facilitar la entrada de variedades mejoradas y generadas por expertos del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y del Colegio de Postgraduados (Colpos).

El funcionario indicó que la entidad es líder en producción y exportación de diversos productos hortofrutícolas, como uva de mesa y espárrago, gracias al excelente manejo fitosanitario de sus cultivos, lo que les ha abierto las puertas a los mercados más competitivos del mundo.

En este 2022, están registrados ante el Senasica productores de higo de 10 estados del país para exportar el fruto con tratamiento de irradiación. Sonora ocupa el sexto lugar, con una expectativa de 670 toneladas de un total de nueve mil 521 toneladas que se producen a nivel nacional.

Fuente: Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Gobierno de México