cultivo y técnicas

Una nueva técnica permite aumentar la vida útil del higo hasta 21 días

Posted on

El Instituto Tecnológico Agroalimentario extremeño (INTAEX-CICYTEX), en colaboración con la Universidad de Extremadura (UEx), investiga las tecnologías postcosecha que permitan extender el tiempo de almacenamiento de la fruta

Higos-Universidad-Extremadura

El empleo de la molécula 1-Metilciclopropeno (1-MCP), conocido comercialmente como Smartfresh, en la postcosecha de higo, permite una mejor conservación de la fruta sin alterar su apariencia, ni sabor, permitiendo así mejorar su comercialización e internacionalización

El higo se caracteriza por ser una fruta muy nutritiva, su consumo proporciona al cuerpo humano una gran cantidad de fibra, abundantes minerales como el potasio, el calcio, o el hierro y numerosas vitaminas como la vitamina K y, en los higos frescos, la vitamina B1, B5 y B6. Además, gracias a su piel suave, su pulpa melosa y su sabor dulce los higos son suculentos y  fácilmente consumibles. Por todo ello, actualmente existe una alta demanda en cuanto al consumo de higo fresco

En este sentido, la comunidad autónoma de Extremadura es la mayor productora del higo del país, con un total de 8.272 toneladas anuales, lo que supone casi el 29% del total español y 5.220 hectáreas de higueras.  La extensión y la producción de higos está muy repartida entre la provincia de Badajoz y de Cáceres.

Sin embargo, la vida útil de esta fruta una vez cosechada es extremadamente corta, debido a alteraciones fisiológicos como el ablandamiento o alteraciones microbiológicas como la endosepsis o expulsión del líquido almibarado a través del ostiolo, lo que influye negativamente en la comercialización de la misma.

Investigación
El Instituto Tecnológico Agroalimentario de Extremadura (INTAEX-CICYTEX), en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación en Recursos Agrarios (INURA) de la Universidad de Extremadura, trabaja desde hace años aunando esfuerzos para encontrar tecnologías postcosecha que permitan extender el tiempo de almacenamiento de la fruta, lo que beneficiará directamente a la industria y al consumidor.

Manuel Serradilla, uno de los investigadores y partícipes de este proyecto ha desarrollado un sistema de vida útil de higo fresco, concretamente en la variedad “Albacor”, extrapolable a cualquier variedad. Tal y como explica el autor del estudio, “el higo al ser una fruta climatérica, esto quiere decir que tiene capacidad de madurar fuera del árbol, es necesario buscar alternativas que permitan retrasar esa maduración y por tanto dure más “. Esta rapidez en la maduración se produce debido al etileno, compuesto químico que actúa como hormona vegetal regulando los procesos de maduración en frutas climatéricas mediante su unión a unos receptores para desencadenar gran parte de los procesos ligados a la maduración.

En este sentido, explica Serradilla, “una de las tecnologías que hemos utilizado ha sido una molécula análoga al etileno, el 1-MCP, que lo que hace es bloquear los receptores del etileno de tal forma que pare la maduración”. Para ello, añade el investigador, “hemos recolectado la fruta y directamente la hemos tratado en cámaras mediante aplicación volátil de esta molécula, consiguiendo así cortar la maduración y que la fruta se quede tal y como ha sido recolectada”.

Hasta 21 días
Gracias a esta técnica, los investigadores María del Carmen Villalobos, Manuel Serradilla y María de Guía Córdoba han conseguido que los higos llegasen a durar hasta 21 días, sin que se altere el sabor, ni la apariencia de la fruta, pues la unión de esta molécula, el 1-MCP con los receptores de etileno es irreversible, de tal forma que una vez que tratas el fruto así se queda. Serradilla subraya que “si un higo al recogerlo tiene un dulzor de 18 grados Brix al aplicarle esta técnica el dulzor va a ser el mismo”. Además, esta técnica se aplica de forma comercial en otros tipos de fruta climatérica como por ejemplo la ciruela y, por tanto, es totalmente viable para la industria del higo.

Fuente: Universidad de Extremadura (UEx)

Anuncios

La recolección y secado del higo seco resultan claves para mejorar su calidad

Posted on

 

higos-secos.jpg

La recolección y el secado del higo seco se han convertido en elementos claves para mejorar la trazabilidad y seguridad alimentarias del sector del higo. El Grupo Operativo del Higo Seco, que coordina Adismonta y que cuenta con la presencia de destacadas cooperativas, empresas  instituciones investigadoras como Cicytex y UEX, es consciente de ello.

“En las últimas décadas, el aumento de la demanda de higo seco ha supuesto un mayor interés del sector productivo y de la industria transformadora por este producto de elevada calidad nutricional. Un punto clave en este cultivo es la recolección y el secado de los higos. En las plantaciones tradicionales de secano con amplios marcos de plantación, la recolección se realiza en el suelo, los higos caen a medida que avanza su maduración y continúan secándose de forma natural al sol. Este proceso, que se realiza 2 ó 3 veces desde mediados de agosto hasta finales de septiembre, tiene como ventaja los bajos costos de capital y operación. Sin embargo, propician el contacto de los higos con diferentes insectos parásitos que no solo limitan de manera significativa la producción de higos, sino, lo más peligroso, la relación insectos-hongos-micotoxinas compromete seriamente la viabilidad de este cultivo por su peligrosidad”, aseguran los responsables del Grupo Operativo en su proyecto.

Otro punto crítico en el cultivo del higo seco tiene que ver con el momento en que el producto llega a la cooperativa o la empresa transformadora desde el campo. “Técnicas utilizadas en la industria como el escaldado y posterior secado, unido a largos periodos de almacenamiento en cámaras con temperaturas no adecuadas, favorecen nuevamente la proliferación y el desarrollo de insectos y mohos en los higos a lo largo de su almacenamiento y comercialización. Todos estos problemas aumentarán gravemente ya que el producto utilizado actualmente por los agricultores para la desinsectación de higos tiene limitada su autorización oficial (MAPAMA), según el Grupo Operativo.

Los higos secos son almacenados a temperaturas entre 6ºC a 30ºC hasta su comercialización (entre 3 a 12 meses), siendo una etapa crítica para el desarrollo fúngico y la producción de micotoxinas. Antes de salir al mercado los higos son escaldados a temperaturas entre 60ºC y 100ºC durante 2-3 minutos y posteriormente secados, generado condiciones de temperatura y humedad que favorecen de nuevo la proliferación de hongos toxigénicos.

Para el control de micotoxinas, la industria utiliza lámparas ultravioleta que permiten visualizar la presencia o no de fluorescencia que indican la existencia de contaminación. Este control depende de la cualificación del personal, así como de la concentración y tipo de micotoxina producida. El sistema no garantiza la inocuidad del producto. Entre las tecnologías alternativas propuestas en diferentes países destacan la utilización de estufas o secadores artificiales de aire caliente, tratamientos químico como bisulfato de

sodio, dióxido de sulfuro solo o en combinación con peróxido de hidrógeno, emulsiones de ésteres de metilo y etilo o tratamiento alcalino usando soluciones acuosas, tratamientos con ozono, aplicación de sustancias antimicrobianas de origen vegetal o de microorganismos antagonistas como control biológico.

La total trazabilidad que exigen las cadenas de distribución modernas, tanto para el mercado nacional como para el internacional, obligan a buscar soluciones a estos desafíos para el sector. Siempre con la finalidad de que el higo seco llegue envasado al cliente final en las mejores condiciones higiénico-sanitarias, pero también de sabor y gusto. “La evolución actual de las tendencias del consumo hacia productos naturales con garantía total de seguridad es imparable, de ahí que el desarrollo del proyecto y el alumbrar soluciones a la problemática planteada, sea de una necesidad imperiosa desde el punto de vista de los consumidores”, asegura el Programa Operativo.

Un análisis del Cicytex evidencia la importancia del parasitismo y las aves en la productividad de la higuera y calidad del higo

Posted on

Logo FEADER-MAPA-PNDR - copia

Trampa feromonas
Trampa con feronomas

Texto: A. Mejías, J. Pérez Ross, M. Senero, J. Del Moral  (CICYTEX)

Conseguir el mayor número de higos secos en campo y en industria es una de los grandes objetivos del Grupo Operativo del Higo Seco que ha sido concedido por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, dentro del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020 y que está siendo coordinado desde Adismonta. Los trabajos del CICYTEX -que es colaborador del Programa Operativo- en este campo son claves para conseguirlo. En este artículo coordinado por José del Moral, se repasa la actualidad situación en esta área.

 “Los fitoparásitos que han sido identificados en Extremadura formando plagas en higueras, o que las han constituido en plantaciones de otras regiones, han sido: Lepidópteros (Apomyelois ceratoniae); Dípteros (Ceratitis capitata, Drosophila melanogaster, Drosophila suzukii y Silba virescens); Coleópteros (Carpophilus hemipterus y Gonocephalum pusillum); Hemipteros (Ceroplastes rusci y Lepidosaphes spp.). Esta es la razón de que los estudios de sanidad vegetal de la higuera en Extremadura estén referidos, prioritariamente, a estas especies.

Durante la campaña 2016-2017 se han colocado trampas y se han realizado observaciones directas en plantaciones de higuera respecto a las especies citadas anteriormente.

La única especie que por el volumen de sus capturas ha mostrado peligrosidad ha sido Ceratitis capitata. Los adultos fueron observados desde la segunda semana de agosto hasta la primera de octubre, alcanzándose un máximo (2.075 adultos/4 trampas con feromona específica) el 15 de septiembre.

Entre la última semana de abril y la primera de mayo fueron capturados algunos ejemplares de Silva virescens; en la última quincena de septiembre se observaron en trampas alimenticias, sin relevancia numérica, ejemplares de Apomyelois ceratoniae y Drosophila melanogaster.

En 20 árboles elegidos al azar se han recolectado y valorado semanalmente, desde la primera semana de agosto hasta la última de septiembre, el estado sanitario de todos los higos maduros de los árboles señalados.

De los 6.520 higos recolectados, solo el 38% (2.474) estaban sanos, mientras que el 62% restante presentaban síntomas de estar afectados por algún parásito o fisiopatía, la mayor parte de ellos, el 38% correspondían a la acción de las aves, el 18% a los dípteros, el 3% a fallos en la fecundación, el 0,6% a Silba virescens, el 0,4% a Carpophillus hemipterus y similar porcentaje a causas indeterminadas.

En la vegetación de los árboles muestreados no se ha observado presencia de coccidos (Ceroplastes rusci y Lepidosaphes spp.) suficientes para calificarlas de plaga, ni tampoco del coleóptero Gonocephalum pusillum.

Trampas biológicas
Para la captura de nematodos entomopatógenos se han realizado transectos en siete comarcas de Extremadura, en las cuales se han tomado muestras de rizosfera de higueras en 95 puntos. Para determinar los entomopatógenos existentes en las muestras de suelo, estas han sido analizadas mediante la utilización de trampas biológicas, eligiendo como cebo larvas de Galleria mellonela. En tres de las muestras analizadas, Alcuéscar (N: 39,18573 y W: -6,21923), Alcuéscar (N: 39,18715 y W: -6,21909) y Montánchez (N: 39,23213 y W: -6,17857) se ha podido constatarla existencia de poblaciones de Steinernema feltiae,  cuya virulencia ha quedado de manifiesto de manera significativa.

Raíces de árboles con ligeros síntomas de decrepitud han sido examinadas, observándose en ellas la existencia de agallas conferibles a Meloidogyne spp.  El análisis de su rizosfera mediante centrifugado y lavado selectivo mediante baterías de cedazos ha permitido confirmar la existencia de formas móviles en diversos estados de desarrollo de Meloidogyne spp.

De los resultados obtenidos se evidencia la extraordinaria importancia que el parasitismo tiene en la productividad de la higuera, ya que solo un 38% de los frutos producidos están sanos y en condiciones de ser comercializados, siendo las aves las causantes de más de la mitad de los higos lesionados.

Insectos frecuentes
De los insectos frecuentes en el cultivo de la higuera, solo Ceratitis capitata parece tener importancia en la actualidad, mientras que carece de valor la acción parasitaria debida al lepidóptero Apomyelois ceratoniae, a los dípteros Drosophila melanogaster, Drosophila suzukii y Silba virescens, a los coleópteros Carpophilus hemipterus y Gonocephalum pusillum y a los hemipteros Ceroplastes rusci y Lepidosaphes spp.

La aparición de Meloidogyne spp. en la rizosfera de higueras cultivadas mediante sistemas de riego hace sospechar que este sistema de cultivo propiciará la aparición de enfermedades de origen telúrico inducidas por micromicetos, cromistas y nematodos”.

Valoración laboratorio
Valoración de higos recolectados en laboratorio

CICYTEX destaca el alto potencial productivo de la higuera en cultivo superintensivo

Posted on

Logo FEADER-MAPA-PNDR - copia

CALABACITA SECO (5)
Ensayos de recolección con malla en la variedad Calabacita en la Finca La Orden

Texto:
Pérez- Gragera, F.; Domínguez- Yagüe, G; Serradilla, M.J.; Galván, A.I.; López- Corrales, M.  (CICYTEX)

La fruticultura de regadío en Extremadura está centrada en las Vegas del Guadiana, principalmente en los cultivos del melocotón, la nectarina y la ciruela con producciones tempranas y de media estación y con precios muy variables de unos años a otros. Esta situación de ‘crisis de precios’ unida al exceso de producciones en otros países, junto con una ‘crisis de consumo’ por la elevada oferta de otros productos, plantea la necesidad de diversificar las producciones, con diferentes especies y/o variedades que vegeten bien en nuestras condiciones edafoclimáticas y que produzcan frutos de calidad nutricional y sanitaria, así como con buenas perspectivas de consumo y precios en los mercados nacionales e internacionales.

En este contexto se planteó el proyecto sectorial titulado ‘Especies frutales con potencial productivo y económico en Extremadura’, liderado por CICYTEX  y financiado con fondos FEDER y de la Junta de Extremadura. El planteamiento de la higuera en superintensivo para la producción de higos con destino al consumo en seco debe ser con marcos de plantación reducidos y mediante la aplicación de técnicas de cultivo como la poda o el riego localizado acordes a la fruticultura moderna y experiencias previas con esta especie en otros países como EE.UU. o Israel.

Riego por goteo
Con este ensayo CICYTEX aborda el estudio de dos aspectos muy importantes: por un lado, la obtención de producciones más elevadas de higos secos y con calidad. Por otro lado, diseñar y estudiar la viabilidad económica de un sistema de recolección mediante la utilización de redes o mallas para evitar el contacto del higo seco con el suelo, que facilitaría la recolección tradicional realizada desde el suelo, con mejoras de la calidad sanitaria de los higos susceptibles de ser contaminado por hongos productores de micotoxinas.

En consecuencia, en el año 2010 se estableció en el CICYTEX– La Orden, un ensayo con las tres variedades más cultivadas para secado en Extremadura (Calabacita, Cuello Dama Blanco y Picholetera). El marco de plantación es de 5 x 2 metros, con una densidad de 1000 plantas/ha. El sistema de riego es por goteo e inicialmente se colocaron un solo gotero/planta, duplicándose su número a partir del cuarto año de plantación. El volumen anual de agua aplicada durante la campaña de riego se estima unos 3000-3500 m3 dependiendo de la climatología de cada primavera y verano.

En los tres primeros años se realizaron las podas de formación en vaso alto y a partir del 2014 iniciaron la toma de datos de las producciones y el análisis de la calidad de los higos. En cuanto al sistema de recolección, anualmente en el mes de julio se colocan unas estructuras de hierro a lo largo de las filas con una luz de 2 metros y a unos 50 cm del suelo, sobre las cuales se han ensayado tres tipos de mallas de distinta composición y apertura.

A medida que maduran los higos y caen a las mallas, son recolectados una vez a la semana, cuyos contenidos de Humedad oscilan entre el 25 y el 35% en función de la variedad y de la época de recolección. Posteriormente, una vez realizada la selección de los higos sanos y enteros, el secado continúa en mesas en el interior de unos invernaderos durante 3-4 días hasta alcanzar humedades inferiores a 23% para su almacenamiento según la norma de calidad de higos secos.

CALABACITA SECO (18)
Ensayos de recolección con malla en la variedad Calabacita en la Finca La Orden

Producciones potenciales
En relación a los datos preliminares obtenidos de las campañas 2015-2017, ‘Calabacita’ es la variedad más temprana, iniciándose las primeras recolecciones en la primera decena de agosto’, seguidas de ‘Cuello Dama Blanco’ y ‘Picholetera’ a partir de la tercera semana de agosto. Durante este periodo de estudio, las producciones acumuladas de higos secos (Hª<23%), sanos y enteros superaron los 9.2 kg/árbol en ‘Calabacita’, 10.9 kg/árbol en ‘Cuello Dama Blanco’ y 11.8 kg/árbol en ‘Picholetera.

Sin embargo, las producciones potenciales obtenidas han sido muy superiores para cada una de las variedades estudiadas a causa de las pérdidas obtenidas con porcentajes cercanas al 30%. Ello fue debido principalmente a daños por picaduras de pájaros y frutos aguados por un exceso de humedad, bien por excesivo riego o lluvias durante el mes de septiembre. En cuanto a los pesos medios de los frutos, se han obtenidos pesos medios durante las 3 campañas analizadas de 9.3g en ‘Calabacita’, 9.8 g en ‘Cuello Dama Blanco’ y 8.7 en ‘Picholetera’.

Estos resultados preliminares indican el alto potencial productivo de la higuera en este sistema de producción superintensivo, interesante en zonas de regadío con las ventajas de facilidad de recolección y disminución del riesgo de contaminación de los higos secos por diferentes plagas y enfermedades, favoreciendo la obtención de higos de elevada calidad higiénico- sanitaria. En cuanto a los inconvenientes, el principal es el coste asociado principalmente al sistema de recolección (postes y mallas), cuya inversión debe realizarse con las primeras recolecciones.

Desde CICYTEX  se continúa evaluando este sistema de producción, optimizando el manejo del riego, así como el abaratamiento de las estructuras de recolección para poder determinar las posibilidades reales del cultivo de la higuera en superintensivo.

CICYTEX forma parte del Grupo Operativo del Higo Seco, que coordina Adismonta, que ha sido aprobado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, dentro del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020.

El Grupo Operativo del Higo Seco trabajará en un Manual de Buenas Prácticas del Cultivo pionero en Europa

Posted on

Logo FEADER-MAPA-PNDR - copia

higos
Visita del grupo operativo al campo experimental de higueras del Cicytex

El Grupo Operativo del Higo Seco ha realizado una nueva reunión de trabajo el día 7 de agosto en las instalaciones de Cicytex. A la reunión han asistido como socios representantes de Adismonta, como entidad coordinadora del Grupo; la Sociedad Cooperativa Regadhigos de Almoharín (Cáceres); la Sociedad Cooperativa San Sebastián de Arroyomolinos (Cáceres); la Cooperativa Nuestra Señora de la Consolación del Castillo de Montánchez (Cáceres) y la Universidad de Extremadura a través del Grupo de Investigación de Calidad y Microbología de los Alimentos (Camiali) del Instituto Universitario de Investigación de Recursos Agrarios. Así como también un responsable como entidad colaboradora de la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte de Valdastillas (Cáceres) y como subcontratados el CICYTEX (Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura) y la empresa Creaemprende S.L. También forman parte del Programa las empresas Exmesa y Alfonso Cruz y la cooperativa Gredosur.

La reunión comenzó con una visita a las plantaciones experimentales que Cicytex tiene de diferentes variedades de higueras en la Finca La Orden. Donde se han podido comprobar nuevas técnicas de recolección con mallas en fase de pruebas, así como nuevos marcos de plantación en espaldera y diferentes sistemas de riego. Desde Cicytex se lleva realizando un gran trabajo de investigación en diferentes campos de manejo en campo y sanidad vegetal centrado en el mundo de la higuera, convirtiéndose en uno de los centros de investigación agraria de referencia en este cultivo en España y Europa.

El agente emprendedor del programa Operativo del Higo Seco, Juan Carlos Casco, ha realizado una detallada exposición de los objetivos y potencialidades de mismo, haciendo hincapié en la necesidad de conocer las necesidades reales del sector productor, empresarial y cooperativo para lograr sus resultados. Tanto en campo como en transformación e industria como en producto acabado para el cliente final. Casco ha destacado la gran importancia del Programa para el Know How del sector del higo en el futuro, siempre con la finalidad de producir higos secos con la máxima calidad higiénico-sanitaria.

Uno de los grandes objetivos del proyecto será conseguir un Manuel de Buenas Prácticas en materia de higo seco que avale la calidad de todo el proceso de producción, elaboración y envasado del producto, y  que en el futuro pueda estar certificada por un sello de garantía como el de Go Higos que dé total confianza tanto a la distribución como al cliente final.

Para ello será clave trabajar dentro del Programa Operativo en temas de material vegetal con la intención de crear un banco de germoplasma de la variedad Calabacita mayoritaria en la comarca de Montánchez y Tamuja; sistemas de detección fiable de posible hongos y micotoxinas en el higo; mejoras y homogeneización en la limpieza y el secado del higo antes de los procesos industriales; nuevos formatos y presentaciones del producto; estudio del potencial del higo seco y sus productos derivados como bioalimentos.,etc.

El Programa Operativo del Higo Seco ha sido concedido por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, dentro del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020.

El riego con bombeo solar impulsa el liderazgo español de Extremadura en la producción de higos

Posted on

cicytex

Extremadura sigue aumentando su liderazgo en el sector del higo español y europeo. Según la nueva Encuesta de Superficies y Rendimientos Agrarios (ESYRCE) del Ministerio de Agricultura, la región concentra actualmente el 56% del total de la superficie de cultivo de la higuera de toda España. En total serían unas 12.132 hectáreas, de las que 10.760 serían de secano y 1.371 de regadío. Y el uso de las energías renovables en su desarrollado también está contribuyendo a las nuevas plantaciones con riego de apoyo con bombeo solar. Andalucía y Baleares son otras dos importantes zonas de cultivo. A nivel europeo, el sector está dominado por el higo turco, de mayor calibre.

En España el cultivo de la higuera supone 21.473 hectáreas. La siguiente comunidad en extensión del cultivo de la higuera en España es Baleares con 3.511 hectáreas, seguida de Andalucía con 2.151, Castilla-La Mancha con  1.605 y la Comunidad Valenciana con 636. Dentro de Extremadura, la zona de Almoharín, Arroyomolinos de Montánchez, Valdemorales, el Jerte y la Vera, junto a las de Barcarrota y Salvaleón, concentran la mayor parte de la producción. También ha crecido mucho en la zona de Guareña o de Villar de Rena en los últimos dos años.

Cada vez son más los pequeños productores tradicionales de las zonas más importantes, como Almoharín y Arroyomolinos de Montánchez, pero también en Barcarrota y Salvaleón, que están optando por invertir en instalaciones de bombeo solar para el riego de apoyo de sus nuevas plantaciones. Con inversiones que se acercan en muchos casos a los 6.000 euros de media. Con dos finalidades: conseguir cosechas más estables, al margen de las posibles sequías, y con mayor calibre de fruto para conseguir mejores precios.

El cultivo de la higuera se ha convertido en una de las grandes sorpresas de los últimos tres años, incluido el regadío regional. Sus buenos precios en origen en seco, con cotizaciones para la primera categoría por encima incluso de los dos euros el kilo, han disparado el interés de nuevos productores y de grandes centrales hortofrutícolas.  En el último año se han podido plantar más de 700 nuevas hectáreas de higueras en la región, manteniéndose un fuerte ritmo de plantaciones.

Foto: CICYTEX
Fuente: Energía de Extremadura

La corta y complicada vida de una avispa de higuera

Posted on

Blastophaga_psenes

Texto: Klaus Esterluss
Fuente: Deutsche Welle

Cuando la Madre Naturaleza concibió la higuera, parece haberse preguntado:”¿Por qué elegir la opción fácil?” La planta se basa en un proceso de polinización extremadamente complejo -y algo macabro- para dar sus frutos.

La vida de una avispa de higuera está fijada de antemano. Su destino final es el centro de una fruta. Empecemos en el momento exacto en que una avispa hembra de higuera se sube a un higo, ella no tiene que cavar; la naturaleza le ha dejado un pequeño agujero. Aun así las espinas cortas en su cabeza le facilitan el paso a través del fruto inmaduro. Pero, con todo, el espacio es escaso.

En el camino, el insecto, de sólo 2 a 3 milímetros de tamaño, perderá sus alas, y grandes segmentos de sus antenas y patas. De este modo, su destino está sellado: la avispa nunca volverá a aparecer. No necesita hacerlo. Lleva el polen del higo en el que nació para polinizar el higo en el que perecerá.

Para entender por qué la avispa tiene que subir al interior hay que saber que el higo no es como otros tipos de fruta. A diferencia de una manzana, por ejemplo, no se desarrolla a partir de una flor. Es más como una colección de flores pequeñas en forma de pera. En otras palabras, lo que comemos son las flores, que en el caso del higo no están fuera sino dentro del fruto.

A medida que el higo se desarrolla, los huevos maduran para convertirse en larvas que se convierten en avispas. El primer acto oficial para los especímenes machos es aparearse con una hembra. Después, los machos cavan un túnel fuera del higo. La madre naturaleza tiene poco más que esperar para ellos. Los machos en la mayoría de las especies nacen sin alas y no viven por mucho tiempo una vez que han escapado del fruto.

Las hembras siguen a sus compañeros masculinos fuera de los túneles, recolectando polen en el camino, antes de volar a otra higuera cercana. Allí la hembra encontrará un nuevo higo con un pequeño agujero. Se arrastrará dentro y perderá sus alas, antenas y piernas. El viaje comienza de nuevo.

¿Estamos comiendo una avispa cuando morderemos un higo?
Cualquiera que alguna vez haya comido un higo, sabrá el crujido que viene de morder la fruta. ¿Significa eso que estamos masticando avispas muertas? Afortunadamente no. Las partes crujientes que quedan atrapadas en nuestros dientes en realidad son sólo semillas. Una enzima llamada ficaína descompone completamente cualquier avispa ahí dentro.

Además, hemos cultivado higos desde hace miles de años. Durante ese tiempo, los humanos han desarrollado especies de higos que se polinizan a sí mismos, por lo que no se requieren avispas.