toledo

La localidad toledana de Cebolla pierde gran parte de la cosecha de higos por la pasada riada

Posted on Actualizado enn

cebolla

La cooperativa agrícola de Cebolla reconoce pérdidas, aún sin cuantificar, por el efecto de la riada en esta producción en la que están implicados la mayoría de los vecinos

El gerente de la cooperativa de Cebolla, Diego Fernández, desconfía de «las buenas intenciones» de solucionar el desaguisado de la riada y espera un arreglo definitivo para no tener que lamentar de nuevo una pérdida de parte de la cosecha de higos.

Porque Cebolla ha perdido mucho tras el desbordamiento del arroyo Sangüesa. Y dinero también, debido a que muchas familias dependen en mayor o menor medida de esta producción para mantener a salvo la economía. «Sólo se ha salvado el que esté en la higuera, pero no sabemos cómo van a evolucionar estos», afirma el responsable de una agrupación agrícola que factura anualmente unos dos millones de euros.
La cooperativa está a la espera de la comunicación de las pérdidas por parte de los vecinos, quienes han visto como se arruinaba parte de la campaña del higo seco, un recurso económico fundamental para un municipio azotado por la crisis de la construcción.

Las instalaciones de esta agrupación no sufrieron daños, pero sí se han echado a perder los ejemplares que los productores almacenaban en las casas afectadas por la riada y los que habían dejado en el campo recogidos en el suelo.

La cooperativa cuenta con unos 700 socios distribuidos entre Cebolla, Montearagón, Lucillos, Los Cerralbos o Mesegar de Tajo y pueden recoger al día hasta 25.000 kilos de higos y 500.000 kilos en total. A finales de agosto ha creado una marca de calidad, ‘La Mañosa’, para vender los higos, que se han convertido en el sustento principal de algunas familias y en un complemento económico para otras.

Fernández subrayó que los productores estaban en plena campaña de recogida y puesta a secar, debido a que este año había llegado el punto óptimo a mediados de agosto. La campaña se inició con un retraso de dos semanas con respecto a 2017 por las variaciones del tiempo durante el verano por las bajas temperaturas.

Texto: J. Moreno
Fuente: La Tribuna de Toledo

Anuncios

Crean una marca de calidad para comercializar los higos de Cebolla (Toledo)

Posted on

El objetivo de este sello diferenciador es servir de elemento distintivo de un producto que se comercializa después por toda España y que incluso se vende fuera de las fronteras nacionales

cebolla

La cooperativa de aceites y frutas de Cebolla, localidad próxima a Talavera de la Reina, ha creado una marca de calidad para comercializar los higos que se cosechan en el municipio y en otras poblaciones de su alrededor.

Según el gerente de la citada agrupación, Diego Fernández, el objetivo de este sello diferenciador es servir de elemento distintivo de un producto que se comercializa después por toda España y que incluso se vende fuera de las fronteras nacionales.

Fernández ha apuntado que la marca lleva por nombre «La Mañosa», en referencia a un pueblo ya desaparecido que se ubicaba cerca de Cebolla, y del que hoy solamente se conserva su ermita de San Blas.

El gerente ha señalado que ya han registrado este distintivo y que están iniciando los trámites pertinentes para oficializar su definitiva creación. Al respecto, ha comentado que se plantearon en un primer momento tratar de lograr una Denominación de Origen para los higos de la zona, «pero éste es un proceso mucho más complicado», ha subrayado.

Con esta marca de calidad, la cooperativa, que agrupa a unos 700 socios de Cebolla y de otras localidades como Montearagón, Lucillos, Los Cerralbos o Mesegar de Tajo, pretende dar un paso más hacia adelante en su apuesta por la producción y comercialización de higos.

Retraso en la campaña
Fernández ha dicho que la campaña de este año se ha iniciado con cierto retraso respecto a la de 2017 por las variaciones climatológicas del presente verano, debido a que las bajas temperaturas registradas en julio afectaron a los árboles cuando empezó a brotar el fruto.

Asimismo, ha señalado que el extremo calor de los primeros días de agosto tampoco ha terminado de ayudar a la maduración de los higos, aunque se ha mostrado esperanzado ante la posibilidad de que las cosas mejoren antes de la llegada de septiembre, que es cuando tienen previsto terminar la cosecha.

La mayor parte del producto que pasa por la cooperativa de Cebolla se envía a Madrid para elaborar mermeladas, confituras o congelados, así como a Extremadura, donde las conserveras aprovechan los higos secos que caen del árbol y se recogen ya en el suelo.

Fuente: ABC

La cosecha de higo se reduce a la mitad en Toledo por las altas temperaturas

Posted on

La cooperativa de aceites y frutas de Cebolla (Toledo), localidad próxima a Talavera de la Reina, se encuentra en estos momentos en plena campaña de recogida de higos y acumula por día algo más de 20 toneladas de fruto.

Según ha explicado el gerente de la citada agrupación, Diego Fernández, en algunas jornadas han llegado a los 25.000 kilos, aunque ha precisado que estas cifras son más bajas que las registradas en anteriores ejercicios por culpa de las altas temperaturas.

En este sentido, Fernández ha indicado que el higo es un fruto “peculiar” porque “no soporta bien las temperaturas altas”, debido a que, tal y como ha señalado, la subida de los termómetros corta la maduración.

Por este motivo, han tenido que comenzar la recogida mucho antes que en ejercicios pasadas, de tal manera que a principios de agosto ya se estaban recolectando las higueras, repartidas no sólo por Cebolla, sino también en los municipios cercanos de Lucillos, Montearagón o Los Cerralbos.

El gerente de la cooperativa ha avanzado que cuando concluya la campaña, a comienzos del próximo mes de septiembre, esperan contabilizar una cosecha de entre un cincuenta y un sesenta por ciento inferior a la de 2016.

No obstante, ha asegurado que el higo es un producto con mucha demanda, por lo que el procedente de la cooperativa cebollana volverá a tener un hueco importante en el mercado madrileño para la elaboración de mermeladas, confituras o congelados.

También ha apostillado que los higos secos, aquellos que ya se recolectan cuando el fruto está en el suelo, se comercializan en su gran mayoría entre empresas conserveras localizadas en la comarca cacereña de La Vera.

Respecto a los mercados internacionales -sobre todo países europeos como Francia, Suiza o Italia-, Diego Fernández ha declarado que este año la distribución será menor debido a la merma que experimentará la cosecha final.

La bajada de producción coincidirá con el mantenimiento de la demanda pero no con la subida del precio del higo porque, según ha resaltado, en los grandes mercados nacionales la fruta con hueso está más barata, al igual que ocurre con los melones y las sandías.

A pesar de todo, la campaña de este verano volverá a ser una fuente de ingresos extra para muchas familias con higueras en Cebolla, Lucillos, Montearagón o Los Cerralbos, especialmente para propietarios de explotaciones pequeñas.

En relación con este punto, Fernández ha dicho que la crisis de la construcción ha motivado que sean muchos los vecinos que vuelvan a mirar al campo para buscarse un sustento.

“No son muchos los que se dedican a ello plenamente, pero para la gran mayoría es una ayuda extra”, ha explicado el gerente de la agrupación agrícola, que cuenta con 700 socios y que también centra su actividad en la recogida de aceituna, almendras o ciruelas.

De hecho, la cooperativa lleva un tiempo inmersa en un proceso de mejoras y crecimiento, dado que en 2014 realizó una inversión de 600.000 euros para modernizar sus instalaciones y ahora prevé crear una marca de calidad para diferenciar los higos de la zona.

Fuente: Fresh Plaza