lleida

Cal Pinela, higos de Lleida con certificación ecológica y biodinámica

Posted on

Ecológicos y biodinámicos, estos higos Coll de Dama son exquisitos tanto a nivel organoléptico como nutricional. Se cultivan en la finca Cal Pinela, en Alguaire (Lleida), cuyo suelo bañado por el intenso sol del verano es perfecto para que sus higueras centenarias ofrezcan un manjar único. 

Cal Pinela es una finca ubicada en Alguaire, Lleida, dedicada al cultivo de higos ecológicos. Roc Feliu, el campesino al frente de Cal Pinela, nos explica que él apostó por la agricultura ecológica para «dar a conocer que existe otro tipo de mentalidad a la hora de cultivar fruta: sin pesticidas», y se enorgullece al afirmar que su fruta «no hace daño a nadie». Están especializados en el cultivo de brevas y un 95% de higos Cuello de Dama negros. Los higos destacan por su elevado contenido en fibra, además de una buena proporción de calcio y selenio. También se les atribuyen propiedades antioxidantes y desintoxicantes del organismo. Sin embargo, lo mejor de todo es su sabor delicioso.

Roc Feliu es el alma de Cal Pinela. Heredó de sus antepasados esta finca familiar y un amor profundo por la agricultura bien hecha. De hecho, el ilerdense fue pionero en apostar por el cultivo ecológico y el primero en cultivar de esta forma el higo Coll de Dama negra, una variedad de intenso color violeta con una pulpa carnosa que impregna el paladar de un dulzor suave y meloso.

En Cal Pinela, la recolección comienza en agosto y se extiende hasta finales de noviembre. Es la punta del iceberg de un proceso que se alarga todo el año y durante el que cumplen la normativa ecológica a rajatabla. «Además de estar certificados por el CCPAE, nos regimos por los principios de la biodinámica y tenemos la certificación Demeter, que es incluso más estricta que la ecológica», puntualiza Roc.

Nuestra filosofía es la de no utilizar ningún tratamiento que pueda afectar negativamente al medio ambiente, de origen natural y sin efectos contaminantes», explica Roc.

Otro de los muchos objetivos que comparten Cal Pinela y Veritas es procurar que la sociedad sea más justa y en ese marco se encuadra la colaboración con el proyecto agroalimentario ecológico Hortus de la Asociación APRODISCA, una entidad  especializada en la integración social y laboral de personas con discapacidad. «Ya estamos trabajando en una línea de mermeladas, que se elaborarán según unas recetas antiguas que hemos recuperado y adaptado, y tenemos en proyecto una confitura de higos absolutamente excepcional». 

Veritas, cadena líder nacional de supermercados ecológicos
Veritas es una cadena de supermercados de alimentación ecológica que fue fundada en 2002 por cuatro familias catalanas. Tal y como explican en su página web, su objetivo era “hacer accesible a todo el mundo la mejor alimentación posible, la comida de verdad, ofreciendo la mayor variedad de productos al mejor precio y siempre con la certificación ecológica para garantizar una alimentación saludable y sabrosa”. 

A día a de hoy, Veritas cuenta con 37 supermercados, además de una tienda online, y ofrece trabajo a 300 personas. Según cuentan, su objetivo este año es alcanzar los 50 establecimientos, aunque ya se trata de la mayor cadena de supermercados ecológicos de España, con una facturación que en los últimos cinco años se ha disparado un 90%.

Fuente: La Vanguardia

La cosecha de higos comenzó la semana pasada en Lleida

Posted on

figues

La cosecha de higo comenzó la semana pasada en Alguaire, en la provincia de Lleida, donde se cultiva alrededor del 65% de todo el higo en Cataluña.

“Acabamos de empezar nuestra campaña de higo, que viene con buenos calibres este año”, explica Genís Bordes, gerente de Fruïm, marca que representa a la joven empresa Eurofruit Alguaire, fundada hace solo 3 años y que se dedica a la producción y comercialización de higo y granada, dos cultivos poco establecidos en la zona de Lleida.

De acuerdo con el productor y exportador, esta campaña de higo estará condicionada por un aumento de costes de producción, debido en parte a la subida del salario mínimo, que harán que producir un kilo de higo cueste al menos 1,20 euros.

“El clima continental con influencia mediterránea del interior de Lleida permite cultivar higos y granadas con altos niveles brix”, comenta Genís.

La variedad de higo que producen es una variante de Cuello de Dama, que se ha desarrollado con los años en esta zona productora. De hecho, los productores de Alguaire están en la búsqueda de una IGP como elemento diferenciador, debido a las características organolépticas que el suelo y clima de esta zona le confiere a sus higos. Competimos con otros productores en España y con los higos Bursa de Turquía, que ofrecen precios mucho más competitivos y una fruta de más calibre, pero con menos sabor y coloración interna respecto a nuestro higo”, afirma Genís.

“Esta será nuestra segunda cosecha de higos y granadas. Nuestro objetivo es producir fruta con mucho sabor recolectándola en su punto óptimo de maduración. Perseguimos además producir una fruta sin el uso de fitosanitarios de síntesis química, algo que conseguimos gracias a las características de esta zona productora, que no cuenta con plagas en granada como sí suele ocurrir en zonas citrícolas donde también se producen granadas”, continúa Genís Bordes.

Este año la empresa ha adquirido una central nueva de 4200 metros cuadrados donde trabajarán tanto su propia producción como la de agricultores asociados. “Tenemos previsto vender alrededor de 150 toneladas de higos y unas 180 toneladas de granada, tanto de cultivo convencional como ecológico. El 50% de nuestra producción se destinará al mercado nacional y el resto a exportación”.

Tanto el higo como la granada son considerados productos exóticos en Europa. “El consumidor europeo todavía tiene que descubrir estos productos, que son demandados especialmente por inmigrantes residentes en Centroeuropa y que tradicionalmente conocen estos productos”, concluye Genís Bordes.

El uso abusivo del plástico de un solo uso es algo que preocupa cada vez más a los consumidores europeos, por esta razón, “a petición de nuestros clientes este año no envasaremos nuestra fruta con plástico. Procurar una comercialización sostenible es responsabilidad de todos, desde el productor hasta el distribuidor”.

Fuente: Fresh Plaza

Sigue creciendo a gran ritmo la producción de higo fresco en varias zonas de Lleida

Posted on

olimpfruit

La semana pasada arrancó la cosecha de higos cultivados en la confluencia entre los ríos Segre y Cinca, en Lleida, una zona con tradición de cultivo de cereza. “El año pasado cosechamos nuestra primera producción de higo con resultados muy satisfactorios. Nos ilusiona poder iniciar nuestra segunda campaña y seguir creciendo con este producto”, explica Francesc Pena, gerente de Olimpfruit.

La empresa catalana cultiva la variedad Cuello de Dama, que destina principalmente al mercado nacional y en menor medida, a Francia y Bélgica.

“Creo que es la mejor variedad en cuanto a sabor y aroma, tanto que los importadores franceses y belgas de origen marroquí están importando cada vez más este tipo de higo, similar al que se cultiva en Marruecos. En Alemania prefieren las variedades turcas como Bursa, ya que sus principales consumidores son inmigrantes de Turquía y allí es imposible competir con nuestro higo. Por otra parte, parece ser que el Reino Unido prefiere cada vez más el higo Cuello de Dama español frente a los higos turcos”, cuenta el productor. “Y es que, a diferencia de la variedad Bursa, la Cuello de Dama se puede cosechar más verde sin verse afectado su sabor y por tanto, tiene mayor vida útil, mientras que la Bursa se debe cosechar en su punto óptimo y su vida útil es más corta”, añade.

De acuerdo con Francesc Pena, si bien en un principio se tiende a pensar que el Baix Segre no es una zona con tradición de cultivo de higo, “en los años 60 hubo una fuerte industria dedicada al secado de higos cerca de aquí, en Fraga. En otras zonas de Lleida como Alguaire, la producción de higo fresco de la variedad Cuello de Dama ha cobrado mucha importancia en los últimos cuatro años”.

“Queremos que en un futuro sea un cultivo de referencia para nosotros, como lo es la cereza. Tenemos previsto alcanzar los 300.000 kilos por campaña en los tres primeros años de producción. A partir de entonces no creceremos más porque se necesita mucha mano de obra y nosotros apostamos por tener el mismo personal durante todo el año, y que este participe de nuestros proyectos a largo plazo”.

La empresa continuará vendiendo este higo hasta finales de octubre, ya que esta variedad autofértil continúa dando floraciones hasta entonces, mientras las temperaturas son cálidas.

Autor: Joel Pitarch Diago
Fuente: Fresh Plaza