túnez

El Higo de Djebba, delicia de Túnez

Posted on

El Higo de Djebba, también conocido como Figue Bouhouli es de un color púrpura verdoso. La variedad de higos Bouhouli, que crece únicamente en la localidad montañosa de Djebba, ubicada en la Gobernación de Béja -una de las veinticuatro gobernaturas de Túnez, situada en el norte del país-, está protegida por una «appellation d’origine contrôlée» (AOC) (denominación de origen controlada)(DOC).

Djebba se encuentra ubicada a los pies de Jebel Gorra y su particular microclima favorece el cultivo de higos de calidad.

La producción de higos es una de las principales actividades económicas de este pueblo: 800 agricultores y sus familias cultivan allí 25.000 higueras.

Esta cultura forma parte de su patrimonio agrícola desde al menos el siglo XVII. La especial relación de los habitantes de Djebba con su fruta estrella se celebra cada año durante la Fiesta del Higo de Djebba, que combina música, teatro, conferencias científicas y venta de productos locales.

El higo de la variedad Bouhouli obtuvo su DOC en 2014 tras su concesión por parte del Ministerio de Agricultura de Túnez.​ Mientras que el higo Bouhouli solo representó el 2% de los higos cultivados en Djebba en 2014, el 12% de los higos cultivados se beneficiaron de la denominación en 2017.

Es la única fruta cultivada en el país que está amparada por tal denominación.

El Instituto Nacional de Normalización y Propiedad Industrial lleva a cabo auditorías con los agricultores de Djebba para verificar el cumplimiento de las especificaciones de la AOC.

La variedad es una de las 27 variedades de higos cultivadas en el mundo.

Se vende un 80% más caro que otras variedades producidas en Túnez, se exporta a Europa y países del Golfo.

Fuente: Wikipedia
Foto: De Figues123456789 – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0 (Wikimedia)

Anuncio publicitario

Los «huertos colgantes» de Túnez sobreviven a pesar de la sequía

Posted on

Djebba El Olia. Foto: FAO

Los agricultores tunecinos cuidan miles de higueras con un sistema único de terrazas

En lo alto de las colinas del noroeste de Túnez, los agricultores cuidan miles de higueras con un sistema único de terrazas que esperan que les proteja de las sequías cada vez más duras.

Pero los «jardines colgantes» de Djebba El Olia se han puesto a prueba en 2022, cuando el país norteafricano pasó el mes de julio más caluroso desde la década de 1950.

Esto ha agravado una larga sequía que ha dejado los embalses de Túnez a sólo un tercio de su capacidad.

Los jardines se abastecen de agua procedente de dos manantiales situados en lo alto de las montañas.

El agua llega a los huertos a través de una red de canales que se abren y cierran a horas determinadas, según el tamaño del huerto.

La gran variedad de cultivos proporciona resistencia y control de plagas, a diferencia de los monocultivos que dominan la agricultura moderna y que requieren enormes aportes de pesticidas para sobrevivir.

«Cultivamos higos, pero también otros árboles como membrillos, olivos y granadas, y debajo de ellos plantamos una amplia gama de verduras y legumbres», dijo la activista Farida Djebbi mientras los insectos zumbaban entre las flores de tomillo, menta y romero.

Djebbi señaló algunos de los canales, que riegan las 300 hectáreas de huertos en fuerte pendiente de la zona.

En 2020, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) reconoció el sistema como un ejemplo de «agrosilvicultura innovadora y resistente», añadiéndolo a una lista de élite de sólo 67 «Sistemas de Patrimonio Agrícola de Importancia Mundial».

El sistema «ha sido capaz de adaptarse y aprovechar una topografía inhóspita», dijo la agencia de la ONU.

«Mediante el uso de formaciones geológicas naturales y el empleo de piedras, las comunidades locales han sido capaces de transformar el paisaje en tierras fértiles y productivas».

La FAO elogió la diversidad de variedades de cultivos locales que cultivan los agricultores de la zona, así como el uso que hacen de las plantas silvestres para repeler posibles plagas y del ganado para «arar» y fertilizar el suelo.

Crecer con los higos
Aunque nadie sabe con exactitud la antigüedad del sistema, el asentamiento humano en la zona es anterior a la civilización cartaginesa fundada en el siglo IX antes de Cristo.

Pero aunque haya perdurado durante generaciones, el sistema está amenazado por el cambio climático.

El activista Tawfiq El Rajehi, de 60 años, afirma que el flujo de agua de los manantiales que riegan la zona ha disminuido notablemente, sobre todo en los últimos dos años.

A diferencia de años anteriores, las cumbres de los alrededores ya no se cubren de nieve cada invierno, y las hojas de muchos de los árboles de la parte baja de Djebba están amarillentas y enfermas.

Rajehi, profesor de la escuela local, dice que al cambio climático y a la escasez de lluvias se suma otro factor: los agricultores que favorecen los cultivos comerciales.

«Algunos agricultores han pasado a cultivar más higos en lugar de otros cultivos menos intensivos en agua, porque los higos se han vuelto más rentables en los últimos años», dijo.

«Tenemos que mantener un buen equilibrio y variedad de plantas».

No obstante, los residentes dicen estar orgullosos de su herencia.

El agricultor Lotfi El Zarmani, de 52 años, dijo que también había una creciente demanda de higos de Djebba, que recibieron una denominación de origen protegida por el Ministerio de Agricultura en 2012, todavía la única fruta tunecina que disfruta de la certificación.

«Están adquiriendo reputación, además de que exportarlos se ha vuelto más fácil, y además traen precios más altos», dijo Zarmani, añadiendo que la mayoría de las exportaciones van al Golfo o a la vecina Libia.

La hija de Rajehi, la estudiante universitaria Chaima, se puso guantes protectores cuando se dispuso a recoger la fruta del pequeño terreno de su familia.

«Los higos son más que una fruta para nosotros. Nacemos aquí entre las higueras y crecemos con ellas, aprendemos desde pequeños a cuidarlas», afirma la joven de 20 años.

Djebbi está trabajando para convencer a los agricultores de que conserven las formas tradicionales de procesar los productos cosechados en la zona.

Trabaja con otras 10 mujeres en una cooperativa que destila esencia de flores silvestres, seca higos y produce mermelada de higos y moras.

«Los productos que aprendimos a hacer de nuestras madres y abuelas se están haciendo populares porque son de gran calidad», afirma.

Texto: AFP
Fuente: Global Times

Túnez: La demanda de higos es siempre superior a la oferta

Posted on

El grupo Riofresh produce y vende frutas y verduras tunecinas y marroquíes en varios mercados internacionales. Uno de sus productos estrella es el higo tunecino. Fatma Zramdini, directora general de la empresa: «Los higos son un producto muy delicado y popular; la demanda es siempre superior a la oferta».

Riofresh exporta la mayoría de los higos a los Estados del Golfo, como Qatar, Kuwait, Bahrein, Omán y Dubai. La empresa quiere abrir nuevos mercados en Europa. Fatma: «Para aumentar nuestra oferta, estamos planeando abrir nuevas explotaciones de producción».

Los higos se producen en la región de Djebba, en la gobernación de Beja, y son de la variedad Bouhouli. Fatma: «Esta variedad es única en esta región; es rica en antioxidantes, vitaminas y fibra, y tiene un sabor suave. Es un buen año, con una buena cosecha, e higos de buena calidad».

El grupo Riofresh tiene dos centrales fruteras: una en Túnez y otra en Marruecos. Riofresh no sólo abrirá nuevas explotaciones de producción de higos, sino también de tomates y fresas marroquíes, de higos chumbos y granadas tunecinas.

Texto: Elselien Treure
Fuente: Fresh Plaza

La creciente producción de higos de Túnez se exporta en su mayoría a los mercados de los países del Golfo

Posted on

higos tunez

El grupo Riofresh produce y vende frutas y hortalizas tunecinas y marroquíes en varios mercados internacionales. Uno de sus productos estrella es el higo tunecino. Fatma Zramdini, director de la empresa, comenta: «Los higos son un producto muy delicado y popular, la demanda siempre es más alta que la oferta».

Riofresh exporta la mayoría de los higos a los Estados del Golfo, como Catar, Kuwait, Bahréin, Omán y Dubái. La empresa está buscando abrir nuevos mercados en Europa. «Para aumentar nuestra oferta, estamos planificando abrir nuevas fincas de producción», comenta Fatma.

Los higos se producen en la zona de Djebba, en la Gobernación de Beja, y son de la variedad Bouhouli. «Esta variedad es única en esta zona, es rica en antioxidantes, vitaminas y fibra, y tiene un sabor suave. Es un buen año, con una buena cosecha e higos de buena calidad», continúa Fatma.

El grupo Riofresh tiene dos almacenes de fruta: uno en Túnez y otro en Marruecos. Riofresh no abrirá nuevas fincas de higos solamente, sino también de tomates marroquíes y fresas, así como de higos de Berbería y granadas tunecinas.

Texto: Elselien Treure
Fuente: Fresh Plaza

Boukha, un licor de higos, bebida emblemática de Túnez

Posted on

boukha_bokobsa

Los higos en Túnez también se utilizan, desde hace tiempo, para la elaboración de una de sus bebidas más apreciadas: la boukha, un licor procedente de su destilación. Es conocido como “eau de vie de figues” o “brandy tunisian fig”. Su porcentaje de alcohol oscila entre los 36º y los 40º. Se obtiene por la destilación simple de higos mediterráneos -especialmente de Túnez y Turquía-, madurados al sol y que están llenos de azúcares naturales que le confieren su sabor único.

Abraham Bokobsa, un tunecino de la comunidad judía, empezó a destilar este licor de higos a finales del siglo XIX, en una destilería artesanal de La Soukra, cerca de Túnez. El nombre de “boukha” significa vapor de alcohol en el dialecto judeo-tunecino o judeo-bereber.

Hoy día la destilería sigue funcionando a pleno rendimiento y este licor de higos se ha convertido en una bebida emblemática de Túnez. Se consume, incluso, en todo el norte de África como digestivo. Normalmente se toma muy fría y en vasos pequeños. Aunque también se utiliza en la elaboración de cócteles.

La familia judeo-tunecina Bokobsa sigue al frente de la empresa y continúa fabricando este licor de higos en tres variedades: Boukha Bokobsa normal, Boukha l’Oasis y Boukha Bokobsa Cuvée Prestige.

Boukha Bokobsa Limited Large

Web: Boukha Bokobsa

Los higos de Túnez ya tienen su Denominación de Origen

Posted on

figues_djebba

Los higos producidos en la región de Djebba, en Túnez, a partir de ahora incorporarán en todo el proceso de comercialización el sello de calidad AOCAppellation d’Origine Contrôlée– similar a nuestra Denominación de Origen.

Esta prestigiosa etiqueta se ha logrado finalmente gracias a los esfuerzos que llevan realizando sus productores desde mayo de 2012.

Los higos de Djebba son el segundo producto agroalimentario del país norteafricano que se beneficia del sello de calidad AOC, una etiqueta que garantiza su origen y calidad. Esta Denominación de Origen se ha obtenido gracias a la PAMPAT, un Proyecto Para el Acceso al Mercado de Agroalimentos y Productos de la Tierra. El nuevo sello les permitirá una mejor comercialización.

Cerca de 3.000 toneladas de higos de Djebba se han puesto a la venta durante esta campaña de 2014, ya con el sello AOC de Denominación de Origen Controlada, según informa la Dirección de Producción Agropecuaria del Ministerio de Agricultura del país mediterráneo.

figues_djebba_aoc