Ponga un toque de higo: un cóctel Manhattan con infusión de higos y de baja graduación

Posted on

Símbolo de abundancia y fertilidad desde hace mucho tiempo, los higos suelen regalarse, compartirse y disfrutarse durante las fiestas. Desde el punto de vista botánico, el Ficus carica, comúnmente conocido como higo, no es una fruta, sino un sicono: un tallo carnoso con flores encerradas que florecen internamente.

Los antiguos olímpicos eran coronados con coronas de higos y ganaban higos por sus proezas atléticas, mientras que el autor romano Plinio el Viejo alababa los poderes saludables y reconstituyentes del higo. De hecho, los higos y sus hojas están repletos de nutrientes, como antioxidantes y fibra, así como B1, B2, potasio, hierro y calcio. Esta planta milenaria también favorece una digestión saludable, se asocia a un menor riesgo de enfermedades cardíacas y puede ayudar a controlar el azúcar en sangre.

El higo dulce puede disfrutarse crudo o cocinado y a menudo se seca y se conserva para saborearlo todo el año. Esta variante de baja graduación del clásico Manhattan lleva partes iguales de centeno y jerez y una deliciosa infusión de higo en conserva.

Ingredientes

1/4 oz. de vermut dulce
3/4 oz. jerez amontillado
3/4 oz. de whisky de centeno
1/2 oz. de higo en conserva
2 chorros de Angostura amarga
Rodajas de higo fresco

Añada el vermut, el jerez, el whisky de centeno, las conservas y el amargo a un vaso mezclador con hielo y remueva hasta que se enfríe. Cuele en una copa fría. Adornar con una rodaja de higo.

Texto: Jules Aron
Foto: Taylor Amos
Fuente: Palm Beach Ilustrated

Turquía logró 263 millones de dólares de ingresos por exportación de higos secos en 2021

Posted on

De acuerdo con los datos de la Asociación de Exportadores del Egeo Turquía exportó en 2021 68.222 toneladas de higos secos. Estas exportaciones supusieron  263 millones dólares de ingresos.

Turquía aumentó sus exportaciones de higos secos en un 5 por ciento en comparación con el año anterior, y aumentó sus ingresos en un 11 por ciento más.

Alemania fue el país que más higos secos vendió en 2021. Alemania, que tuvo ventas por 37 millones de dólares, fue seguida por Francia con 36 millones de dólares y Estados Unidos con 35 millones de dólares.

El miembro de la Junta de la Bolsa de Productos de Aydın, Kazım Günaydın, considera que los higos secos de mejor calidad del mundo se producen en Aydın. Señalando que Aydın satisface el 68 por ciento de la producción de higos secos de Turquía, Günaydın afirmó que la demanda de este producto en el mercado exterior aumenta año tras año.

Subrayando que 2021 fue un año muy bueno tanto para los productores como para los exportadores, Günaydın explica: «El higo Aydin se ha convertido en un producto que el consumidor acepta en el mundo y guarda en su mesa, en su armario y en su bolsa. Antes sólo se enviaba a los países de la Unión Europea y a los Estados Unidos, pero ahora a China, Tailandia. Países como Turquía, Indonesia, Rusia y África también compran higos de Turquía. Nuestro objetivo es duplicar estas cifras».

Fuente: AA Anadolu Ajansi

Los complementos perfectos para acompañar una tabla de quesos

Posted on

El queso: ese gran producto. Hay personas que lo aman y otras que lo odian (las que menos, seguro). El queso lo mismo nos soluciona un sencillo aperitivo como nos apaña un postre. En Navidades, además, es recurrente utilizar este lácteo como el protagonista de una tabla donde podamos degustar diferentes variedades. Las tablas de quesos son atemporales, pero, de alguna forma, siempre apetecen.

Y no solo eso, porque las tablas de quesos pueden ser tan sencillas como elegantes. Es muy fácil preparar una tabla de quesos variada y sabrosa. Con cierta gracia a la hora de distribuirlos en la tabla, además, podremos sacar a relucir nuestra parte más creativa. ¿Qué se recomienda? Que los dispongamos en una tabla o plato de madera dura tratada o de pizarra y que se sirvan a temperatura ambiente (es decir, habrá que sacarlos de la nevera con unos 15 minutos de antelación). Respecto a las cantidades, la sugerencia más compartida es servir entre cinco y ocho quesos que se distingan en aspectos tales como los puntos de curación o maduración, los tipos de leche, su suavidad, o incluso su dureza.

Podríamos pensar que alcanzado este punto ya está todo hecho, ¡nada más lejos de la realidad! Lo que realmente aportará a nuestra tabla de quesos una sofisticación absoluta y una calidad excepcional serán los acompañantes: esos complementos que pueden elevar estos productos al olimpo de la perfección. ¿Que no sabes cuáles son? No pasa nada, te lo contamos todo a continuación.

El queso, mejor con pan de higo

El pan de higo es un producto milenario, de origen campesino que se elaboraba para conservar los excedentes de las cosechas, y que eran una garantía de energía durante las largas jornadas en el campo.

Higos secos en combinación con diferentes frutos secos (generalmente almendras), hacen de este humilde producto una opción excelente para aportar contrastes y sabores únicos a tu tabla de queso.

Cada persona tendrá sus preferencias a la hora de acompañarlo. Conviene tener en cuenta que, en general, el pan de higo es el idóneo para servirse junto a quesos curados y fermentados. Para nosotros el match que forman el pan de higo con el queso azul, es sencillamente irresistible. Nuestros amigos de Societe Roquefort, marca líder con más de 150 años en las espaldas, han apostado por el pan de higo con almendras de Paiarrop para sorprender a más de medio mundo con esta exquisita combinación.

Dátiles, Nueces, Chocolate… ¿Por qué no?

El gouda, el appenzaler, el gruyere y, por supuesto, el comté. El pan de dátil con nueces es especialmente amable con estos tipos de quesos.

Otras combinaciones que día a día van tomando posiciones son aquellas que cuentan con el chocolate entre sus ingredientes. Un ejemplo de ello es el pan de higo con chocolate, especialmente recomendados para quesos muy potentes. Si eres de quesos contundentes toma nota. Torta del Casar y Pan de higo con chocolate. Magia.

Mermeladas, un toque redondo

La gran mayoría de mermeladas o confituras combinan perfectamente con una gran multitud de lácteos, lo que hace que sean perfectos para tenerlos junto a nuestra tabla de quesos.

Cada mermelada le dará un toque único y especial a nuestra velada. La mermelada de naranja, la mermelada de tomate o la mermelada de pimiento son tres opciones que funcionan muy bien. Ya sea con queso manchego, roquefort, queso fresco o queso de cabra, la mermelada siempre suma. La mermelada de tomate, por ejemplo, marida a la perfección con queso de cabra, brie o camembert. El membrillo, clásico incuestionable, también resulta excepcional en su mezcla con el queso, especialmente con un manchego de 12 meses, un idiazabal o incluso un queso fresco artesano.

Productos sencillos, de toda la vida, que nos aportarán un aperitivo, cena o postre que quita el sentido y hará las delicias de todos los invitados.

Y, si necesitas más ideas sobre cómo presentar tu sublime tabla de quesos, también te dejamos una sugerencia de presentación obra de @paufeel. Bon appétit!

Las 12 mejores formas de servir los higos

Posted on

1. Mermeladas y chutneys

Los higos maduros y jugosos son ideales para convertirlos en mermeladas caseras y chutneys picantes. Nuestra mermelada de higos dulces es deliciosa para untar en una tostada o mezclar con un yogur, y también es un gran regalo. También puede preparar un chutney para acompañar su tabla de quesos: nuestra confitura de higos y oporto es perfecta.

2. Pasteles y tartas

Higos + hojaldre = infinitas posibilidades. Elija entre sabores dulces o salados, una tapa de hojaldre o una base crujiente, o encierre completamente sus rellenos en una delicia de mantequilla y hojaldre.

3. Ensaladas

Incorpore los higos a una sinfonía de sabores y texturas con halloumi glaseado con miel, rúcula picante, jamón salado y almendras tostadas. El sabor dulce de los higos combina bien con la mozzarella cremosa y las hojas amargas de la ensalada, como la achicoria, así que ¿por qué no se pone a inventar su propio maridaje?

4. Pasteles

¿Hay algo más tentador que un pastel relleno de fruta? Aporta dulzura natural y da un toque de higo a clásicos reconfortantes como el crumble, el humilde bollo suizo y el clásico pastel de café. Los higos secos también hacen maravillas en las tartas de frutas navideñas, junto con las grosellas, los frutos secos y las especias: ¡absorben perfectamente cualquier bebida!

5. Servidos con carne

Los higos, naturalmente dulces, añaden una nueva dimensión a las carnes de caza como la codorniz, a las carnes oscuras como el pato y a las carnes saladas y curadas como el jamón serrano y las ricas chuletas de cordero.

6. Puddings

Los higos frescos se sienten como en casa dentro de un budín esponjoso o cubiertos con un crumble dulce y crujiente. Su rico sabor afrutado y su textura de mermelada añaden una capa extra de confort a los postres invernales, que sólo se ve reforzada con una porción gigante de helado.

7. Servidos con queso

No nos cansamos de esa combinación salada y dulce. Los higos frescos y hermosos combinan bien con una gran variedad de quesos, desde el desmenuzable y afilado stilton hasta el cremoso brie.

8. Pizzas y panes

Lleva el maridaje de queso y carne a un nivel superior y ponlo todo en una pizza. Una base de panadería es el vehículo perfecto para llevar todo lo bueno del plato a la boca, con un toque adicional de placer de carbohidratos.

9. Rellenos

Aléjese del viejo relleno de salvia y cebolla: estos sabores afrutados darán al clásico asado de los domingos un toque muy necesario. Los higos y las manzanas forman una deliciosa combinación otoñal en nuestro asado de lomo de cerdo, mientras que la panceta ofrece un contraste salado con esta fruta dulce en el relleno.

10. Aperitivos dulces y salados

Los higos proporcionan un golpe de sabor afrutado en los aperitivos dulces y salados. Añade un puñado de caramelos masticables al relleno para hacer rollitos de higo con centros realmente pegajosos y dulces que son mucho mejores que cualquier cosa que encuentres en un paquete. O sirva nuestros celestiales paquetes filo de chalota, higo y almendra como un sabroso canapé vegano.

11. Sándwiches tostados

¿Hemos mencionado que los higos y el queso son una combinación de ensueño? Un ejemplo de ello es este panecillo de canela tostado, cargado de ricotta cremosa, higos dulces y miel, mermelada de grosella negra ácida y una pizca de sésamo desmenuzado. O aproveche en una tostada gourmet de brie, jamón e higos y mermelada: ¡está repleta de queso!

12. Simplemente especiados

Deje que la belleza natural de la fruta sea la protagonista para un final fácil, pero eficaz, de una cena.

Texto: Sarah Lienard
Fuente y fotos: BBC Good Food

El higo, una fruta extravagante y deliciosa

Posted on

Un alimento con propiedades interesantes para incluir en la dieta de las personas con riesgo cardiovascular o con problemas de estreñimiento

Del higo podemos comentar que todos creemos que es la fruta obtenida de la higuera (Ficus carica), realmente proviene de este árbol frutal, pero no es una fruta sino una infrutescencia (un conjunto de frutos). Este alimento proviene de Asia Occidental, aunque posteriormente se distribuyó por todo el Mediterráneo. Se sabe que el ser humano ya lo recolectaba antes del año 8000 a.C.

El árbol de la higuera posee la peculiaridad de producir dos veces fruto al año: la primera, entre abril y mayo, son las brevas, mientras que la segunda, entre agosto y septiembre, son lo que conocemos como higos. También en contra del creer popular, no presenta un gran aporte calórico, oscilando entre 60-70 calorías por 100 gramos, con un 80% de agua, ligeramente inferior al comentado en otras frutas de esta sección.

Las calorías provienen principalmente de los hidratos de carbono (15 gramos por 100), presentando un bajo aporte proteico (menos de 1 gramo por 100) y de grasas (0,5 gramos por 100). Es muy importante el aporte de fibra (3 gramos por 100), que junto al aporte de polifenoles y la presencia de muy poco sodio (1 mg) le convierten en un alimento interesante para disminuir el riesgo cardiovascular. Los minerales más importantes de esta fruta son el potasio (350 mg), el calcio (38 mg) y el magnesio (20 mg). Dentro de las vitaminas son importantes los aportes de vitaminas A, B1, B2, B3 y C.

Los higos frescos contienen una sustancia llamada cradina que es un fermento digestivo, que junto a su alto contenido en fibra lo convierten en un alimento que mejora el tránsito intestinal. En resumen, los higos son un alimento con propiedades interesantes para incluir en la dieta de las personas con riesgo cardiovascular, así como las personas con problemas de estreñimiento.

Texto: Daniel de Luis
Fuente: El Norte de Castilla

Morelos, principal productor de higo en México

Posted on

Las higueras son originarias del este de Asia, desde donde se difundieron hacia Europa y el resto de Asia. En América se ha documentado la presencia de variedades importadas de Europa a partir de 1520.

Es una especie típica del clima mediterráneo (subtropical con inviernos cálidos, veranos secos y frescos), pero soporta también el frío. Los principales países productores de higo son Estados Unidos (California), Turquía, Grecia, Portugal y España.

En México los estados con mayor producción son Morelos, Hidalgo y Veracruz. En Tabasco y Chiapas las hojas de la higuera se usan para perfumar dulces, como la papaya, sandía, manzana y coco, entre otros. Se colocan enteras, de modo que cubran el preparado durante la cocción; se retiran antes de servir el dulce.

En el estado de Morelos, primer productor de higo a nivel nacional, las áreas con mayor superficie para su cultivo son los municipios de Yautepec, Cuautla, Yecapixtla y Ayala, donde hay cosecha todo el año. La variedad Black Mission ocupa casi la totalidad de la superficie cultivada de higo en él estado, debido a la firmeza de su fruto y la buena aceptación en el mercado nacional, de Estados Unidos y Canadá. Anualmente se producen en Morelos tres mil 713 toneladas y se siembran 783.5 hectáreas de esta fruta que ha tenido gran demanda en los últimos años.

El higo
El higo es el fruto de la higuera (Ficus carica L.), perteneciente a la familia de las moráceas. Existen diversas variedades de árbol, se dividen principalmente en higueras breveras e higueras comunes. En realidad, las higueras no florecen como otros árboles, ya que las semillas se acumulan dentro de lo que parece ser un fruto, dando origen a los higos. Las higueras breveras tienen la particularidad de producir brevas, que son higos que no llegan a madurar durante el verano y se conservan durante el invierno para madurar hasta el verano siguiente. Las brevas son más grandes y menos dulces, pero con mayor aroma.

Beneficios
Por sus pequeñas semillas y cáscara, el higo es fuente importante de fibra, la cual no sólo tiene efectos benéficos en el sistema digestivo sino también en la regulación de la glucosa en la sangre, el mantenimiento del peso y de una flora bacteriana saludable, que protege de desarrollar obesidad y sus enfermedades asociadas, como la diabetes.

También es fuente de algunas vitaminas del complejo B y de vitamina A y K, que participan en múltiples funciones vitales.

Respecto a los minerales, contiene manganeso y calcio, ambos necesarios para la salud ósea.

También es fuente de potasio, que ayuda a regular la presión sanguínea, en especial cuando las personas suelen consumir pocas verduras y frutas y mucha comida ultra procesada alta en sodio.

Su pigmento azul-morado nos indica que contiene antocianinas, así como compuestos fenólicos, los cuales protegen nuestro ADN, evitando algunos procesos cancerígenos.

El higo deshidratado concentra todas estas y otras sustancias, generando un efecto antioxidante importante.

De hecho, se ha visto que aún cuatro horas después de consumirse puede contrarrestar el efecto oxidativo que tiene en nuestras células el consumo de jarabe de maíz de alta fructosa comúnmente contenido en refrescos y otras bebidas azucaradas.

Como todas las frutas, se recomienda consumir el higo en forma fresca, ya que es la mejor manera de aprovechar sus vitaminas, minerales, antioxidantes y otros elementos bioactivos. Sin embargo su puede utilizar en la elaboración de mermeladas y comercializarla durante todo el año.

Los higos secos concentran sus nutrimentos, pero también concentran más calorías. Por ejemplo 40 gramos de higo deshidratado contienen hasta cuatro veces más calorías que los mismos 40 gramos en forma fresca.

Esta fruta no se debe consumir hasta que hayan alcanzado el punto óptimo de maduración, ya que los verdes contienen una savia o látex (líquido blanquecino y lechoso) que puede producir irritaciones o sarpullidos en la piel.

Texto: Lynda C. Balderas
Fuente: La Unión de Morelos

Los higos secos, imprescindibles en Navidad

Posted on

No hay Navidad sin frutos secos, empezando por los higos. Tal vez haya una razón por la que se han hecho tan populares: en el pasado, los higos no se cultivaban, crecían de forma silvestre y podían ser recogidos por cualquiera. Populares, democráticos y al alcance de todos, los viejos proverbios y refranes giran en torno a los higos, menospreciando su valor. Pero los higos secos están lejos de ser triviales: elegantes, carnosos, azucarados e irresistibles, los higos artesanales de alta calidad pueden ser un aperitivo perfecto para disfrutar en cualquier momento. Como todos los frutos secos, son un poco calóricos, pero deliciosos e imperdibles en Navidad.

Santomiele y fico mondo
Deliciosos comidos tal cual, en Navidad los más golosos suelen añadir una espolvoreada de azúcar glas, o almendras o nueces en su interior, una sorpresa crujiente que hace que la fruta sea aún más sabrosa.

Una de las mejores marcas del mercado es Santomiele, una empresa de Prignano Cilento (Italia), que cuenta con una tradición familiar centenaria, desde siempre apoyando la agricultura sostenible. Dirigida por Antonio Longo, la empresa es un punto de referencia para los amantes del producto, que pueden contar con una amplia y variada gama de originales especialidades. Con almendras, avellanas, chocolate, envueltos en hojas de higuera o con aroma a cítricos: hay muchas opciones para elegir, como el «mastrocioccolato», «una de las últimas novedades elaboradas con fico mondo (higo pelado) y tabletas de chocolate vertidas a mano a partir de granos de cacao cultivados en el sur de Brasil. El contraste entre el higo blanco como la nieve y el chocolate negro es sorprendente». Pelar higos es una tradición única en el mundo, «sólo los más bonitos que nos dan los árboles».

Otro producto estrella de la empresa es la melaza de higo, un edulcorante natural obtenido a partir de higos secos para recetas sin azúcar, como los ‘croccanti’, que «introdujimos hace poco más de un año, hechos con almendras y chocolate, avellanas y chocolate o sólo avellanas». Con un sabor floral y delicado, el croccanti llamado ‘Il Signorino’ es aún más aromático gracias a la ausencia de azúcar. También está disponible la melaza pura, «ideal para acompañar a los quesos».

Producción de higos secos
El cultivo de higos -en este caso el preciado cultivar «Kadota»- se realiza con pleno respeto al medio ambiente: «Cultivamos y procesamos los higos nosotros mismos, tenemos pocas máquinas que utilizan la energía proporcionada por los paneles solares y no utilizamos pesticidas ni dióxido de azufre», un compuesto generalmente utilizado «para ablandar y esterilizar los frutos secos». Los higos se secan al viento, se lavan en una solución de agua, limón y sal y se tuestan en el horno, «para estar seguros de que están esterilizados». Los artesanos comprueban individualmente los productos para asegurarse de que no hay defectos en el interior, y finalmente el envase, «que siempre ha sido de papel de paja».

Una empresa que ha puesto toda la carne en el asador de la sostenibilidad desde sus inicios, «el término sostenibilidad ni siquiera era tan popular antes, y sin embargo creíamos en él». Tanto es así que en mayo de 2018 Santomiele fue convocada por la ONU en Nueva York para el Día de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, «¡las únicas en toda Europa! Un gran orgullo para nosotros y para todo el sector».

Texto: Michela Becchi
Fuente: Gambero Rosso

Chocolate negro artesano con trozos de higo

Posted on

Pazo de Coruxo es una empresa de Vigo dedicada desde 1968 a los productos gourmet: dulces tradicionales, chocolate gourmet, licores tradicionales, paté gourmet de productos del mar…
Expertos en el tratamiento del cacao, elaboran chocolates de distintos sabores. Además  de los ingredientes más tradicionales (nueces, almendra, avellana…), utilizan otros más novedosos (aceite de oliva, naranja, pasas, cereza, café, orujo…)

Entre estos últimos destacamos este delicioso lingote de 300g de chocolate negro con trozos de higo. Elaborado con azúcar, manteca de cacao, pasta de cacao, higos secos (12%), emulgente (lecitina de soja), aroma natural (vainilla e higo). Empaquetado en papel verde claro y precintado con una cuerda y un sello adhesivo dorado en relieve, de garantía. Apto para gente vegana.

La sorprendente resistencia del higo de la isla Hog, en la costa este de Virginia (EE.UU.)

Posted on

En una isla abandonada en la costa de Virginia, las higueras brotan en los terrenos de un faro demolido. Aunque sus habitantes abandonaron la isla en la década de 1930, dejando escasas ruinas a su paso, las higueras sirven como un recuerdo aún vivo de una época pasada.

Situada a pocos minutos de Cape Charles, Hog Island tiene una larga historia de ser inhóspita para los humanos. Antes del asentamiento colonial, las tribus de la costa oriental usaban la tierra solo durante la temporada de pesca y caza.  En 1672, los colonos británicos vinieron a vivir a la isla, muchos de los cuales plantaron esquejes de higueras traídos de Europa.  

En la década de 1930, fuertes huracanes comenzaron a azotar la isla, lo que obligó a los residentes a trasladarse a ciudades cercanas del continente, como Willis Wharf y Oyster. Junto con sus enseres, muchos residentes también se llevaron esquejes de higueras locales y las plantaron alrededor de sus casas en el continente.

Higuera con mujer y niño. Imagen tomada en Hog Island alrededor de 1890. Image courtesy of Albert «Buck» Doughty

Una introducción rápida a la higuera Hog Island
El nombre en realidad abarca dos variedades reconocidas. Una, conocida como higby higby, es apreciada por su dulce sabor. Higby está relacionada con la higuera de hoja de plata, que se documentó por primera vez en Cape Charles en la década de 1940, aunque posiblemente podría haber existido desde la década de 1600, lo que lo hace potencialmente una de las hebras más antiguas que quedan en el sur.

La segunda variedad de la higuera Hog Island es más pequeña. Comúnmente conocida como la higuera Grover Cleveland, se ganó su fama y su nombre con una apariencia en una fiesta de 1892 organizada para el presidente Cleveland. Recién salido de su victoria para un segundo mandato, Cleveland decidió celebrar con un viaje de caza a Hog Island. Después de invitar a Cleveland a una abundante comida en el lujoso Broadwater Club, los isleños presentaron los higos locales en conserva como un postre. Se rumorea que a Cleveland le encantaron los ricos tonos florales de miel de los higos y que más tarde se envió una pequeña higuera a la Casa Blanca como regalo.

Según el Dr. Bernard Herman, autor de Un sur que nunca comiste: saboreando sabores e historias de la costa este de Virginia, el entorno costero ayuda a que los higos florezcan con abundante sal. Es por eso que los esquejes que los residentes de Hog Island trajeron a la costa oriental hace casi un siglo han seguido produciendo deliciosos higos en su nuevo hogar. Gracias a esos esquejes, la mayoría de las casas más antiguas de Eastern Shore ahora cuentan con al menos una higuera en la propiedad.

En la cocina
Hoy en día, los residentes de Eastern Shore todavía se enorgullecen del higo Hog Island. Después de que los higos hacen su debut cada julio, los residentes a menudo arrancan los higos maduros de los árboles para comerlos de inmediato, o los recolectan para hacer conservas y mermeladas. Los cocineros caseros locales también tienden a mezclarlos en una variedad de productos horneados, incluida una receta de pastel de cinta de higo que se remonta a la década de 1880. Pero no todas las recetas son históricas; los chefs locales también experimentan con los higos y elaboran sus propias recetas contemporáneas, como una salsa dulce y picante con trozos de higo.

Para ayudar a mantener estas tradiciones culinarias tan antiguas que rodean al higo de Hog Island, el Centro de las Islas Barrera del área organiza demostraciones de conservas de higos y la sociedad histórica local imparte clases de cocina. En una de estas sesiones, un chef local diseñó un plato que combinaba cordero con romero, ajo e higos.

El futuro
Estas celebraciones culinarias son parte de un esfuerzo local más grande para salvar la higuera de Hog Island. Aunque los árboles han resistido siglos de tormentas y abandono, ahora están amenazados por los efectos del cambio climático y, específicamente en Hog ​​Island, por la erosión. El futuro de los árboles ahora depende de que los residentes los cultiven activamente. Como parte de sus esfuerzos por promoverlos y preservarlos, Herman solicitó con éxito la inclusión del higo Hog Island en el Arca del Gusto, un registro de alimentos con una herencia local distintiva que están en riesgo de extinguirse en dos generaciones.

Herman también emplea un enfoque más directo para educar a los lugareños sobre el higo e inspirarlos a cultivar el suyo propio. Así es como se ha extendido la mayoría de los higos en la región, y los vecinos se ofrecen esquejes en un intercambio amistoso que se extiende por generaciones.

Si bien los árboles corren el riesgo de desaparecer eventualmente, hay esperanza: son, por ahora, sorprendentemente fáciles de cultivar en el área, en particular porque es una de las pocas frutas que crecen bien en la zona sin mucho esfuerzo.

Herman dice que vale la pena conservar el higo por razones que van más allá de su valor culinario. Los árboles, esparcidos por estas comunidades costeras de Virginia, sirven como museos vivientes que brindan un vistazo a la historia de una isla que alguna vez fue próspera, explicando sobre la preservación de un lugar en la historia.

Texto: Rachel Kester
Foto: Image courtesy of Albert «Buck» Doughty
Fuente: Atlas Obscura

Detectan aflatoxinas en higos procedentes de Turquía

Posted on

Las autoridades españolas han notificado mediante el Sistema Rápido de Alerta para Alimentos y Piensos (RASFF), una alerta alimentaria referente a la presencia de aflatoxinas en higos procedentes de Turquía. La detección se produjo durante un control fronterizo, rechazando directamente la entrada del producto y tomando como medida su reenvío al país de origen.

Las micotoxinas son sustancias que se producen a través de diferentes tipos de especies de mohos que pueden crecer en los alimentos si se producen unas determinadas condiciones de humedad y temperatura. Estas sustancias representan un grave riesgo para la salud y están considerados como posibles carcinógenos para el ser humano. Aunque existe una variedad muy amplia de micotoxinas, las aflatoxinas, producidas por el género Aspergillus, son unas de las más importantes desde el punto de vista de la salud pública.

Actualmente, los límites máximos de residuos de micotoxinas en los alimentos se recogen en el Reglamento (CE) no 1881/2006 de la Comisión, de 19 de diciembre de 2006, por el que se fija el contenido máximo de determinados contaminantes en los productos alimenticios. Además, desde la Unión  Europea se han establecido códigos de buenas prácticas de higiene para la prevención de algunos tipos de micotoxinas.

Teniendo en cuenta que estas sustancias no se pueden eliminar de los alimentos una vez contaminados por la elevada estabilidad que poseen, es muy importante para la industria alimentaria controlar su aparición, ya que se pueden desarrollar a lo largo de toda la cadena alimentaria, desde el cultivo, hasta en las etapas de procesado de los productos. Para ello, será fundamental tener implantado de manera eficaz un sistema de autocontrol.

Texto: Nataly Fanizzi
Fuente: Ambientum