recetas con higos

Galette de higos secos

Posted on

gallette de higos

Una tarta rústica y sin complicaciones.
Su sabor es muy dulce relajante, por lo tanto no agregué azúcar ni edulcorante a la masa ni menos a los higos.

Ingredientes
1 taza de harina
1 cucharada de mantequilla
1 huevo
ralladura de 1 naranja
pizca de sal

Relleno
250 gramos de higos secos (20 higos)

Deshidratar los higos con 2 tazas de agua tibia por 1 hora, con la misma agua cocer los higos a fuego muy bajo removiendo de vez en cuando y se forme una reducción.

Dejar enfriar y trocear los higos en forma de láminas.

Masa: en un bol agregar la harina, huevo, sal y ralladura, mezclar.

Agregar la mantequilla y remover con cuchara de madera llegando a formar un bolo sin amasar, dejamos refrigerar por 1/2 hora.

Estirar la masa en forma redonda y dar forma rústica, rellenar el centro con los higos cortados sin su jugo.

Hornear por 30 minutos, dejar reposar y agregar más almíbar de higos en la superficie.

Dejar enfriar antes de servir, acompañar el trozo con almíbar de higos.

Fuente: Cocina Chilena

Anuncios

Figues albardaes, los típicos buñuelos de higo de Castellón

Posted on

En Castellón, donde es dulce típico en todas sus comarcas, cada ama de casa tiene su receta particular. La más tradicional es la más sencilla. Si la masa de estos buñuelos de higo está en su punto no tiene nada que envidiar a las demás.

Ingredientes:

  • Harina
  • Levadura
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Higos secos
  • Azúcar o miel de la tierra

Preparación:

  1. En un bol grande poner la levadura, previamente disuelta con un poquito de agua tibia, añadir el resto de agua, una pizca de sal e ir echando la harina poco a poco sin dejar de remover, hasta formar una masa blanda (un poco caldosa).
  2. Una vez preparada se deja reposar unos 25 minutos hasta que esté hueca y esponjosa.
  3. Los higos se limpian, se abren y se emparejan de dos en dos.
  4. Cuando la masa está en su punto, poner una sartén honda con abundante aceite y esperar a que esté bastante caliente.
  5. Cuando esté caliente, coger dos cucharas, envolver los higos con la masa y freírlos hasta que estén dorados.
  6. Sacarlos, escurrirlos en papel de cocina y espolvorear por encima azúcar o miel de la tierra, a gusto de cada uno.

Fuente: El Periódico Mediterráneo

Coca de higos con licor de Fluxá

Posted on

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 1/2 medida de yogur de aceite de girasol
  • 2 medidas de yogur de harina
  • 1 medida de yogur de maizena
  • 1/2 medida de yogur de licor de higos de Fluxá
  • 1 sobre de levadura química
  • 8-9 higos
  • azúcar y canela para espolvorear

Preparación:

Batir los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla espumosa, ir añadiendo el resto de los ingredientes batiendo bien cada vez. Mejor si lo hacéis con una batidora de varillas, que permitirá airear bien la masa y que quede muy esponjosa. Verter la masa en un molde rectangular previamente engrasado.

Lavar los higos, despuntarlos y partirlos por la mitad. Colocar las mitades sobre la masa con la parte interna hacia arriba y espolvorearlas con azúcar y canela molida (si se quiere se puede añadir también unas gotas de licor de higos).

Hornear unos 30 minutos a horno precalentado a 180º o hasta que la masa este cocida y pinchando con un palillo este salga limpio. Dejar enfriar y espolvorear bien de azúcar molido.

Licor de higos de Fluxá

Fuente: Dit i Fet. Recetas ricas desde Ibiza

Higos de Ibiza y Formentera para mil recetas

Posted on

Ensalada de quinoa, higos y queso curado

El cultivo de higueras y el consumo de higos han estado estrechamente ligados a Ibiza y Formentera durante siglos, hasta el punto de haber sido este fruto vital para la subsistencia de los habitantes de las Pitiusas. Las higueras achatadas y sujetas a varios palos de madera salpican los característicos campos de las islas, brindando un paisaje de enorme belleza.

En Ibiza y Formentera se conocen alrededor de una veintena de variedades de este fruto, algunas de las cuales han llegado a considerarse autóctonas de las Pitiusas. Entre las más populares, destacan los orioles, albocors, rojals, llorals, alcudies, hivernesques, blanques, verdals, bordissots, colls de dama, julies, martinenques, morades, morisques, poletanes y sarrones. El higo es además uno de los frutos más versátiles de la cocina ibicenca, pudiendo comerse crudo o cocinarse de un sinfín de maneras diferentes.

En plena época de higos, visitamos el restaurante Es Ventall en San Antonio (Ibiza), para descubrir cómo esta materia prima se convierte en protagonista de muchos de sus platos desde comienzos del mes de julio hasta octubre. Este local familiar y con solera sorprende con una propuesta culinaria a caballo entre el pasado y el presente de la Isla BlancaLa creatividad de su chef ejecutivo, José Miguel Bonet, y su equipo, son la mejor arma para configurar una variada oferta gastronómica basada en el producto de cercanía –y de temporada.

“Voy a comenzar preparando un porc negre (una raza de cerdo autóctona de la isla) con espardeñas, higos y salsa de boniato”. Se trata de uno de los platos más populares de su carta, aunque, en temporada de higos, el cocinero sustituye el mango por este fruto tan típico de la isla.

“¿Cuántas recetas a base de higos podrías prepararnos?”- preguntamos.

Eso solo depende del tiempo que me des, pero se me ocurren mil”, responde con seguridad. Puede sonar algo exagerado, pero el chef asegura que los higos combinan a la perfección con carnes como el cerdo: pluma ibérica, secreto, manitas… con los pescados y frutos del mar, como las espardeñas; se pueden emplear en postres, como el mousse de queso o de chocolate blanco, la panacota de higos… y por supuesto, en salsas y entrantes, como las ensaladas”.

Una de las máximas de la cocina de Es Ventall es adaptar la oferta gastronómica al ciclo de la naturaleza, empleando los mejores productos de cada temporada. El restaurante tiene su propio huerto ecológico, donde cultiva verduras, frutas, hierbas aromáticas y hortalizas. Mientras acaba de emplatar, Bonet explica: “siempre jugamos con los productos que nos llegan del huerto, y si por cualquier razón no tenemos alguno, compramos estas materias primas a productores payeses de confianza. Adaptar nuestra oferta a la época del año es lo más lógico, y para ello modificamos algunos platos de la carta o nos atrevemos proponiendo nuevas sugerencias del día”.

Tras probar esta delicia 100% ibicenca, Bonet nos explica el siguiente plato: ensalada de quinoa con higos y queso curado: una sencilla receta que logra un sabor espectacular a base del fuerte contraste de sabores que propone. Mientras la prepara nos cuenta, a modo de anécdota, que muchos comensales cogen los higos directamente de la higuera de la terraza del restaurante. Para muchos extranjeros los higos son un auténtico manjar. Los ibicencos apreciamos mucho este producto, pero como casi siempre ocurre, solemos valorar más aquello que no tenemos, y por eso a ellos les vuelven locos”, afirma.

José Miguel añade la última hoja de hierbabuena a su ensalada de quinoa y se dispone a recoger la cocina. Pero aún quedan un par de higos sobre su encimera y, sin pensarlo dos veces, se dirige a por un poco de queso de cabra y jamón ibérico e improvisa la última receta: higos con jamón, queso de cabra gratinado y trufa, un plato sencillo y sabroso que, según explica el chef, es uno de los entrantes de su menú degustación en esta época del año.

Desde que en 2005 tomara las riendas de la cocina del restaurante familiar, regentada hasta el momento por su padre, José Miguel Bonet se ha convertido en uno de los máximos representantes de la nueva cocina ibicenca, que tiene su base en los sofritos y caldos de toda la vida, e incorpora técnicas y acabados de vanguardia. Es Ventall ofrece una elocuente fusión gastronómica de ayer y de hoy, elaborada a fuego lento en su cocina de leña. El restaurante permanece abierto durante todo el año (a excepción de un breve periodo vacacional durante el invierno).

Texto: Facefoodmag
Fuente: Gastronosfera

Aceitunas negras y Torta del Casar con higos

Posted on

Cada vez son más los aficionados a la cocina en crudo. De hecho, sus defensores la reivindican como la más respetuosa con el producto. Y es que, eliminar el fuego permite respetar al máximo la personalidad propia de los alimentos, además de conservar intactas muchas de sus propiedades, sobre todo en lo que respecta a vitaminas y minerales.

Y una de las mejores alternativas para mejorar el sabor de cualquier receta en crudo es enriquecerla con la personalidad de las aceitunas. Gracias a que contienen los cuatro sabores básicos (dulce, salado, amargo y ácido), encajan a la perfección en cualquier elaboración en crudo.

Las elaboraciones sin cocinar mejoran cuando se enriquecen con la intensidad de cualquiera de las variedades de aceitunas de mesa que encontramos en el mercado, y el resultado son platos tan ricos y originales como estas Aceitunas negras y torta del Casar con higos, una receta con aceitunas firmada por el cocinero Diego Bonilla.

Ingredientes

  • Aceitunas negras
  • 40 g torta del Casar
  • 6 higos frescos
  • 2 dl aceite de oliva virgen extra
  • 10 g cebollino fresco

Elaboración

Introducimos las aceitunas en un bol y las regamos con el aceite de oliva.

Añadimos el cebollino fresco picado.

Incorporamos la torta del Casar en trozos pequeños con la ayuda de una cucharita.

Para emplatar, pelamos, troceamos y disponemos en la base del plato los higos frescos, que cubrimos con el contenido del bol.

Notas de cocina: Aliñar los higos con el mismo aceite, para potenciar los sabores.

Fuente: Aceitunas de España

Tosta de higos, mozzarella y jamón de Martín Berasategui

Posted on

Algunos productos están tan buenos que, si los mezclas con un poco de criterio, ya no hace falta mucho más

Los higos ya los tenemos en el mercado. Su dulzor combina a la perfección con el toque lácteo de la mozzarella y con el contrapunto salado de un buen jamón. Prepararlo así puede ser una gran manera de disfrutar entre horas o de sorprender a tus invitados con una fórmula ganadora.

INGREDIENTES

  • 10 higos maduros
  • 1 bola mozzarella de búfala (200 g)
  • 5 lonchas de jamón ibérico
  • 20 Tostas de pan finas
  • 60 g vinagre de Jerez
  • 125 g aceite de oliva virgen extra
  • ½ chalota (picada bien fina)
  • Sal
  • Pimienta
  • Brotes de albahaca

ELABORACIÓN

  1. Cortamos las tostas de pan y las horneamos a 180 ºC, 3 minutos.
  2. Cortamos los 10 higos por la mitad y les quitamos una pequeña lámina de cada lado para poder apoyarlos en una bandeja.
  3. Cortamos la mozzarella en láminas y las colocamos sobre cada higo.
  4. Colocamos la sal en un bol y agregamos los 60 gramos de vinagre.
  5. Mezclamos enérgicamente con una varilla para disolver la sal.
  6. Añadimos los 125 gramos de aceite y seguimos batiendo para emulsionar. Agregamos la ½ chalota picada bien fina y mezclamos con una cuchara antes de servir.
  7. Calentamos los higos en el horno a 180 ºC durante 3 minutos para que se templen. Al sacarlos del horno, aliñamos con unas gotas de vinagreta y pimenta negra recién molida.
  8. Ponemos una tosta de pan. Colocamos encima un higo con queso. Agregamos una lámina de jamón y, encima, un brote de albahaca.

Receta de Martín Berasategui
Fuente: Cadena Ser

Dónde comer los mejores platos con brevas en Madrid

Posted on

Crema fría de puerros con breva rellena de bacalao

Texto: Lucía Pérez
Fuente: Metrópoli

Hacemos una selección de nueve restaurantes donde poder comer platos con brevas

Este fruto se obtiene de las higueras (breveras o bíferas), que dan dos cosechas al año -en junio las brevas, dos meses después los higos-, y está de plena temporada.

Crema fría de puerros con breva rellena de bacalao (En la imagen)
Piñera by Carlos Posada. C/ Rosario Pino, 12.

Jamón ibérico de larga montanera con brevas y cantaloupe provenzal
Viridiana. C/ Juan de Mena, 14.

Ensalada de tomate con anchoas y brevas, aderezada con eneldo, enebro y yerbabuena
Alabaster. C/ Montalbán, 9.

Cochinillo confitado con hoisin, compotas y brevas
Lúa. Paseo de Eduardo Dato, 5.

Burrata con brevas, algas frescas y fritas y hoja de mostaza rizada aliñada con togarashi
Fismuler. C/ Sagasta, 29.

Anchoas en salazón sobre breva a la plancha
La Tasquita de Enfrente. C/ Ballesta, 6.

Anchoas 00 con brevas asadas
Restaurante Gala. C/ Espronceda, 14.

Ensalada de rúcula salvaje, parmesano de 30 meses y brevas
Numa Pompilio. C/ Velázquez, 18.

Tataki de bonito en escabeche templado de brevas
Goizeko Kabi. C/ Comandante Zorita, 37.