higos frescos

El cultivo de la breva en superintensivo se abre paso en zonas cálidas de Colombia

Posted on

higos colombia

El cultivo de la higuera para fresco se abre paso con fuerza en varios países de América Latina, con México como mayor exponente, pero también en zonas cálidas de Colombia como las de Jerusalén- Cundinamarca. Y en algunos casos con modelos de plantación innovadores como los que ha desarrollado el ingeniero agrónomo Arnulfo Tauta Sanabria en intensivo, con marcos de plantación de 2,5 metros entre surcos y 0,20 metros entre planta, para el manejo de entre tres y cuatro ramas productivas. Cuando todavía las plantas no han terminado de formarse, la cosecha fue de cerca de 1 kilo por planta.

Hasta el momento, ¿cuáles han sido las principales ventajas de este cultivo intensivo de higueras y cuáles sus principales problemas?

En lo que se refiere al primer interrogante le diré que es indispensable contar con terreno propio para producir la breva por cuanto este es un cultivo perenne, imposible pensar en desarrollarlo en lotes en arriendo. El segundo problema es la dificultad de disponer desde el comienzo del programa del material vegetativo en las cantidades necesarias para cubrir un área comercial básica de una hectárea para la que se necesitan 20.000 plántulas, por esto es necesario comenzar la explotación con las plantas de que se disponga e ir ampliando el área cultivada con el material producido por las plántulas que se vayan logrando con las ramas colectadas hasta cubrir el área del proyecto.

Con un marco de plantación/separación tan estrecho, ¿cómo van a resolver el tema de la poda de la higuera para que unas ramas no se toquen con otras y no se den mucha sombra y eviten que dé el sol a los higos?

El marco de plantación que parece tan estrecho: 0.2m x 2.50m, no es problema para la producción de cada cosecha, ya que cada planta soporta tres o cuatro ramas basales productivas, con una longitud de tres a cuatro metros, a lo largo de cada una de las cuales se van formando las brevas en la axila de cada hoja mientras se conserve sano y vigoroso el meristemo apical respectivo. Las ramas de exceso sean basales o axilares se irán eliminando de la planta durante el ciclo de producción.

Una vez recolectada la cosecha se eliminan las ramas productivas mediante un corte cerca a la base del tronco principal y este pronto emitirá nuevas ramas productivas para la siguiente cosecha.

La principal ventaja de este método es el fácil acceso a todos los individuos de la población de frutales para ejecutar todas las operaciones agronómicas que requiere el cultivo para su desarrollo como son la siembra, los riegos, los controles fitosanitarios, las desyerbas, las fertilizaciones, y de una manera muy especial la recolección de la fruta producida.

Otra ventaja de este sistema de producción es que la cosecha se puede programar para recoger en una fecha determinada para cada lote de la finca según lo requiera el mercado.

La plantación ¿cuántas hectáreas tiene?, ¿cuenta con riego o es en secano?

Nuestro proyecto cubrió un área aproximada de 5000 metros cuadrados en un lote en arriendo en una finca de clima cálido (300msnm) bosque seco tropical, Jerusalén- Cundinamarca. Con  riego por surcos de agua de aljibe. Realizamos la recolección de los frutos producidos por las primeras ramas de las plantas. No todas las plantas poseían para este momento las cuatro ramas productivas de que se habla y algunas no llegaron a producción. Muchas de las plantas que produjeron lo esperado, sobrepasaron los 1300 gramos y todavía quedaron dos o tres brevas inmaduras en las ramas. A partir de la segunda cosecha todas las plantas deberán estar en disposición de entrar a producir lo programado. No pudimos continuar con el proyecto debido a los muy bajos precios de la breva en el mercado local para la temporada de fin de año (2018).

¿Cómo tenéis prevista la comercialización de los higos producidos? ¿Pensáis en la exportación?

Si de antemano se ubican mercados promisorios como los que se prevén para la fruta en México, éste método de siembra puede garantizar el suministro de la mercancía en cantidad y calidad.

colombia higos1

Anuncios

Mercabarna distribuyó la pasada campaña más de 2.000 toneladas de higos frescos

Posted on

El higo fresco fue la fruta de moda el verano pasado y mantiene incrementos considerables cada año

higos

Ya sea como fruta fresca, como ingrediente en ensaladas y platos principales, en pinchos y tapas, o en postres y mermeladas, el uso de los higos en la cocina está de moda y crece su presencia en la dieta de los catalanes.

En 2017, los mayoristas del Mercado Central de Frutas y Hortalizas de Mercabarna distribuían más de 2.000 toneladas de esta fruta, sobre todo procedente de Alicante y de las distintas provincias de Catalunya, con Barcelona a la cabeza.

Desde el año 2010, los Mayoristas del Mercado Central de Frutas y Hortalizas de Mercabarna han incrementado en un 30 % la distribución de higos frescos. En este período –del año 2010 al 2017– se ha pasado de un media de 1.500 toneladas anuales, a algo más de 2.100 toneladas, en 2017. El incremento es considerable y de seguir esta tendencia a lo largo del 2018, se confirmaría el auge en el consumo de esta fruta fresca, que ofrece una gran versatilidad gastronómica y muchos beneficios para la salud.

La temporada del higo –no confundir con la breva, primera floración de algunas higueras a principio del verano– empieza en agosto. Hacia finales de este mes, llega a los mercados una de las variedades más apreciadas por los catalanes, la “Cuello de dama” (“Coll de dama”). Se produce en distintas áreas de Cataluña, entre ellas, la más famosa es la producida en las tierras de Alguaire, en la comarca del Segrià en Lleida. Aunque buena parte de la producción del Segrià se destina a exportación, ya desde origen, a Francia, Alemania e Italia, los higos de Alguaire se comercializan también en el Mercado Mayorista de Mercabarna.

Los principales orígenes de los higos de Mercabarna son Alicante, en primer lugar, destacando el Camp d’Elx, con excelentes cultivos de la variedad “Colar”. El segundo origen es Cataluña, con la provincia de Barcelona en primer lugar, donde los cultivos están dedicados especialmente a la variedad “Cuello de dama”.

¿Cómo elegirlo, conservarlo y consumirlo?
En su punto de madurez. Para saber que el fruto está en su punto de madurez para el consumo, el higo no debe estar duro. Debe ceder un poco a la presión de los dedos y debe ser aromático. Si se trata de higo de piel negra, cuanto más oscura sea, mejor será la calidad y el dulzor de la fruta. Que el fruto esté un poco arrugado y presente algunas grietas superficiales, también es señal de madurez.

Conservarlo. Una vez en casa, se puede conservar en la nevera un par o tres de días, antes de que empiece a marchitarse.

Entero o pelado. Los higos negros pueden comerse enteros, incluida la piel, tras lavarlo delicadamente con agua o un trapo de cocina. En caso de los higos verdes, es aconsejable no consumir la piel pues contiene látex blanco, que resulta un poco tóxico.

Pueden ser verdes, negros o violáceos
Los higos presentan distintos colores dependiendo de su variedad. Hay higos de piel verde, negra, violácea y blanca. Los más habituales en los mercados son los de piel verde y negra. Los blancos acostumbran a reservarse para hacer higos secos. Una de las variedades más famosas en Cataluña, la “Cuello de dama” puede presentar tanto la piel verde como violácea. Otra variedad muy habitual en los mercados es la “Colar”, sobre todo procedente de Alicante, y su color es negro intenso y brillante.

¿Engordan?
Seguramente debido a su sabor tan dulce existe la falsa creencia muy difundida de que los higos engordan. Sin embargo, si se consume fresca su aporte calórico no es elevado: 74 calorías por 100 gramos (en el caso del higo seco son 249 calorías por la misma cantidad). Además, según la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, porcentaje de grasas y proteínas es muy reducido.

Valores nutritivos distintos al higo seco
El valor nutritivo de los higos es distinto ya sean frescos o secos. En los secos, los valores nutritivos se multiplican por tres debido a la pérdida de agua. El higo fresco tiene cerca de un 80 % de agua, a diferencia del seco que ésta se reduce al 25%.

Saludables
Además de energía, los higos aportan mucha fibra (3 gramos por cada ración de 100 gramos), que favorece el tránsito y la salud intestinal. Contiene minerales como el calcio y el magnesio, y vitaminas C y del grupo B, necesaria para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Los higos nos ayudan a mantener los huesos fuertes y las mucosas hidratadas, y, gracias a sus antioxidantes, a combatir en envejeciendo de las células. Además, según estudios recientes, el consumo regular de higos podría prevenir la degeneración macular que afecta especialmente a los adultos mayores de 60 años.

Fuente: AGEM-Mercabarna

Una nueva técnica permite aumentar la vida útil del higo hasta 21 días

Posted on

El Instituto Tecnológico Agroalimentario extremeño (INTAEX-CICYTEX), en colaboración con la Universidad de Extremadura (UEx), investiga las tecnologías postcosecha que permitan extender el tiempo de almacenamiento de la fruta

Higos-Universidad-Extremadura

El empleo de la molécula 1-Metilciclopropeno (1-MCP), conocido comercialmente como Smartfresh, en la postcosecha de higo, permite una mejor conservación de la fruta sin alterar su apariencia, ni sabor, permitiendo así mejorar su comercialización e internacionalización

El higo se caracteriza por ser una fruta muy nutritiva, su consumo proporciona al cuerpo humano una gran cantidad de fibra, abundantes minerales como el potasio, el calcio, o el hierro y numerosas vitaminas como la vitamina K y, en los higos frescos, la vitamina B1, B5 y B6. Además, gracias a su piel suave, su pulpa melosa y su sabor dulce los higos son suculentos y  fácilmente consumibles. Por todo ello, actualmente existe una alta demanda en cuanto al consumo de higo fresco

En este sentido, la comunidad autónoma de Extremadura es la mayor productora del higo del país, con un total de 8.272 toneladas anuales, lo que supone casi el 29% del total español y 5.220 hectáreas de higueras.  La extensión y la producción de higos está muy repartida entre la provincia de Badajoz y de Cáceres.

Sin embargo, la vida útil de esta fruta una vez cosechada es extremadamente corta, debido a alteraciones fisiológicos como el ablandamiento o alteraciones microbiológicas como la endosepsis o expulsión del líquido almibarado a través del ostiolo, lo que influye negativamente en la comercialización de la misma.

Investigación
El Instituto Tecnológico Agroalimentario de Extremadura (INTAEX-CICYTEX), en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación en Recursos Agrarios (INURA) de la Universidad de Extremadura, trabaja desde hace años aunando esfuerzos para encontrar tecnologías postcosecha que permitan extender el tiempo de almacenamiento de la fruta, lo que beneficiará directamente a la industria y al consumidor.

Manuel Serradilla, uno de los investigadores y partícipes de este proyecto ha desarrollado un sistema de vida útil de higo fresco, concretamente en la variedad “Albacor”, extrapolable a cualquier variedad. Tal y como explica el autor del estudio, “el higo al ser una fruta climatérica, esto quiere decir que tiene capacidad de madurar fuera del árbol, es necesario buscar alternativas que permitan retrasar esa maduración y por tanto dure más “. Esta rapidez en la maduración se produce debido al etileno, compuesto químico que actúa como hormona vegetal regulando los procesos de maduración en frutas climatéricas mediante su unión a unos receptores para desencadenar gran parte de los procesos ligados a la maduración.

En este sentido, explica Serradilla, “una de las tecnologías que hemos utilizado ha sido una molécula análoga al etileno, el 1-MCP, que lo que hace es bloquear los receptores del etileno de tal forma que pare la maduración”. Para ello, añade el investigador, “hemos recolectado la fruta y directamente la hemos tratado en cámaras mediante aplicación volátil de esta molécula, consiguiendo así cortar la maduración y que la fruta se quede tal y como ha sido recolectada”.

Hasta 21 días
Gracias a esta técnica, los investigadores María del Carmen Villalobos, Manuel Serradilla y María de Guía Córdoba han conseguido que los higos llegasen a durar hasta 21 días, sin que se altere el sabor, ni la apariencia de la fruta, pues la unión de esta molécula, el 1-MCP con los receptores de etileno es irreversible, de tal forma que una vez que tratas el fruto así se queda. Serradilla subraya que “si un higo al recogerlo tiene un dulzor de 18 grados Brix al aplicarle esta técnica el dulzor va a ser el mismo”. Además, esta técnica se aplica de forma comercial en otros tipos de fruta climatérica como por ejemplo la ciruela y, por tanto, es totalmente viable para la industria del higo.

Fuente: Universidad de Extremadura (UEx)

Los higos negros peruanos conquistan Europa

Posted on

Figs_of_Peru

Los supermercados muestran un interés creciente en los higos frescos y esta fruta tiene cada vez más presencia en los lineales. En los últimos meses del año, hay mucha disponibilidad de producto llegado de Brasil e Israel. Los últimos años, sin embargo, el interés por los higos negros peruanos se ha incrementado. Se trata de una variedad exclusiva cuya oferta es limitada en la actualidad.

Las temporadas de los higos brasileños y peruanos han comenzado a primeros de noviembre, más tarde que el año pasado. “A estas alturas del año pasado, ya llevábamos un mes. Ahora, acabamos de empezar”, destacaba Edwin Janssen, de Bud Holland, en la semana 46. “Esperamos una gran escasez de producto en diciembre por el frío que ha experimentado Perú en la temporada de floración”. Con las Navidades a la vuelta de la esquina, no son buenas noticias. “No estamos recibiendo los volúmenes que necesitamos, por lo que este producto se convierte en una fruta exótica muy exclusiva en diciembre”.

El higo negro peruano ha estado absorbiendo una gran cuota del mercado en los últimos años. “Se observa que cada vez son más los negocios que lo piden, pero este higo solo lo cultivan dos o tres agricultores”, explica Edwin. “La superficie dedicada a su cultivo está creciendo, pero eta fruta todavía no está disponible de manera general. Este año es la primera vez que hemos visto que un competidor holandés vendía esta fruta. Antes, éramos los únicos en los Países Bajos”.

Más exclusivos y sabrosos
El higo negro peruano es menos conocido en Europa que sus equivalentes brasileño e israelí, que también se encuentran en el mercado. “No es muy habitual ver higos peruanos en Europa. Es un higo totalmente distinto de la variedad verde de Brasil. El higo peruano es mucho más sabroso, pero hay menos empresas que lo exportan. Este higo, por tanto, es mucho más exclusivo”. Edwin continúa: “Se trata de un higo negro que se puede comer en su totalidad. La variedad actual se llama Toro Sentado, la sucesora de Black Mission. Tiene un sabor fantástico y es diferente de la variedad turca. Tiene el mismo color que la variedad turca, pero es más grande”.

Los higos están en alza en toda Europa. “Desde Islandia a Finlandia, desde Portugal a Grecia”, ilustra Edwin. “Los supermercados holandeses también están haciendo espacio en sus lineales para los higos peruanos”, asegura. Puesto que en el último mes del año se espera escasez de higos peruanos, es posible cambiarse a la oferta de Brasil e Israel, pese a que estos higos son diferentes. “Los higos israelíes son aceptables, pero no todo el mundo quiere la variedad brasileña”, apunta Edwin. Hace unos años, estos higos estuvieron cuestionados por el uso de un polvo para prolongar la vida útil. Desde el año pasado, ya no se encuentran estos higos empolvados en el mercado. “Como esta variedad tiene tanta disponibilidad, sigue siendo la más demandada y la más vendida”.

Bud1

Fuente: Fresh Plaza

 

Higos, brevas y cabrahígos: ¿en qué se diferencian?

Posted on

higos y brevas

Texto: Jordi Sabaté
Ilustración: J.C.Florentino
Fuente: eldiario.es

La expresión “de higos a brevas” se utiliza para referir a algo que sucede muy eventualmente, en periodos largos de tiempo. ¿Dónde está el origen de la misma? En el fruto, o mejor dicho los frutos, de la higuera. O, mejor dicho, de algunas higueras bíferas, es decir que tienen dos fructificaciones anuales y que no son todas las que podemos encontrar en España.

Las higueras bíferas son una variante genética de las higueras de una sola fructificación, que se encuentran mezcladas en el medio con sus pares sin que haya un motivo específico para distinguirlas; no han sido seleccionadas artificialmente por el hombre. En realidad también tienen una sola frutificación, en agosto y septiembre, que es cuando se producen los higos, pero además poseen una resistencia especial al frío que hace que los frutos tardíos, los últimos en salir cuando ya llega octubre, se queden en estado de hibernación -por decirlo de algún modo- en el árbol hasta la primavera siguiente.

Brevas

Al llegar los primeros calores de finales de mayo del año siguiente, el fruto hibernado se reactiva y se desarrolla para dar las brevas, que son la cosecha de principios de verano: los frutos grandes y carnosos, morados por fuera y rojos vivos por dentro que generalmente denominamos higos pero que no lo son. Las brevas son de piel más fina y quebradiza, poco lechosas y menos aromáticas aunque contienen mayor proporción de agua, ya que se han desarrollado en época primaveral.

Se recogen de junio a julio en función de cuándo haya llegado el calor y de los rigores del verano, e inmediatamente se comercializan, generalmente para consumo directo y en fresco, al tener menor concentración de azúcares, o para hacer mermeladas al ser más melosas. No obstante, su cosecha puede ser larga si el frio en el año anterior llegó pronto o en función de cómo evolucione el verano, por lo que incluso en agosto se pueden recoger en las regiones más frescas.

Higos

Pero la verdadera fructificación anual de las flores de las higueras -que en España suelen ser en su mayoría pies dioicos femeninos autofértiles, es decir que no necesitan polinización para fructificar- se produce en agosto y culmina en septiembre, ofreciendo el fruto ortodoxo que conocemos como higo y que no es el oscuro y rojo por dentro.

Al contrario, es otro más pequeño, ya que ha pasado por los rigores del verano, con una pluviometría mucho menor, blanco por fuera, con una piel más gruesa y que se rompe soltando un líquido lechoso que huele a higuera. Por lo tanto, el higo, más pequeño y reconcentrado, es más aromático que la breva y se puede utilizar para desecar, para mermeladas o para comer fresco. De hecho es más apreciado que su homóloga.

Los higos que no fructifiquen a tiempo y que sean sorprendidos por los primeros fríos, en el caso de encontrarnos ante una higuera bífera quedarán hibernando hasta el año que viene, en que al cabo de unos ocho meses darán las nuevas brevas. De ahí la expresión “de higos a brevas”, es decir de temporada en temporada.

De todas formas, podemos encontrar estos días en las cestas de las fruterías una mezcla de frutos morados y blancos, brevas e higos, ya que las últimas brevas traídas de las regiones más frescas pueden coincidir con los primeros higos de las más cálidas. En todo caso es muy muy poco probable que procedan del mismo árbol y el objetivo de la mezcla es puramente comercial, si bien a nivel nutricional sus propiedades son las mismas, con gran riqueza de fibra vegetal, azúcares y vitaminas A y C, así como de minerales como magnesio, potasio, calcio y fósforo.

Cabrahígos

Es posible que en algunos establecimientos, sus avispados propietarios nos ofrezcan frutos de higuera bajo un cartel que informa de que son “cabrahígos”. Si nos dicen que son un tercer fruto diferente a higos y brevas, no les creamos, aunque tengan parte de razón. Estos por ellos llamados ‘cabrahígos’, son frutos procedentes de higueras dioicas femeninas que no son autofértiles, es decir que precisan de un pie dioico masculino, conocido como cabrahigo, para polinizarse.

Aunque no son mayoritarias, tampoco son infrecuentes estas higueras, de la variedad esmirna, y se plantan con frecuencia junto a un pie masculino de modo que se pueda producir una polinización mediante insectos y una posterior frutificación. A nivel de consumidor, sin embargo, el fruto es un higo como cualquier otro, sin diferencias de textura o sabor.

¿Cuál es el origen de la palabra ‘cabrahígos’?

Para los más curiosos, el nombre de cabrahígo procede de que como no producen higos, los pies masculinos no eran domesticados por el hombre y se encontraban en estado salvaje en los bosques, donde había que ir a buscarlos si se deseaba polinizar una higuera femenina. Antiguamente se solía tomar los pies que creían en las grietas entre las rocas y en las paredes, porque eran los más fáciles de arrancar conservando buena parte de la raíz -al estar esta poco desarrollada- y, por tanto, aguantaban mejor el trasplantado. De ahí, de que vivían entre las rocas como las cabras, viene la palabra cabrahígo. Por otro lado, hay algunas higueras monóicas en estado salvaje que también se conocen como cabrahígos y dan unos frutos pequeños y nada comestibles en tres fructificaciones anuales.

En Italia el kilo de higos frescos se está vendiendo a 3,30 euros

Posted on

Italia es un gran consumidor de esta fruta, por lo que el precio que se maneja tanto en el mercado nacional como internacional es, prácticamente, el mismo. “En estos días, un kilo de higos frescos, que son los que están disponibles en este momento, ronda los 3,30 euros, precio que intentamos mantener estable durante toda la campaña”, explica Gaetano Modugno, gerente de Evergreen. Esta empresa italiana recolecta cada día unos 4.100 kilos que son inmediatamente vendidos a sus clientes. “El volumen total depende del año y de las condiciones meteorológicas”, aclaran desde Evergreen.

A día de hoy, comenta Modugno, “comercializamos higos de la región de Apulia, principalmente, en Italia”. De hecho, el 70% de la producción con la que cuentan se queda en el mercado local y envían a Holanda, Francia, Luxemburgo y Alemania el 30% restante.

“El año pasado tuvimos una campaña de higos verdes y negros muy buena, ya que hubo mucha fruta y una gran demanda”, explica Modugno. Sin embargo, “este año aún tenemos que esperar porque sólo llevamos tres semanas de campaña y todavía queda por empezar a comercializar los negros, que estarán disponibles dentro unos 10 días”, añade.

Texto: Mara Aguilera
Fuente: Fresh Plaza

Las variedades de higuera más interesantes para el consumo en fresco

Posted on

Microsoft Word - Figura 1-1.doc

Estudio realizado por Cristina Pereira1; Manuel Joaquín Serradilla1; Fernando Pérez- Gragera1; Alberto Martín2; María del Carmen Villalobos2; Margarita López- Corrales1.
1Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex). Áreas de Hortofruticultura y Vegetales. Junta de Extremadura.
2Nutrición y Bromatología, Escuela de Ingenierías Agrarias, Universidad de Extremadura

En el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex-Finca La Orden), localizado en Guadajira (Badajoz), se ha evaluado el comportamiento agronómico y de calidad de cinco variedades comerciales de higuera con destino al consumo en fresco. Para ello se evaluaron parámetros agronómicos y de calidad, como fecha de entrada en producción, calendario de maduración y producciones acumuladas, así como el peso y el calibre medio, el contenido en sólidos solubles (CSS), acidez titulable (AT), así como la textura y el índice de maduración (IM) (CSS/AT) de ambas producciones (brevas e higos).

Los resultados de este estudio han puesto de manifiesto que las mayores producciones acumuladas de brevas se han obtenido con las variedades ‘San Antonio’ y ‘Banane’, mientras que en higos destacaron ‘Banane’ y ‘Brown Turkey’, si bien ‘Cuello Dama Blanco’ también mostró una alta producción de higos. Por otro lado, desde el punto de vista de la calidad, fueron las variedades ‘Cuello Dama Blanco’ y ‘San Antonio’ las que presentaron las mejores características organolépticas tanto en brevas como en higos, mostrando un elevado contenido en sólidos solubles así como el mejor índice de maduración, seguidas de ‘Colar Elche’.

El Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex-Finca La Orden; en Guadajira, Badajoz) es el centro de referencia de la higuera en España, debido principalmente a la existencia del banco de germoplasma nacional de higuera, con más de 250 variedades diferentes que pueden ser consumidas tanto para fresco como para seco.

En España esta especie se ha cultivado tradicionalmente en secano y en parcelas de pequeña superficie o bien como árboles diseminados. En cuanto al material vegetal cada zona ha utilizado materiales locales adaptados a diferentes usos, aplicándose técnicas de cultivo convencionales. Extremadura es la primera Comunidad Autónoma en superficie y producción, con algo más de 5.000 ha de cultivo y con una producción media de 6.000 t, representando un 47 y un 26% de la superficie y la producción total española respectivamente. La mayor parte de la producción se destina a la producción de higo seco.

En las últimas décadas se ha producido un interés creciente por este cultivo para la producción de sus frutos con destino al consumo en fresco debido probablemente a la búsqueda de nuevas alternativas frutícolas y al notable aumento del consumo tanto en fresco como en seco, principalmente en países como México y Estados Unidos, así como en Japón, China y los Emiratos del Golfo Pérsico. Todo ello unido a la buena aceptación de los frutos por parte del consumidor, al aumento de los precios en el mercado y al desarrollo de tecnologías post-cosecha que ayudan a preservar y alargar la vida útil del fruto en fresco, han favorecido el establecimiento de nuevas plantaciones regulares con destino principalmente para el mercado en fresco.

Por ello, Cicytex en colaboración con la Universidad de Extremadura (UEX), se planteó evaluar la aptitud agronómica y de calidad de los frutos de una serie de variedades comerciales de higueras para consumo en fresco y así, posibilitar el establecimiento de nuevas plantaciones comerciales con la aplicación de técnicas de cultivo acordes a una fruticultura moderna.

El ensayo fue establecido en el año 2007 en una parcela experimental con plantas de 10 variedades comerciales, entre las que se encontraban: ‘San Antonio’, ‘Banane’, ‘Cuello Dama Blanco’, Cuello Dama Negro’, ‘Tiberio’, ‘Tres Voltas L’Any’, ‘Colar Elche’, ‘Brown Turkey’, ‘Blanca Bétera’ y ‘De Rey, todas ellas partenocárpicas y bíferas, excepto ‘Tiberio’ que es de tipo San Pedro.  Sin embargo, este trabajo se ha centrado en 5 de ellas, ‘Cuello Dama Blanco’, ‘Brown Turkey’, ‘San Antonio’, ‘Banane’ y ‘Colar Elche’ por ser las variedades que presentaron mejor comportamiento agronómico y una elevada calidad organoléptica de sus frutos.

Estas cinco variedades de higuera estudiadas muestran un alto potencial para el consumo en fresco debido a que, en general, son muy productivas y presentan buenas características de calidad organolépticas. ‘San Antonio’ fue la variedad de maduración más temprana, con producciones medias de brevas e higos, siendo la producción de higos mayor que la de brevas, principalmente en ‘Banane’ y ‘Brown Turkey’ que fueron las más productivas para ambas cosechas, y con los frutos de mayor peso y calibre. Por otro lado, ‘Cuello Dama Blanco’ y ‘San Antonio’ destacaron por sus altos índices de maduración sugiriendo, por tanto, una mayor aceptación de estos frutos por parte de los consumidores.

Fuente: Interempresas