brevas

Higos, brevas y cabrahígos: ¿en qué se diferencian?

Posted on

higos y brevas

Texto: Jordi Sabaté
Ilustración: J.C.Florentino
Fuente: eldiario.es

La expresión “de higos a brevas” se utiliza para referir a algo que sucede muy eventualmente, en periodos largos de tiempo. ¿Dónde está el origen de la misma? En el fruto, o mejor dicho los frutos, de la higuera. O, mejor dicho, de algunas higueras bíferas, es decir que tienen dos fructificaciones anuales y que no son todas las que podemos encontrar en España.

Las higueras bíferas son una variante genética de las higueras de una sola fructificación, que se encuentran mezcladas en el medio con sus pares sin que haya un motivo específico para distinguirlas; no han sido seleccionadas artificialmente por el hombre. En realidad también tienen una sola frutificación, en agosto y septiembre, que es cuando se producen los higos, pero además poseen una resistencia especial al frío que hace que los frutos tardíos, los últimos en salir cuando ya llega octubre, se queden en estado de hibernación -por decirlo de algún modo- en el árbol hasta la primavera siguiente.

Brevas

Al llegar los primeros calores de finales de mayo del año siguiente, el fruto hibernado se reactiva y se desarrolla para dar las brevas, que son la cosecha de principios de verano: los frutos grandes y carnosos, morados por fuera y rojos vivos por dentro que generalmente denominamos higos pero que no lo son. Las brevas son de piel más fina y quebradiza, poco lechosas y menos aromáticas aunque contienen mayor proporción de agua, ya que se han desarrollado en época primaveral.

Se recogen de junio a julio en función de cuándo haya llegado el calor y de los rigores del verano, e inmediatamente se comercializan, generalmente para consumo directo y en fresco, al tener menor concentración de azúcares, o para hacer mermeladas al ser más melosas. No obstante, su cosecha puede ser larga si el frio en el año anterior llegó pronto o en función de cómo evolucione el verano, por lo que incluso en agosto se pueden recoger en las regiones más frescas.

Higos

Pero la verdadera fructificación anual de las flores de las higueras -que en España suelen ser en su mayoría pies dioicos femeninos autofértiles, es decir que no necesitan polinización para fructificar- se produce en agosto y culmina en septiembre, ofreciendo el fruto ortodoxo que conocemos como higo y que no es el oscuro y rojo por dentro.

Al contrario, es otro más pequeño, ya que ha pasado por los rigores del verano, con una pluviometría mucho menor, blanco por fuera, con una piel más gruesa y que se rompe soltando un líquido lechoso que huele a higuera. Por lo tanto, el higo, más pequeño y reconcentrado, es más aromático que la breva y se puede utilizar para desecar, para mermeladas o para comer fresco. De hecho es más apreciado que su homóloga.

Los higos que no fructifiquen a tiempo y que sean sorprendidos por los primeros fríos, en el caso de encontrarnos ante una higuera bífera quedarán hibernando hasta el año que viene, en que al cabo de unos ocho meses darán las nuevas brevas. De ahí la expresión “de higos a brevas”, es decir de temporada en temporada.

De todas formas, podemos encontrar estos días en las cestas de las fruterías una mezcla de frutos morados y blancos, brevas e higos, ya que las últimas brevas traídas de las regiones más frescas pueden coincidir con los primeros higos de las más cálidas. En todo caso es muy muy poco probable que procedan del mismo árbol y el objetivo de la mezcla es puramente comercial, si bien a nivel nutricional sus propiedades son las mismas, con gran riqueza de fibra vegetal, azúcares y vitaminas A y C, así como de minerales como magnesio, potasio, calcio y fósforo.

Cabrahígos

Es posible que en algunos establecimientos, sus avispados propietarios nos ofrezcan frutos de higuera bajo un cartel que informa de que son “cabrahígos”. Si nos dicen que son un tercer fruto diferente a higos y brevas, no les creamos, aunque tengan parte de razón. Estos por ellos llamados ‘cabrahígos’, son frutos procedentes de higueras dioicas femeninas que no son autofértiles, es decir que precisan de un pie dioico masculino, conocido como cabrahigo, para polinizarse.

Aunque no son mayoritarias, tampoco son infrecuentes estas higueras, de la variedad esmirna, y se plantan con frecuencia junto a un pie masculino de modo que se pueda producir una polinización mediante insectos y una posterior frutificación. A nivel de consumidor, sin embargo, el fruto es un higo como cualquier otro, sin diferencias de textura o sabor.

¿Cuál es el origen de la palabra ‘cabrahígos’?

Para los más curiosos, el nombre de cabrahígo procede de que como no producen higos, los pies masculinos no eran domesticados por el hombre y se encontraban en estado salvaje en los bosques, donde había que ir a buscarlos si se deseaba polinizar una higuera femenina. Antiguamente se solía tomar los pies que creían en las grietas entre las rocas y en las paredes, porque eran los más fáciles de arrancar conservando buena parte de la raíz -al estar esta poco desarrollada- y, por tanto, aguantaban mejor el trasplantado. De ahí, de que vivían entre las rocas como las cabras, viene la palabra cabrahígo. Por otro lado, hay algunas higueras monóicas en estado salvaje que también se conocen como cabrahígos y dan unos frutos pequeños y nada comestibles en tres fructificaciones anuales.

Anuncios

La Breva de Albatera busca abrirse nuevos mercados exteriores

Posted on

Hace dos semanas la marca ‘Breva de Albatera’ se ha promocionado tanto a nivel internacional, en la Fruit Attraction de Madrid, como a nivel local, en la Feria del Comercio de Albatera. La  Asociación de Productores de la Breva acudió el pasado jueves a la feria internacional Fruit Attraction celebrada en IFEMA durante los días 18, 19 y 20 de octubre. A este evento acudieron Jaime Molina y Domingo Box, como representantes de la asociación y el concejal de Agricultura Juanjo Ortiz, representando al Ayuntamiento de Albatera.

“Durante esos días hemos estado representando el producto estrella del municipio: la breva. Al haber conseguido registrar la marca queremos hacer propaganda a nivel internacional de lo que es nuestro pueblo a través de la breva”, según indica el presidente de la asociación, Jaime Molina. El objetivo de acudir a esta feria es sobre todo dar información sobre el producto, que la gente conozca la breva pero también quiénes son los socios que componen la APBA, además de intentar abrir mercado.

En el stand de Breva de Albatera se expuso el video promocional de la breva, “nos llevamos dos cajas de higos para dar a conocer el producto” cuenta el presidente de la asociación, sin embargo “una de nuestras ideas para la próxima edición es llevarnos pan de higo y mermelada, para que la gente pueda probar el producto”, porque esta feria “por la fecha, es muy difícil llevar brevas o higos ya que no es su temporada, pero sí podemos llevar productos elaborados con esta fruta” informa Jaime Molina.

Tras finalizar la participación en la Fruit Attraction, los días 20, 21 y 22 de octubre la Asociación de Productores ‘Breva de Albatera’ estuvo presente en la Feria del Comercio albaterense, integrados en el stand de la Cooperativa Albafruits. Una gran oportunidad para dar a conocer la asociación en su propio pueblo y que todos los productores de variedad colar pudiesen conocer los beneficios de estar asociados.

Albatera tiene una producción del 95% de la variedad del higo colar, por eso una de las metas próximas de la APBA es aumentar la cantidad de socios y que se asocien todos los productores de la zona. Que los agricultores vean que con una cuota mínima están amparados dentro de la asociación y pueden comercializar su producto con la marca ‘Breva de Albatera’.

Este jueves 27 de octubre, la asociación estará presente en el EcoWorld de Alicante invitada por la Diputación Provincial. Otro de sus eventos próximos será la participación en la segunda edición de SYA Orihuela, el Simposium Internacional de la Vega Baja, que se celebrará en la ciudad oriolana los días 23 y 24 de noviembre.

“Queremos ir poco a poco consolidándonos y dándonos a conocer. La proyección del EcoWorld puede ser muy importante, igual que la participación en el simposio de Orihuela porque viene toda la gente de la Vega Baja”, concluye el presidente de la APBA.

Fuente: ActivaOrihuela

Las brevas, un superalimento energético y remineralizante

Posted on

Son una de las frutas más ricas en calcio. ¿Sabías que los atletas de la Antigua Grecia se alimentaban con higos para aumentar su resistencia? Analizamos nutricionalmente un superalimento muy interesante para deportistas: las brevas.

– Energéticas y remineralizantes

– Calmantes y expectorantes

– Hipoglucemiantes y diuréticas

– Digestivas y nutritivas

Las brevas y los higos provienen del árbol de la higuera (Ficus carica), las brevas son la primera cosecha de junio a julio y el higo de la segunda de agosto a septiembre, de ahí viene lo “de higos a brevas”. Aunque se clasifican como fruta, en realidad son infrutescencias, receptáculos carnosos que sirven de soporte a las flores que están dentro de las brevas e higos, y que maduran en pequeños frutos que son las pepitas que podemos ver en su interior.

En realidad, las brevas son higos del año anterior que no llegaron a madurar por el frío, pasando el invierno en estado de yemas que se desarrollan al llegar el calor de la primavera.

En comparación con los higos, las brevas son de color morado y mayor tamaño y contienen más agua y menos azúcares, de ahí su sabor menos dulce.

Las arrugas y en la piel indican que están listas para su consumo. Se estropean rápidamente y no llevan bien el frío de la nevera, así que mejor comprarlas en su punto para disfrutarlas en el día.

Las brevas se suelen consumir frescas en temporada, bien solas entre horas o como postre, o como ingrediente de ensaladas. Combinan bien con yogur, requesón y miel, dan un toque cremoso a los batidos y helados y se prestan para hacer mermeladas,
conservas en licor y salsas para carnes.

Los higos secos solos o con almendras (pan de higo), son muy apreciados como barrita energética natural para entrenamientos largos.

Son buenas para…

  1. Ayudan a perder peso en casos de ansiedad por su alto contenido en agua y fibra.
  2. Son digestivas y laxantes suaves, sin dañar la mucosa intestinal.
  3. Tienen efecto diurético y ayudan a regular la presión arterial alta.
  4. Son remineralizantes, gracias al magnesio y el calcio.
  5. Son alimentos energéticos para antes, durante y después de entrenar por su contenido en carbohidratos (glucosa, fructosa y sacarosa).
  6. Ayudan a regular nos niveles de glucosa en sangre, protegen hígado y riñones.
  7. Regulan el estrés y levantan el ánimo. Se las consideraba alimento de filósofos.
  8. Acción antitumoral y antiséptica por su contenido en fenoles (benzaldehídos) que ayudan a prevenir el cáncer, enfermedades degenerativas, cardiovasculares e infecciosas.

Texto: Yolanda Vázquez Mazariego
Fuente: Sport Life 

Ensalada de brevas para este inicio de verano

Posted on

De la higuera se obtiene una cosecha temprana, generalmente en el mes de junio, con unos frutos llamados brevas o higos tempranos con una piel de color morada y de sabor dulce si están en su punto de madurez; después de esos primeros brotes, en agosto y septiembre aparecerán nuevos frutos diferentes en su tamaño y color y que son los higos tardíos con una piel verde, una carne fina y carnosa y un exquisito sabor dulce.

Sus frutos son muy apreciados y su uso en cocina actualmente va adquiriendo cada vez más protagonismo tanto en platos dulces como salados; de toda la vida se han consumido higos secos que no es más que una forma de conservación de la fruta y que junto con los frutos secos (nueces, sin ir más lejos) siempre fueron manjares navideños. El higo se lleva muy bien con el queso, fundiéndose ambos sabores en empanadas, ensaladas o sobre una simple tostada.

En esta ensalada se buscan mezclas diferentes, así, el salami aporta un gusto nuevo y diferente cuando lo habitual es mezclar los higos con jamón, si se trata de embutidos. Aparte, el aliño suave con limón potencia esta mezcla de sabores sin restar protagonismo a la pieza fundamental que es la breva. No obstante, he preparado y probado también con una vinagreta habitual, que uso en la mayoría de mis ensaladas y el resultado es excelente. Dejo la receta de ambos aliños para que cada uno elija en función de sus preferencias.

INGREDIENTES

-Brotes de lechugas diversas, canónigos, rúcula o una mezcla de todas
-4-6 brevas
-Queso feta o de cabra
-4-6 lonchas de salami

Aliño de limón:

-4 cucharadas de aceite de oliva virgen
-2 cucharadas de zumo de limón colado
-Sal y pimienta

Vinagreta:

-200 ml. de Aceite de oliva virgen
-100 ml. de vinagre de Jerez
-Un chorro de miel
-Una cuchara de postre de mostaza a la antigua
-Sal
-Pimienta

PREPARACIÓN

-Lavar y secar el exceso de agua de las lechugas.
-Limpiar las brevas, retirar el pedúnculo  y cortar cada una en cuartos.
-Cortar cada loncha de salami en cuartos.
-Disponer en una fuente las lechugas variadas, los cuartos de brevas y de salami y desmenuzar el queso feta sobre ello; si usamos queso de cabra puede disponerse en rodajas pequeñas.

Aliño de limón: en un bol batir el aceite y el zumo del limón con un tenedor, salpimentar y rociar con él la ensalada.

Vinagreta: mezclar el aceite con el resto de ingredientes, echar en un biberón y rociar la ensalada.

Receta de Juana Rituerto Cuerdo
Fuente: Ven a la Cocina

2,5 millones de kilos de brevas e higos se recogerán en las próximas semanas en el Camp d’Elx

Posted on

Buena campaña de brevas e higos para los próximos meses. En total se recogerán 2,5 millones de kilos, 912.000 kilos de brevas y 1.644.000 kilos de higos. De esta manera se compensará la bajada del 20 por ciento de brevas con una subida del 15 por ciento de los higos.

El pasado jueves se presentó la campaña de recolección y el presidente de Jóvenes Agricultores, Pedro Valero, ha indicado que las temperaturas frescas que hubo en abril afectaron al cuaje del árbol, por lo que la recolección de las brevas bajará un 20 por ciento. La previsión es que se recojan 912.000 kilos. Por contra, habrá más producción de higos, un 15 por ciento, con un total de 1,6 millones de kilos.

Las brevas ya están en pleno campaña de recolección, mientras que los higos se comenzarán a recoger en la segunda quincena de julio.

El 50 por ciento de la producción se destina al consumo local y nacional, y el otro 50 por ciento a mercados europeos como Francia, Italia, Alemania, Bélgica y Suiza.

Higos y brevas
La higuera es un cultivo que se adapta extraordinariamente a las características del Campo de Elche, exigiendo muy poca cantidad de agua y convirtiéndose así en uno de los cultivos más sostenibles.

La breva es un manjar muy delicado por su rápida maduración. Para conseguir su máximo sabor y conservación desde su recolección hasta su expedición, trascurren menos de 24 horas.

Las higueras del campo de Elche son bíferas, por lo que realizan dos cosechas muy diferenciadas:
-Las brevas, de mayores calibres y más tempranas. (Del 25 de mayo y todo el mes de junio)
-Los higos, de calibres más pequeños, más tardíos. (agosto)

Hectáreas en producción
En la actualidad, la superficie cultivada de higueras, incluidas algunas plantaciones que todavía no están a plena producción, es de aproximadamente en unas 165 hectáreas, repartidas la mayoría en pequeñas y medianas plantaciones, aunque en las nuevas plantaciones se observa un aumento de superficie.

Variedades cultivadas
La variedad cultivada es la Colar, que es muy apreciada, tanto por el tamaño de sus frutos, como por su sabor y su resistencia al rayado, además de dar dos cosechas: brevas e higos.

Fuente: Aquí en Elche

Las brevas ganan terreno en el Camp d’Elx y este año llegarán a Hong Kong

Posted on

La rentabilidad del fruto estival propicia que la superficie cultivada aumente un 18% en las pedanías


La campaña de recolección de brevas está en marcha. Los jornaleros han empezado a trabajar en los campos de cultivos y los frutos están llegando a las cooperativas agrarias, desde donde salen en dirección a mercados nacionales e internacionales. El cultivo de higueras ha ido cogiendo peso durante los últimos años en Elche, y para esta campaña se cuenta con la producción de 72 hectáreas, un 18% más que el año pasado.

Este aumento del terreno cultivado permitirá compensar una bajada en la producción respecto a la temporada de 2016. Los agricultores advierten de que las bajas temperaturas que se registraron en el Camp d’Elx a principios del mes de abril afectaron a la producción, y una parte de las brevas se vio afectada. Las pérdidas pueden suponer el 30% de los 500.000 kilos que se recogieron el año pasado, que se compensará con el aumento de explotaciones.

Aún así, este cultivo sigue siendo uno de los más rentables para los agricultores de Elche, y este año, y gracias al aumento del terreno cultivado, se espera igualar el volumen de producción de la temporada anterior, unos 500.000 kilos.

La mayor parte de las brevas que se recolectan en el Camp d’Elx, el 60%, acaba en el extranjero. Francia y Suiza son los principales consumidores internacionales. También se envían brevas a Italia, Bélgica, Holanda y Alemania.

Además, este año, la cooperativa Cambayas ha gestionado el envío de brevas a Hong Kong. Hasta China se ha enviado esta misma semana un pequeño cargamento por avión, con el fin de testar la aceptación del fruto en el mercado asiático. El gerente de Cambayas, José María Martínez, explicó que «se trata de una prueba que vamos a llevar a cabo en colaboración con un distribuidor que opera en la zona de China, y si funciona enviaremos más».

Diferencias
La breva que se destina al mercado internacional no es la misma que se consume en España. El consumidor extranjero prefiere la breva cerrada, mientras que el nacional aprecia más la breva rayada, que es la que está en un estado más óptimo de maduración, según los expertos.

No obstante, esta circunstancia permite enviar el producto al exterior en una fase más temprana de la maduración, que no se ve interrumpida cuando se produce la recolección. «La breva sigue madurando fuera del árbol», apuntó José María Martínez.

Texto: José A. Mas
Foto: Cambayas
Fuente: Diario Información

Aumentan las explotaciones en el Camp d’Elx dedicadas al cultivo de la breva, un fruto con venta asegurada

Posted on

Las cosechas tienen la salida garantizada y el precio del kilo puede oscilar entre los tres y los seis euros en tienda

En el Camp d’Elx hay agricultores que llevan toda la vida dedicados al cultivo de la higuera, que produce brevas para junio e higos en agosto. Sin embargo, durante los últimos años están surgiendo nuevos agricultores de este tipo de frutales, que han recuperado terrenos que estaban sin cultivar con el gancho de que se trata de un producto que siempre se vende en el mercado. Además, hay parcelas que antes se dedicaban a las hortalizas y que ahora se destinan a las higueras, como también pasa con el granado. Si el calibre es bueno y no hay un exceso de oferta, el precio de las brevas puede rondar entre los tres y los seis euros el kilo: cuando hay más oferta baja a entre dos y cuatro euros en el mercado final.

El agricultor José Antonio Mollà lleva más de treinta años dedicado al cultivo de higueras en la pedanía de Matola. «Tengo unas trescientas higueras, y hoy en día se siguen plantando porque resultan rentables para el agricultor», explicó en este sentido.

«Se trata de un árbol al que el frío no le sienta bien, como nos ha pasado este año, pero, si sale mal la campaña de brevas, luego siempre está la de higos, que es en agosto y ayuda a compensar», apuntó el agricultor, que explicó que, en función de cómo se presente la campaña, se pide más o menos mano de obra para el trabajo de recolección.

Menos años lleva cultivando este fruto José Manuel Blasco, que cuenta con una hectárea en la que en el último año ha plantando nuevos árboles para completar su explotación agraria. «Tenemos una finca y he incrementando el número de árboles porque se trata de una cultivo que funciona bien en nuestra zona y sabemos cómo trabajarlo».

Asimismo, apuntó José Manuel Blasco «los agricultores somos conscientes de que es un fruto que se vende bien a través de las cooperativas y, a diferencia de otros, no tenemos que movernos mucho para darle salida».

Estas claves han hecho que en los últimos años aumente la producción de brevas y higos en el Camp d’Elx, cuando es un fruto más característico de poblaciones de la Vega Baja como Albatera, donde también existe una gran cantidad de hectáreas dedicadas a la explotación de higueras.

Texto: José A. Mas
Foto: Brevas de Albatera
Fuente: Diario Información