malasia

Mutiara Figs Garden: Higos frescos de primera calidad desde Malasia

Posted on

Una familia de arquitectos dirige un invernadero que suministra higos frescos al mercado local

fig-farm-5
Foto: Mutiara Figs

Con las tendencias populares actuales de alimentación sana está claro que la gente quiere estar en forma y preparar sus comidas con superalimentos llenos de antioxidantes, vitaminas y fibra. Aquellos que adoptan un estilo de vida equilibrado por lo general basan sus costumbres en un ejercicio vigoroso y una alimentación fundamentalmente vegetal.

Para el arquitecto Mohd Hilmi Yusoff el higo fue una fruta que realmente causó impacto. “Después de leer sobre los beneficios de la higuera, le dije a mi esposa que necesitaba 20 plantas de higos para poder comer al menos dos higos al día. Comenzó con cuatro plantas, que luego crecieron a 20, y poco después, 200”, dice.

Hilmi, su esposa, y sus tres hijos también son arquitectos, y su casa en Shah Alam está decorada con una exuberante vegetación, junto con un invernadero que proporciona varias frutas como aguacate, limones, kiwi y caqui.

Utilizados a menudo en antiguas recetas medicinales, los higos tienen un alto contenido de potasio, hierro, fibra, vitaminas y antioxidantes. Observando la creciente demanda de los beneficios de la fruta, hacia finales de 2015, Hilmi decidió iniciar Mutiara Figs Garden para suministrar higos frescos a los malasios. “Sé que los malasios no saben mucho sobre los higos y nosotros necesitamos educarlos… en Europa, es una fruta de primera calidad”, dice Hilmi. Con innumerables variedades disponibles, los higos son nativos de Oriente Medio y de los países mediterráneos.

Incluso antes de que las plantas pudieran dar fruto, las hijas de Hilmi, Ilani Hana Masturah y Aliyaa Suraiya, comenzaron a experimentar con sus hojas, creando un té que se dice que es capaz de reducir los niveles de azúcar de los diabéticos. Mientras que la mayoría de las personas mezclan sus hojas de higuera con hojas de té o secan sus hojas de higuera en un horno – lo que Hilmi dice a menudo conduce a un producto quemado – Mutiara Figs seca sus hojas en un deshidratador. “Lavamos las hojas jóvenes para eliminar impurezas y suciedad. Luego los ponemos en el deshidratador”, explica.

Mutiara Figs makes products such as jams tea and sambal with figs Photo Mutiara Figs
Foto: Mutiara Figs

La línea de productos de Mutiara Figs no se detiene ahí. Las hermanas han elaborado mermelada de higos, higos caramelizados, condimento de higos y, para el paladar malayo, higos sambal bilis. “Pensamos en lo que les gusta a los malayos: el sambal. Así que mezclamos higos con sambal bilis. En lugar de poner azúcar, ponemos nuestros higos – el higo seco tiene su propio azúcar. Lo desarrollamos sin belacán ni glutamato monosódico”, explica Ilani.

Las hermanas experimentan con los productos en casa, pero una vez que se perfecciona la receta, se hacen en una fábrica. Trabajando con especialistas en jabón, también se les ocurrió el jabón facial de higo, el jabón corporal y la crema corporal. “Hicimos cuidado de la piel porque sabemos que los higos tienen vitaminas E y A, que son buenas para nuestra piel”, dice Aliyaa.

Toda la familia de Hilmi tiene algo que ver con el negocio, incluyendo a su hijo Mohamed Fariz, pero sólo Aliyaa trabaja a tiempo completo. Se encarga de la fabricación de los productos, el diseño de etiquetas y folletos y la presencia de la empresa en los medios sociales.

En 2017, construyeron invernaderos más grandes en dos acres de tierra en Shah Alam. Aunque las higueras silvestres pueden crecer en malasia hasta 50 pies, las plantas aquí se mantienen a 8 pies para que sean más fáciles de cuidar y cosechar.

Como explica Hilmi, “tenemos 300 variedades. La higuera roja es barata, fructifica fácilmente y los frutos son grandes. El higo negro es muy difícil de fructificar, la cantidad es menor y el fruto es pequeño. En cuanto a la variedad amarilla, los higos no son muy dulces pero son crujientes y agradables. Cuando vendemos higos amarillos, la gente pregunta: “¿Tengo que esperar a que maduren?”, digo que no.

pro_mutiara_garden_
Foto: Mutiara Figs

Cada tipo de higo tiene un sabor y una textura ligeramente diferentes. El negro es el más dulce, pero también hay algo encantador en la textura cremosa y grasa de la versión roja. Según Hilmi, los higos más largos tienden a tener mejor sabor que los redondos.

Los Higos Mutiara aún enfrentan algunos desafíos. Como las plantas de higuera se cultivan normalmente en el Mediterráneo, son más susceptibles al crecimiento de hongos en nuestro clima húmedo. Además del costo de perder una planta, existe el riesgo de que el hongo se propague a otras plantas. La planta de higuera también es muy delicada, por lo que los frutos se cosechan a mano con cuidado.

La higuera es uno de los árboles más antiguos del mundo. Mencionado en muchos textos antiguos como la Biblia y el Corán y referenciado en innumerables otras religiones, el higo es un fruto inusual que ofrece muchas posibilidades deliciosas. Mutiara Figs espera educar a los malasios sobre estas cualidades y eventualmente distribuir sus productos internacionalmente.

En su granja, la empresa quiere construir un centro de experiencias para exponer sus productos y, con el tiempo, celebrar eventos educativos. “Se trata de los beneficios para la salud. Mutiara Figs va a ser el líder en la promoción de higos para la salud, para que la gente entienda que no se come esta fruta sólo por la dulzura. La dulzura y el sabor son secundarios, lo principal son sus beneficios para la salud”, dice Hilmi.

Texto: Lakshmi Sekhar
Fuente: The Edge Malaysia

Anuncios

Mutiara Figs Garden, higos exóticos cultivados en Malasia y mucho más

Posted on

Mutiarafigs08_620_413_100

La pareja malasia de arquitectos formada por Mohd Hilmi bin Yusoff y su esposa Faridah Hasni binti Ramli llegaron a descubrir su pasión por los higos de manera casual. Todo empezó cuando construyeron su propia casa en Shah Alam y decidieron rodearla de un gran jardín. Buscaron plantas con las que poblarlo y Mohd Hilmi descubrió entonces las higueras y sus múltiples variedades.

A pesar de que el cultivo de la higuera es cultivo reciente en Malasia, está ganando terreno lentamente y cada vez son más los que están fascinados con esta planta milenaria. Estos nuevos cultivadores ven prosperar sus propias higueras gracias al clima tropical.

“No es una planta, como dicen los agricultores de Malasia, de las tres T (tanam, tunggu dan Tuai, es decir, plantar, esperar y cosechar)”, explica Mohd Hilmi, ya que se necesita una gran cantidad de cuidados para garantizar su desarrollo en este clima, un exceso de agua puede acabar con ella.

“La mayoría son plantas importadas, por lo que tienen que aclimatarse. El suelo tiene que ser muy poroso, de lo contrario las raíces no prosperan y se pudren. Así que modificamos el terreno y lo removemos y abonamos para que sea más poroso”, explica Mohamed Fariz, que ayuda a su padre con los árboles.

Tras diversas pruebas y algún que otro fracaso, las higueras comenzaron a florecer después de cuatro meses (a finales de abril), y después a dar higos. En un mes y medio ya habían madurado los higos.

Pero en Mutiara Figs Garden, nombre de la pequeña empresa, empezaron a explorar las distintas y diversas posibilidades que tienen los higos más allá de ser consumida como una simple una fruta. Así que los tres hijos de Mohd Hilmi – Aliyaa Suraiya, Ilani Hana Masturah y Mohamed Fariz- que también son arquitectos, comenzaron a investigar y a planear qué hacer con los frutos de su primera cosecha.

Después de diversas pruebas decidieron comercializar un té elaborado con hojas de higuera. Cada semana, las hojas de la higuera frescas son arrancadas sin que se llegue a afectar al árbol y a la cosecha, después la savia ácida se limpia y finalmente se secan las hojas. Una vez preparado, el té tiene una tonalidad verde brillante y un agradable aroma. Como en Mutiara Figs Garden tienen ya hasta 250 variedades de higueras en su invernadero, el té es una mezcla de todas ellas, lo que le da su distintiva fragancia. “Cada variedad tiene un sabor diferente”, afirma Aliyaa.

figs tea

Como es sencilla de hacer y muchas personas la elaboran en su casa, descartaron fabricar mermeladas con los higos y prefirieron hacer algo diferente. Nacieron así los higos caramelizados, que también venden en frascos de cristal. Los higos se cocinan con azúcar morena y especias, que crean una gruesa y deliciosa capa que los recubre. Se pueden tomar con pan tostado, galletas, queso, cereales o incluso ensaladas. Con helado resultan deliciosos.

figs caramel

También han creado una salsa a base de higos, pasas, especias y jengibre, con notas dulces y ligeramente ácidas, ideal para combinar con arroz.

Mutiara Figs Garden elabora toda una gama de higos bañados en chocolate, a mano. Tienen dos variedades; una con chocolate negro y otra con chocolate blanco. Aunque también pueden ajustar el chocolate blanco sumergiendo los higos con un poco de colorante alimentario para crear tonos pastel, como el rosa, azul o morado.

Mutiarafigs06_620_413_100

Pero aún hay más. Interesados como están en la salud y la belleza, acaban de lanzar su último producto, un jabón facial de higos, fantástico como exfoliante para la piel, en el que los higos son mezclados con miel, propóleo, colágeno y algas.

De cara al futuro, Mohd Hilmi planea expandir el negocio y plantar más higueras, hasta llegar a 3.000, en Kota Kemuning.

Tal vez en el futuro, los higos frescos cultivados en Malasia formen parte de la dieta diaria de sus habitantes. Incluso se puede iniciar su exportación: gracias a su clima, se pueden producir durante todo el año.

Mutiara Figs Garden:
https://www.facebook.com/mutiarafigsgarden
https://www.instagram.com/mutiarafigsgarden/

Texto: Por Lee Khang Yi
Fotos: Choo Choy mayo
Fuente: The Malay Mail On Line

Un pionero del cultivo de la higuera en la lejana Malasia

Posted on

malasia higos

Ridzuan Adbullah abandonó su trabajo en el próspero sector hotelero de su país, Malasia, para dedicarse a la agricultura. Optó entonces por dedicarse con pasión al cultivo de la higuera y a la producción de higos.

La higuera en Malasia, a pesar de las excepcionales condiciones que ofrece para su cultivo, no es muy popular. Apenas se consume el higo fresco, y el seco, solo de manera marginal. Pero debido al clima, es uno de los pocos países en la que se puede cultivar durante todo el año. Ridzuen se ha propuesto rentabilizar estas posibilidades al máximo y popularizar el consumo de higos frescos en este país del sureste asiático.

Comenzó plantando higueras en un acre de terreno que poseía en Kampung Merbau Sempak, Sungai Buloh, y al cabo de dos años empezó a comprobar su potencial y dedicarse a su cultivo a tiempo completo. Incluso ha creado en la localidad la Figs Fiesta Malaysia, una vez al año para su promoción.

facebook

“Tengo plantadas hasta 700 variedades de higos, procedentes de todas partes del mundo. Algunas de ellas las tengo incluso plantadas en contenedores. Sólo necesitan el sol suficiente, calor y agua. Los higos sólo requieren buen drenaje, y un suelo fértil con mucha humedad”, dice el ex -hotelero.

“Malasia es el único país en el que podemos tener todo el año cosechas de higos, debido a nuestro clima, pero además estos higos pueden ser de mejor calidad, con una carne sedosa, dulce y jugosa”, continúa comentando Ridzuan.

“He demostrado que es posible cultivar higos tres veces al año, y ahora lo estoy intentado para que sean cuatro veces. Las higueras crecen muy rápidamente, pero hay que tener cuidado, los higos son más sabrosos si no se riegan demasiado “, dice Ridzuan, que cuenta con cuatro asistentes para cuidar de sus tierras y viveros.

En su búsqueda para desarrollar el cultivo de la higuera, Ridzuan Abdullah está experimentando con diversos métodos de cultivo, incluyendo cultivos hidropónicos y otros sistemas que no utilizan tierra. También ha investigado los mejores métodos de poda, fertilización y riego. Ha aprendido que el riego ha de ser lento y profundo, para que las raíces puedan absorberlo y mantenerse frescas.

facebook4

Hasta ahora, ha vendido todos los higos que ha cosechado, incluso está teniendo dificultades para hacer frente a la creciente demanda. Por eso, está adquiriendo más tierras y animando a otros agricultores de la zona a que se inicien en el cultivo de la higuera. Les puede proporcionar las semillas y plantones, y enseñarles como cultivarlos. A cambio se compromete a comprarles toda la producción.

Según Ridzuan, los mejores higos vienen de España, aunque son de menor calibre con el ser fruto de tamaño medio y pesa alrededor de 50-60g cada uno. Aunque también valora los higos de Italia. Los de Portugal, Egipto, Grecia, Oriente Medio, Taiwán, Japón, Francia y EE.UU. son bastante diferentes en sabor y textura.

“Cada variedad de higo tiene un sabor diferente. Un higo sin sabor y de textura seca podría desanimar a los futuros compradores. Sólo cultivo higos jugosos y de calidad premium porque quiero que cada vez sean más las personas que aprecien los higos. Yo no quiero que sea un producto de temporada “, dice el agricultor en su granja.

facebook3

“Los higos frescos son perecederos y muy delicados, por eso es muy importante un almacenamiento adecuado. Como mucho, permanecerán en buen estado durante ocho días debidamente refrigerados, sino sólo duran uno o dos días”, dice.

Aunque la mayoría los vende frescos, Ridzuan también los procesa de diversas formas: mermelada, salsas,… Además, vende té de higo bajo la marca Al-Ridzuan. Pronto, comenzará a elaborar galletas y helados de higo.

Incluso pretende explorar otras posibilidades. Ridzuan cree que casi todas las partes de una higuera se podrían utilizar. Por ejemplo, quiere comercializar el látex de higo, un líquido blanco lechoso producido por la higuera que se puede convertir en un líquido para lavar platos. Según él, los higos secos negros también se pueden tostar y moler para elaborar un sustituto del café. Además, los higos de peor calidad pueden fermentarse para elaborar licor. Incluso las semillas se pueden convertir en aceite comestible.

Vía: The Star
Fotos: Figs Fiesta Malaysia
Dibujo: J.C.Florentino