japón

La refrescante dulzura del vino de higo del Japón

Posted on

fig wine

Las autoridades de Yamato-Koriyama, de la Prefectura de Nara, en Japón, han lanzado un vino elaborado con higos para promocionar esta fruta como el cultivo estrella de la ciudad que representa el 90% de los higos en Nara. Los higos se han producido en Nara desde la Era Taisho (1912-1926).

En la actualidad, unos 50 hogares agrícolas, principalmente en el distrito de Katagiri, cultivan unas 450 toneladas de higos al año en unas 23 hectáreas, lo que representa el 90% de la producción de higos de la prefectura.

Ichijiku no Itteki (Una Gota de Higo) es producido por una asociación fundada por el gobierno de la ciudad, la cámara de comercio e industria, la sociedad cooperativa agrícola y otras organizaciones.

Los responsables estaban considerando formas de añadir valor a los productos locales como parte de los esfuerzos de diversificación agrícola cuando se les ocurrió la idea de producir vino a partir de los higos después de molidos.

Hace aproximadamente un año, pidieron al Instituto de Investigación de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca de la prefectura de Osaka que elaborara una receta. En noviembre, fundaron una asociación local para elaborar el vino de higo.

En enero, se llevaron higos congelados de una tonelada de peso a Asuka Wine Corp., una bodega de Habikino, Prefectura de Osaka, para producir suficiente vino de higo para llenar unas 1.800 botellas de 720 mililitros.

El vino, que contiene alrededor de un 10 por ciento de alcohol, se caracteriza por su refrescante dulzura. “Es una bebida ideal antes de la cena, y nos gustaría que la probara”, dijo el alcalde Kiyoshi Ueda, que es el jefe de la asociación.

Una botella de 720 mililitros se vende por 1.360 yenes (12,50 dólares), sin impuestos, mientras que una botella de 360 mililitros cuesta 816 yenes.

El vino de higo está o estará disponible en unas 10 tiendas principalmente en la ciudad. Su producción se limitará por el momento a la temporada de invierno.

Un vídeo promocional sobre el proceso de producción del vino está disponible en:

Texto: Makoto Ito
Fuente: The Asahi Shimbun

Higos gigantes del Japón (Cultivo, cosecha y utilidades)

Posted on

Ichijiku (Higo)
En Japón, los higos se suelen pelar y comer crudos, pero también son populares en su forma seca o se procesan en mermeladas. Los higos están en temporada a finales de verano y principios de otoño. Los higos llegaron a Japón desde el Mediterráneo a principios de 1600 a través de China, cuando la fruta era también conocida como “kaki del extranjero”. La gran mayoría de los higos en Japón son de la variedad Masui Dauphine, que es un tipo de higo relativamente grande y recibe el nombre del Sr. Masui, que cultivó la fruta a principios de 1900.

Higos de Aichi, en Japón: una suave y dulce sorpresa

Posted on

Kenji Sugiura en sus huertos de Hekinan, en la prefectura de Aichi
Kenji Sugiura en sus huertos de Hekinan, en la prefectura de Aichi

Los higos son una delicia para el paladar por su dulce sabor y también para la vista, cuando se abren dejando ver su suave pulpa granulada. En cuanto a su producción, la prefectura de Aichi es líder en Japón.

Aichi produjo 2.734 toneladas de higos en 2013, alrededor del 20 por ciento de la producción nacional total. La zona de Nishi-Mikawa, en el centro de Aichi, produce más higos que cualquier otra parte de la prefectura, gracias a su clima templado, las largas horas de luz del día, un suelo fértil y un sistema de riego bien desarrollado.

Ahora que estamos en plena temporada de la cosecha de higos, es una buena ocasión para visitar los campos de Kenji Sugiura, de 68 años, en Hekinan, uno de los centros de producción de higo en la zona de Nishi-Mikawa.

A veces es difícil de detectar los higos ocultos tras las verdes hojas de la higuera. Pero si se mira con atención, enseguida aparecen estas delicias de color rojizo-púrpura colgando de las ramas. Los higos que cuelgan de las ramas bajas maduran más rápido que aquellos que están en lo alto, de acuerdo con Sugiura.

En cuanto empiezan a cambiar de color, a medida que maduran, es cuando pueden empezar a cosecharse. Ha de hacerse con cuidado, ya que su piel es suave y se dañan fácilmente. “Es difícil decir cuando se deben cosechar higos,” dijo Sugiura. “Si dejas pasar el momento adecuado, sólo en unos pocos días, puede  que ya estén demasiado maduros.”

Al comprar de los higos en el supermercado, Sugiura recomienda elegir los que son de color rojizo-púrpura por todas partes y tienen pequeños desgarros en la parte inferior que revelan un poco la pulpa blanca en el interior.

Uno de los grandes enemigos de la cosecha de higos es la lluvia. La cosecha se alarga hasta el final en septiembre, y es entonces cuando tifones y lluvias pueden echar a perder los higos. “Cuando el agua entra a través de los higos por los pequeños desgarros en la parte inferior, enseguida se estropean”, dijo Sugiura.

Cuando los pronósticos anuncian lluvia, Sugiura cubre sus higueras con pequeñas sombrillas hechas de placas de acrílico para protegerlos. También cubre la base de los árboles con paja para absorber el agua y evitar que las gotas lleguen a salpicar los higos.

Después de haber sido cosechados temprano en la mañana, los higos son inspeccionados en la cooperativa agrícola JA Aichi-Chuo y se venden en los mercados de la zona metropolitana de Tokio y la región de Hokuriku, ya en la mañana siguiente.

“Después de recoger los higos de los productores, los tratamos con el mayor cuidado,” dice Keishi Iwama, funcionario de la cooperativa en el centro de recogida en Anjo, una ciudad junto a Hekinan. Las mujeres que trabajan en la cooperativa comprueban los higos y los seleccionan en base al color, tamaño y forma, además de la comprobación de los daños a la fruta. “Les pedimos que inspeccionen a fondo los higos como si fueran los consumidores”, dijo Iwama.

Los higos de la prefectura de Aichi

Los higos se han cultivado en la zona de Nishi-Mikawa, en la prefectura de Aichi, desde los primeros años de la era Showa (1926-1989). En la década de 1970, la conversión de los campos de arroz en parcelas de higueras estimuló la producción de higo, particularmente entre los agricultores que trabajan en pequeña escala o como negocios secundarios. Hoy en día, muchas amas de casa comienzan a cultivar higos en sus tierras después de que sus hijos han crecido, ya que la producción del higo ofrece un medio flexible de ganar un ingreso extra.

Los higos  producidos en la prefectura de Aichi se pueden comprar on line desde la página web de la cooperativa agrícola JA Aichi Keizairen (http://www.ja-town.com/shop/c/c4401).

Texto: Miwa Uehara
Vía: The Yomiuri Shimbun