cuello de dama

Las heladas retrasaron varias semanas el inicio de la campaña de higos Col de Dame Negro en Lleida

Posted on Actualizado enn

Lleida es una provincia frutícola por excelencia. Es conocida por su producción de fruta de hueso y de pepita. Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se espera que la región aumente considerablemente su producción de higos en la próxima campaña; un producto que se ha convertido en una interesante alternativa para muchos productores leridanos, como Vincafruit.

«Vincafruit se ha especializado en la producción de melocotón donut desde 1999. Sin embargo, tras las difíciles temporadas que vivió el sector en 2017 y 2018, decidimos apostar por diversificar nuestra producción con nuevos productos introduciendo la granada y el higo», afirma Miquel Badía. «Ambas frutas son más resistentes a las heladas. De hecho, aunque una helada queme las primeras flores, estas plantas tienen floraciones posteriores -a diferencia de la fruta de hueso, que solo tiene una floración-, por lo que siempre hay una producción garantizada.»

«Normalmente, la temporada de higos comenzaría en torno al 10-15 de agosto, pero este año empezó a finales de agosto porque las heladas retrasaron la campaña».

El frío extremo en la zona tuvo un fuerte impacto en la producción; de hecho, el propio Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat de Cataluña calificó la helada de abril como la más virulenta de los últimos 40 años, afirmó Miquel. «Sólo un 30-40% sobrevivió a la helada. Las temperaturas cayeron hasta -7,5°C en las heladas más fuertes. Casi no dormí durante tres días, ya que pasé las noches con los sistemas antiheladas para intentar salvar al menos parte de la producción de las 150 hectáreas que cultivamos.»

«Este es el primer año que vamos a comercializar higos. En esta primera campaña vamos a producir unas 15-20 toneladas de la variedad Col de Dame Negro, un higo autóctono de esta zona que supera los 25 grados Brix. Proyectamos que produciremos 150-200 toneladas en dos años, cuando nuestras 10 hectáreas entren en plena producción. Las primeras pruebas han sido muy positivas y el producto ha gustado mucho; además, los precios de venta son correctos y se sitúan entre 2 y 3 euros el kilo.»

De hecho, los precios son atractivos a pesar de la mayor mano de obra asociada a su producción.

Fuente: Fresh Plaza

Sigue creciendo a gran ritmo la producción de higo fresco en varias zonas de Lleida

Posted on

olimpfruit

La semana pasada arrancó la cosecha de higos cultivados en la confluencia entre los ríos Segre y Cinca, en Lleida, una zona con tradición de cultivo de cereza. «El año pasado cosechamos nuestra primera producción de higo con resultados muy satisfactorios. Nos ilusiona poder iniciar nuestra segunda campaña y seguir creciendo con este producto», explica Francesc Pena, gerente de Olimpfruit.

La empresa catalana cultiva la variedad Cuello de Dama, que destina principalmente al mercado nacional y en menor medida, a Francia y Bélgica.

«Creo que es la mejor variedad en cuanto a sabor y aroma, tanto que los importadores franceses y belgas de origen marroquí están importando cada vez más este tipo de higo, similar al que se cultiva en Marruecos. En Alemania prefieren las variedades turcas como Bursa, ya que sus principales consumidores son inmigrantes de Turquía y allí es imposible competir con nuestro higo. Por otra parte, parece ser que el Reino Unido prefiere cada vez más el higo Cuello de Dama español frente a los higos turcos», cuenta el productor. «Y es que, a diferencia de la variedad Bursa, la Cuello de Dama se puede cosechar más verde sin verse afectado su sabor y por tanto, tiene mayor vida útil, mientras que la Bursa se debe cosechar en su punto óptimo y su vida útil es más corta», añade.

De acuerdo con Francesc Pena, si bien en un principio se tiende a pensar que el Baix Segre no es una zona con tradición de cultivo de higo, «en los años 60 hubo una fuerte industria dedicada al secado de higos cerca de aquí, en Fraga. En otras zonas de Lleida como Alguaire, la producción de higo fresco de la variedad Cuello de Dama ha cobrado mucha importancia en los últimos cuatro años».

«Queremos que en un futuro sea un cultivo de referencia para nosotros, como lo es la cereza. Tenemos previsto alcanzar los 300.000 kilos por campaña en los tres primeros años de producción. A partir de entonces no creceremos más porque se necesita mucha mano de obra y nosotros apostamos por tener el mismo personal durante todo el año, y que este participe de nuestros proyectos a largo plazo».

La empresa continuará vendiendo este higo hasta finales de octubre, ya que esta variedad autofértil continúa dando floraciones hasta entonces, mientras las temperaturas son cálidas.

Autor: Joel Pitarch Diago
Fuente: Fresh Plaza