técnicas de cultivo

CICYTEX realiza un estudio de estrés por salinidad en higueras dentro del proyecto europeo FIGGEN

Posted on Actualizado enn

Texto:
Margarita López Corrales
Doctor Ingeniero Agrónomo del Centro de Investigación Finca La Orden- Valdesequera (CICYTEX)

El cambio climático está afectando drásticamente a la región mediterránea y es necesario encontrar soluciones para adaptar las prácticas de los sistemas agrícolas al aumento de las temperaturas, la sequía y la salinidad del suelo. Además de la diversificación del sistema de cultivo, los esfuerzos de mejora deben utilizarse para abordar la tolerancia de los cultivos a múltiples estreses abióticos, mejorando la productividad, la eficiencia y la sostenibilidad de los sistemas agrícolas. Se requieren enfoques de mejora modernos, que combinen la selección convencional y molecular, asistida por marcadores, para mejorar los cultivos infrautilizados que tienen el potencial de ser adecuados para su cultivo en  el contexto del cambio climático.

Entre ellos, la higuera muestra una buena adaptación a ambientes secos, calcáreos y salinos, propios de diferentes regiones de la cuenca mediterránea y Oriente Medio, donde se cultiva desde hace milenios. Además, tiene un gran potencial de expansión gracias a sus valiosas características nutricionales y nutracéuticas y es especialmente adecuado para la aplicación de la agricultura sostenible basada en la biodiversidad. Bajo estas premisas se desarrolla el proyecto FIGGEN financiado por el programa PRIMA (Partnership for Research and Innovation in the Mediterranean Area) de la Unión Europea y con una duración de tres años. FIGGEN está coordinado por la Universidad de Pisa en Italia, y cuenta con la participación del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora del CSIC (con sede en Málaga), la Facultad de Ciencias de la Universidad tunecina de El Manar; y el Departamento de Horticultura de la Universidad de Çukorova (Turquía). Su principal objetivo es potenciar la higuera como uno de los cultivos más adaptados y sostenibles en el área mediterránea en un contexto de cambio climático global.

Dos ensayos
Entre las diferentes actividades propuestas en este proyecto se incluye la realización de dos ensayos, uno de estrés por sequía realizado durante el verano de 2021 y otro, previsto en el mes de junio de 2022, de estrés por salinidad. La higuera es considerada como una especie tolerante a salinidad si bien una alta concentración de sales en la solución del suelo provoca un efecto similar al producido por estrés hídrico.  En estas condiciones las plantas están sujetas a importantes cambios fisiológicos y bioquímicos como, por ejemplo, una marcada disminución de la tasa de fotosíntesis y del transporte de iones salinos de las raíces a los brotes. Como consecuencia, reducen su desarrollo vegetativo y por tanto la producción, mostrando las hojas síntomas de salinidad, incluyendo fitotoxicidad y defoliación.

En España, este ensayo se va a realizar en 52 variedades de higuera seleccionadas del Banco de Germoplasma del CICYTEX que incluyen la colección nuclear así como otras con interés agronómico y de calidad de frutos. Todas ellas están en macetas de unos 7 litros de volumen y con unos 30 meses de edad y para variedad hay 4 plantas control y 4 estresadas. La duración prevista es de unos 60 días, en los cuales las plantas estresadas se regarán cada dos días con una solución salina de 100 mM de cloruro sódico. Se estudiarán diferentes parámetros fisiológicos en hoja como el Contenido Relativo de Agua (RWC), la temperatura y el SPAD (medidor del contenido en clorofila) así como medidas de crecimiento de plantas.

Los resultados obtenidos permitirán determinar la tolerancia a la salinidad de las distintas variedades de higuera ensayadas cuya información será contrastada con la obtenida en el estudio de asociación de todo el genoma (GWAS) realizado por los investigadores de la Universidad de Pisa. Por tanto, el proyecto FIGGEN aprovechando la biodiversidad de esta especie podrá seleccionar las variedades mejor adaptados a las condiciones de sequía y salinidad, de forma que pueda ser un cultivo rentable y sostenible en el área mediterránea en un contexto de cambio climático.

Anuncio publicitario

En mayo se publica el libro «Advances in Fig Research and Sustainable Production», un trabajo exhaustivo sobre las prácticas actuales y futuras de la producción y el consumo del higo

Posted on

La publicación del libro «Advances in Fig Research and Sustainable Production», de 536 páginas y en el que han intervenido diversos expertos internacionales, se publicará en  mayo de este año. Se trata de una mirada panorámica -y detallada- al mundo del higo, cuya edición ha estado a cargo de Moshe A Flaishman (The Volcani Center, Agriculture Research Organization, Israel) y Uygun Aksoy (Ege University, Turquía).

El libro, que consta de 29 capítulos escritos por expertos internacionales, incluye secciones sobre:

-Historia
-Biología y gestión del huerto
-Maduración de la fruta y gestión de la poscosecha
-Plagas y enfermedades
-Análisis ómico
-Cultivares y mejora genética
-Productos y comercio.

Este volumen sirve de referencia exhaustiva para las prácticas actuales y futuras de la producción, el consumo, la investigación y la innovación de los higos, y es esencial para los investigadores académicos y para quienes participan en la investigación y el desarrollo de la industria de los higos.

El higo, presente y futuro

El higo común (Ficus carica L.) es uno de los frutos más antiguos domesticados por el ser humano, y es originario del suroeste de Asia y del Mediterráneo. Los higos se han asociado a la salud y la prosperidad desde la antigüedad. Son ricos en fibra, potasio, calcio y hierro, además de ser una importante fuente de vitaminas, aminoácidos y antioxidantes.

En los últimos años, el aumento del consumo ha hecho que la producción de higos se traslade a nuevos países como México, Brasil, India y China. Sin embargo, el higo es un cultivo frutal difícil de cultivar. Es susceptible a las plagas de insectos y a las enfermedades, así como a los daños causados por el estrés abiótico durante el desarrollo y la maduración del fruto. Al ser una fruta delicada, también requiere complicados procedimientos de poscosecha, y el cambio climático presenta retos adicionales.

Índice de contenidos

Parte I: La historia del higo

1: La higuera desde la historia y la tradición hasta la investigación científica
2: Los restos de la higuera común (Ficus carica L.) en el registro arqueológico y los procesos de domesticación
3: La higuera en la historia y el arte

Parte II: Biología de la higuera y gestión de los huertos

4: Morfología y desarrollo del higo
5: Mutualismo Ficus-Avispa con especial énfasis en Ficus carica
6: Propagación de la higuera
7: Establecimiento de huertos de higos
8: Manejo del suelo, fertilización y riego
9: Prácticas hortícolas en diversas condiciones climáticas
10: Sistemas agrícolas sostenibles y producción ecológica de higos
11: Robótica y teledetección en los huertos

Parte III: Maduración del fruto de la higuera y gestión de la poscosecha

12: Maduración del fruto de la higuera
13: Fisiología y tecnología de cosecha y poscosecha de la fruta fresca de higo
14: Manipulación postcosecha de los frutos de higuera secos

Parte IV: Plagas y Enfermedades de la Higuera

15: Plagas de las higueras
16: Patógenos de la higuera: Virus, Viroides y Fitoplasmas
17: Enfermedades de la higuera
18: Enfermedades y plagas de la higuera después de la cosecha
19: Micotoxinas en el higo

Parte V: Análisis ómico del higo

20: Genética, genómica y transcriptómica del higo
21: Sabor del higo
22: Nutrición humana de Ficus carica

Parte VI: Cultivares de higos y cría

23: Variedades de higos
24: Mejora convencional y molecular en el higo

Parte VII: Productos de higo y comercio

25: Productos de higo de la tradición al futuro
26: Uso etno-medicinal tradicional de Ficus carica
27: Producción y comercio mundial de higos
28: Estrategias de comercialización del higo
29: Conclusiones e investigación futura

Los autores

Moshe Flaishman obtuvo su maestría en la Hebrew University de Israel y su doctorado en la Universidad de Tel Aviv. Además de su puesto permanente en el Volcani Institute de Israel, da clases en la Hebrew University. En los últimos 20 años ha investigado en profundidad la capacidad de influir en el desarrollo de los frutales de hoja caduca que crecen en el clima cálido de Israel, integrando enfoques fisiológicos, bioquímicos, moleculares y genéticos. Ha desarrollado programas de investigación en manzana, pera, melocotón e higos. Su investigación se centra en las aplicaciones hortícolas y la mejora genética para la producción sostenible de árboles. Preside el grupo de trabajo sobre higos de la ISHS.

Uygun Aksoy obtuvo su maestría y su doctorado en la Ege University de Turquía. Al estar situada en el centro de la principal región productora de higos del mundo, el Egeo, comenzó a trabajar en los higos con su tesis doctoral. Además de su puesto permanente en la Ege University, dio clases en el curso de maestría sobre agricultura ecológica mediterránea en el Mediterranean Agronomic Institute of Bari (Italia) entre 2000 y 2015.

Es miembro honorario de la Society for Horticultural Science (ISHS) e inició el Grupo de Trabajo sobre Higos en 1998. Es miembro de los comités relacionados con la ciencia de la Foundation of the International Nut and Dried Fruit Council  y ha trabajado estrechamente con las partes interesadas relacionadas con el Codex Alimentarius y las normas de la CEPE. En la actualidad, dirige proyectos de seguimiento y formación sobre las micotoxinas en los higos y trabaja para el desarrollo de la agricultura ecológica y los sistemas agrícolas sostenibles.

Advances in Fig Research and Sustainable Production
Edited by: Moshe A Flaishman, The Volcani Center, Agriculture Research Organization, Israel, Uygun Aksoy, formerly Ege University, Turkey

Almería apuesta por el cultivo sostenible de la higuera en invernadero

Posted on

UAL-Finca-Experimental

Investigadores adelantan el calendario de higos y brevas mediante su cultivo en invernadero, lo que supondrá que el sector agrícola almeriense amplíe su gama de productos

Almería es un lugar donde hay una gran tradición en el cultivo de higueras aunque, de momento, no ha aprovechado las posibilidades comerciales de sus frutos.

Un grupo de investigación de Producción Vegetal y Economía Aplicada de la Universidad de Almería (UAL) está realizando un proyecto que tiene por objetivo el cultivo sostenible bajo plásticos de las higueras para adelantar su producción unas semanas o incluso meses.

Esta iniciativa cuenta con el apoyo económico de la Diputación Provincial de Almería que destina parte de su aportación al convenio de colaboración que firma con carácter anual con la Universidad de Almería a este interesante proyecto que se desarrolla en un módulo de 1.800 metros cuadrados de la Fundación»Finca Experimental de la Universidad de Almería-Anecoop’.

Allí se ha conseguido el cuaje y el desarrollo de frutos en pleno invierno, a principios de febrero 2019, esperando adelantar el calendario de recolección en más de un mes, con respecto a la cosecha tradicional de brevas y la subsiguiente de higos.

Actualmente, la demanda en el mercado europeo es estable y la abastecen terceros países, ajenos a la Unión Europea, que se han especializado en la distribución de brevas, hijos, granadas, nísperos y algunas variedades exóticas.

Este adelanto en el calendario de los frutos de la higuera supondrá que el sector agrícola almeriense amplíe su gama de productos a ofrecer ya que la mayoría de las hectáreas están destinadas al tomate, pimiento, calabacín, sandía, pepino y berenjena, y, en menor mediad, al melón y la judía verde.

Otro de los objetivos perseguidos con el cultivo de higueras en invernadero es optimizar la estacionalidad del sector en épocas en las que no hay recolección hortícola, para rentabilizar la estructura productiva del manipulado, transporte y comercialización de otros productos que no compitan en el calendario de la horticultura intensiva convencional.

Por último, el estudio persigue revitalizar social y económicamente ciertos municipios de interior de la provincia, afectada por un proceso continuo de despoblamiento.

El responsable del proyecto, Luis Belmonte, ha explicado el objetivo del estudio que se basa en «comunicar al sector agrícola que existe una oportunidad de un cultivo alternativo que no va a sustituir al tradicional». «Se trata de un cultivo autóctono como es la higuera que puede ser una buena oportunidad para diversificar la producción almeriense. Este proyecto se pensó para los municipios del Bajo Andarax por su especial climatología, que no especialmente fría y lo que estamos estudiando son cuáles son las mejores condiciones para que el rendimiento sea el máximo posible», ha concluido.

La investigación comenzó hace dos años, coordinada por los profesores Camacho y Belmonte, y ha contado con la colaboración de la Diputación de Almería. Antes de final de este año 2019 se presentarán los resultados finales de este proyecto, en términos de producción y rentabilidad, que servirán de base para un informe resumen de la Fase I de este proyecto y así poder transferir dicho conocimiento a los potenciales productores del Bajo Andarax.

Fuente: Diario de Almería