El calor de agosto reduce los kilos de higo fresco en el Valle del Tiétar

Posted on

La cooperativa Capra Hispánica de El Raso espera, sin embargo, una buena campaña de higo seco, iniciada a mediados de agosto

Desde 2016 están amparados con la Marca de garantía Higos de Gredos

La zona de Candeleda y El Raso está en plena campaña de recogida del higo, un producto de referencia que desde 2016 cuenta con el sello de garantía ‘Higo de Gredos’. El pasado 26 de julio daba comienzo la del higo fresco, con muy buenas previsiones iniciales pero que, con el paso de los días, se ha visto reducida en número de kilos debido fundamentalmente a las elevadas temperaturas de agosto, y aunque la recogida se extenderá como cada año hasta mediados o finales de octubre, la cantidad rondará los 100.000 kilos, es decir, entre 50.000 y 60.000 kilos de higos menos que  en otras campañas normales.

El presidente de la Asociación ‘Higos de Gredos’ y de la cooperativa Capra Hispánica de El Raso, José María Rosillo, explica que «la previsión era que iba a ser una campaña buenísima, por las temperaturas de julio, pero el calor de agosto afectó bastante y arrebató bastante las higueras y, por tanto, también los higos. Estas últimas lluvias tampoco son buenas».

Por el contrario, con la campaña de higo seco, es decir, aquel que se deshidrata con el sol y que tras caer se recoge del suelo, está ocurriendo lo opuesto, pues la previsión inicial indicaba que no iba a ser buena y aunque no se conoce todavía la cantidad que se podrá recoger porque han comenzado a mediados de agosto, todo apunta a que será buena porque hay «bastante cantidad», asegura Rosillo, pese a que las lluvias pueden estropear muchos kilos de higos antes de su finalización a finales de octubre.

En la primera semana de septiembre, la cooperativa Capra Hispánica comenzó ya a recepcionar los higos de todos sus socios para hacer el cribado que permita conocer el calibre (tamaño) de cada partida. El siguiente paso es su tratamiento para evitar que puedan tener algún gusano en su interior y, tras esperar un tiempo oportuno que ronda los siete días, comienza el proceso de envasado y de elaboración del higo seco, que consiste en su lavado y secado al natural hasta que su grado de humedad sea inferior al 24 por ciento para su envasado.

Luego llegará la comercialización, de la que también se encarga la propia cooperativa, llevando el Higo de Gredos a todos los mercados centrales a nivel nacional y dejando entre un 20 y un 25 por ciento para su exportación fundamentalmente a Alemania, Países Bajos y Francia.   

Cuidados durante el año
Las higueras que proporcionan el fruto que atesora la marca de garantía ‘Higo de Gredos’ requiere un tratamiento durante todo el año, comenzando por su poda, que se realiza a finales de año, y siguiendo con la preparación y enriquecimiento del terreno con abonos orgánicos porque, como explica José María Rosillo, «estamos empezando a cambiar el chip y de cara a un futuro no muy lejano queremos meternos en el ecológico».

A parte de eso no necesita más cuidados, salvo los propios para evitar posibles plagas, que requieren tratamiento con los productos que hay en el mercado.

Y ya a finales de julio es cuando comienza la campaña de recogida del higo fresco que, al igual que la del seco, que arranca a mediados de agosto, suele concluir a finales de octubre.

Fuente: Diario de Ávila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s