pakistán

La producción de higos en Pakistán aumentará gracias a la cooperación agrícola con China

Posted on

En comparación con los cultivos tradicionales, el higo, como cultivo comercial emergente, puede desempeñar obviamente un papel más importante en el fomento de los ingresos de los agricultores.

«En la actualidad, un experimento de mejora medioambiental del suelo de la higuera a pequeña escala ha logrado resultados notables», afirmó el Dr. Abdul Ghaffar Shar, investigador del Instituto de Investigación de la Higuera de Yangling (China).

Eric Fang, presidente de Yangling Fig Industry Development Company Ltd, se hizo eco de su punto de vista: «En el futuro, además de los simples experimentos de plantación, esperamos llevar a Pakistán un conjunto completo de sistemas técnicos.»

Hay más de 20 variedades de higos en nuestro jardín de demostración, de las cuales las dos más destacadas tienen un rendimiento medio de dos toneladas por mu (0,067 hectáreas). Además, con un ciclo de crecimiento corto, pueden recogerse en sólo cinco meses, dijo Eric Fang en una entrevista con China Economic Net.

«De hecho, es sólo el rendimiento medio del primer año de cosecha, unos años después, el rendimiento puede alcanzar un pico de 5 toneladas por mu», añadió.

Según datos oficiales, el cultivo de higos en Pakistán es de unas 875.000 hectáreas y la producción total puede llegar a 7.200.000 toneladas. Con una producción media de unas 8,23 toneladas por hectárea, el rendimiento no puede satisfacer las necesidades de todo el país, por lo que Pakistán importa un gran número de higos de Irán, Afganistán, Turquía y otros países de Asia central. Impulsar la producción local es la máxima prioridad de la cooperación entre China y Pakistán en materia de higos.

Teniendo en cuenta que el higo es originario de la Península Arábiga, las altas temperaturas y la abundante luz solar de Pakistán ya son adecuadas para su crecimiento. Lo que tenemos que hacer es promover aquí el concepto de «agricultura de instalaciones». Los invernaderos de nuestras instalaciones, los sistemas de riego que ahorran agua y los sistemas de control automático pueden hacer frente al clima extremo que pueda darse. Los invernaderos con control de temperatura pueden ajustar la temperatura si se encuentra con una temperatura alta o baja.

Si el suelo local carece de uno o varios oligoelementos necesarios para las plantas, el sistema integrado de agua y fertilizantes puede reponer los nutrientes a tiempo.

Además, ante la escasez de recursos hídricos en Pakistán, Yangling ha formado un conjunto completo de medidas específicas; el control preciso del agua ya no es un problema con los sistemas de riego que ahorran agua. Si en el futuro se puede establecer en Pakistán una sucursal de la Zona de Demostración Agrícola de Yangling, podremos desarrollar poco a poco un sistema completo de plantación adecuado para Pakistán, basado en las condiciones locales, que tenga el menor riesgo y coste», subrayó Eric Fang.

El Dr. Shar también mencionó los problemas que encontró en Pakistán: «El abuso de los fertilizantes químicos es el factor más importante para reducir el rendimiento. La mayoría de los agricultores locales carecen de conocimientos agrícolas sistemáticos, por lo que creen que cuanto más fertilizantes se apliquen, mejor crecerán los cultivos.

Por el contrario, puede aumentar las plagas y enfermedades y reducir el rendimiento. En lugar de utilizar pesticidas y fertilizantes químicos que son perjudiciales para la salud, es mejor cambiar el modo de siembra, como el uso de nuevos nutrientes como la paja y el biocarbón para conseguir el efecto de aumentar el rendimiento y la protección del medio ambiente.»

Además del rendimiento, la calidad es un tema que preocupa mucho a las zonas productoras de higos de Yangling.

Según Eric Fang, muchas variedades han alcanzado un alto rendimiento en la actualidad, bajo esta premisa, la calidad debe mejorarse y el valor de la producción puede incrementarse aún más, para aumentar los ingresos. China y Pakistán también tienen mucho margen de cooperación en este sentido. «No sólo introducir las variedades superiores de China en Pakistán, sino también mejorar la calidad del higo local». Además, para aumentar el valor de la producción, la industrialización es el único camino.

Aparte de los subproductos existentes, como la mermelada y los frutos secos, Yangling Fig Industry Development Company Ltd ha desarrollado también cosméticos de higo, como champú, gel de ducha, perfume y mascarilla facial, y ha cooperado con varias empresas biofarmacéuticas de Xi’an, en la provincia de Shaanxi, para desarrollar suplementos para la salud y medicamentos de higo. Eric Fang declaró: «Dado que la cooperación entre China y Pakistán requiere ventajas complementarias, esperamos aprovechar al máximo las ventajas de Pakistán en cuanto a tierras, mano de obra y energía fotovoltaica, y construir un centro de producción en Pakistán en el futuro. Debido a la epidemia, podemos iniciar la formación de personal en línea relacionado en Pakistán.

Los higos tienen un alto valor económico y son muy procesados, por lo que, además de la fruta fresca, la industria de la transformación también es prometedora. Creo que el futuro de esta industria es brillante».

En cuanto al Dr. Shar, su principal objetivo es utilizar los avanzados conocimientos agrícolas aprendidos en China en beneficio de su ciudad natal. Mencionó que en Pakistán, las zonas productoras de higos se concentran principalmente en el norte. Pakistán tiene vastas zonas desérticas, y muchos lugares tienen suelos arenosos que son los más adecuados para el crecimiento de los higos, por lo que espera que estas zonas puedan aprovecharse al máximo. Además, los agricultores locales no suelen saber mucho sobre el valor comercial de los subproductos del higo, por lo que es prioritario difundir cuanto antes los conocimientos pertinentes.

«Creo que en el futuro, Pakistán y China cooperarán cada vez más en este aspecto en el marco del CPEC. Espero que el gobierno pakistaní pueda unir la zona de demostración de Yangling para poner en marcha un proyecto de cooperación agrícola a gran escala con el fin de proporcionar asistencia a los agricultores pakistaníes que no comprenden los conocimientos profesionales, para que puedan darse cuenta realmente del valor de la industria del higo.»

Fuente: Daily Times

Los higos secos de Afganistán inundan los mercados de la ciudad pakistaní de Peshawar

Posted on

peshawar
Un comerciante exhibe higos secos en su tienda de Peshawar. Foto: Dawn

Los higos secos importados de la provincia afgana de Kandahar han inundado los pequeños y grandes mercados de la ciudad pakistaní de Peshawar, mientras que los vendedores ambulantes venden la fruta comestible por todas partes.

Casi todas las calles tienen vendedores con rollos de higos secos sobre hombros o carretillas que atraen a los clientes.

La mayoría de los mercados de frutos secos en la ciudad de Peshawar y sus alrededores están atrayendo menos clientes en comparación con años anteriores, especialmente en la temporada de invierno, debido a los altos precios. Sin embargo, los higos secos siguen registrando altas ventas.

Los vendedores insisten en que los precios de todas las frutas secas y secas, incluidos los dátiles, los cacahuetes, las almendras, los pistachos, las nueces de anacardo y las nueces de nogal, habían subido entre un 20 y un 40 por ciento en comparación con los del año pasado, debido a los altos aranceles reglamentarios y a los elevados costos de transporte.

El comerciante Zaman Wali dijo que el uso de higos frescos y secos se consideraba una cura para muchos problemas estomacales.

«Dado que la mayoría de los compradores no pueden permitirse otros frutos secos, los vendedores llevan rollos de higos secos en carretillas para atraerlos diciendo que la fruta tiene una mención al Sagrado Corán», dijo el vendedor Sadiq Ameen en Peshawar Saddar.

Dijo que los higos secos, que se venden a 300-450 rupias por kg, son muy demandados por la gente debido a su delicioso sabor y a sus propiedades para curar problemas digestivos.

Revelando los beneficios para la salud de los higos secos, el Dr. Feroz Shah dice que una onza de esta fruta tiene tres gramos de fibra, lo que ayuda a aliviar el estreñimiento.

«Los higos secos contienen muchas vitaminas y ayudan a reducir el nivel de colesterol y a controlar el nivel de azúcar en la sangre. También son una buena fuente de calcio, que puede evitar la osteoporosis y otros problemas de salud», comenta.

El botánico Khalid Khan explica que los higos con el nombre botánico «Ficus Palmata» de la familia Moraceae se cultivaban principalmente en huertos de las regiones subtropicales de Afganistán, que eran más grandes y sabrosos que los pakistaníes.

Los higos secos tienen azúcares naturales, minerales y fibra soluble en gran cantidad.

«Los higos son ricos en minerales como potasio, calcio, magnesio, hierro y cobre y son una buena fuente de vitaminas antioxidantes A y K que contribuyen a la salud y el bienestar. Nos ayudan a tener un sueño tranquilo, a perder peso, a mejorar el funcionamiento de los riñones y a reducir los riesgos de cáncer», concluye.

Texto: Sher Alam Shinwari
Fuente: Dawn