¿Engordan realmente los higos frescos?

Posted on

No son muy consumidos por quienes desean adelgazar. La verdad sobre su valor calórico y sus propiedades.

fig-972271_1920

El higo, pese a que no tiene buena prensa, aporta muchos beneficios a la salud. Uno de los mitos que lo rodean es que no se puede utilizar en tratamientos para bajar de peso. Sin embargo, es una fruta con poco valor calórico que brinda saciedad y tiene notables propiedades nutricionales.

Los higos no son muy consumidos en la población que desea adelgazar. Sin embargo, si analizamos su valor energético, contiene sólo 65 calorías cada 100 gramos.

Pueden medir de 55 hasta un poco más de 70 mm de largo y el peso aproximado ronda entre los 40 y 60 g. Haciendo cálculos, un higo de 40 gramos aporta sólo 26 calorías y si es de 60 gramos, aporta 39. Por eso, considerando el tamaño, se puede considerar que 3 higos equivaldrían aproximadamente al aporte calórico promedio de una fruta.

Según su color externo, pueden ser blancos, negros o colorados. Los que se consideran blancos no son tan blancos sino amarillentos o de color verde claro, son redondeados y grandes; el interior es blanco y la piel es gruesa. Los negros tienen distintas tonalidades de negro, rojo y morado; en cambio, los colorados tienen tonalidades azules.

Quince beneficios comprobados

Cada 100 gramos de esta fruta presenta:

– Elevado porcentaje de agua (entre un 70 y 80%), con lo cual ayuda a la hidratación.

Hidratos de carbono (sacarosa, glucosa y fructosa): 16 gramos.

Fibra (2 a 3 gramos): mejora el tránsito intestinal, provee saciedad y favorece el control del colesterol sanguíneo.

– Son fácilmente digeribles (emolientes y suavizantes de la mucosa gastrointestinal).

Minerales: elevado porcentaje de potasio y poco sodio. Es ideal para personas con hipertensión arterial o enfermedades cardiovasculares. No obstante, las personas que padecen enfermedades renales deberán prestar atención, ya que deben reducir el potasio de la alimentación. Otros minerales presentes en el higo son el calcio y el magnesio. Ayuda al buen funcionamiento del intestino, regula el sistema nervioso y muscular, forma parte de la formación de huesos y dientes, mejora la inmunidad y tiene un efecto suave laxante.

Vitaminas: provitamina A, C, E, B1, B2, B3, B5, B6, B12.

Fitoesteroles y polifenoles.

Acción antioxidante: a través de las vitaminas A, C y E, ejerce un efecto neutralizador de la acción dañina de los radicales libres, evitando el envejecimiento celular prematuro y previniendo las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

Apto para diabéticos. Todos los alimentos, una vez que se digieren, aumentan –por varios mecanismos – en mayor o en menor grado la glucemia en sangre. La respuesta que dará será un índice glucémico (IG) mediano o elevado (cuando es superior a 50) y un IG bajo (cuando es inferior a 50.  En un higo de 40 a 60 g, el IG es de 14 a 21.

Favorece la digestión: debido a la sustancia presente cradina (fermento digestivo).

Ácidos orgánicos: ácido cítrico, málico y acético.

 Apto para personas con sobrepeso u obesidad:   puede reemplazar los postres dulces que suelen comer y con los cuales no logran manejar la adicción.  Esto les permitirá darse el gusto de comer – sin excederse- una fruta dulce con grandes propiedades nutricionales. Da saciedad por el aporte de fibra y bajo índice glucémico.

– Propiedades antiinflamatorias: actúa disminuyendo los dolores corporales.

– Favorece a las personas que sufren desgaste intelectual.

– Beneficia a los deportistas (no en la pre competencia, debido al aporte de fibra, que puede provocar alteraciones gastrointestinales).

En suma, el higo (salvo en los casos puntuales precisados aquí) no debería ser excluido de la alimentación de quienes desean consumir pocas calorías. Derribemos los mitos instalados sobre alimentos como éste y permitámonos aprovechar todos sus beneficios para la salud.

Texto: Alicia Crocco, Licenciada en Nutrición
Fuente: Clarín Buena Vida

Anuncios

Un comentario sobre “¿Engordan realmente los higos frescos?

    […] Texto: Alicia Crocco, Licenciada en Nutrición Fuente: Clarín Buena Vida Vía: HIGOS&FIGS […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s