Ficatum, higos con historia desde Perú

Posted on

Foto: Christian Vera/Ficatum

El entusiasmo, los conocimientos y el buen hacer de Christian Vera va mucho más allá de la elaboración de productos asociados al higo en el valle de Arequipa, Perú

Ficatum, más allá de un emprendimiento agroecológico, es todo un proyecto global que tiene en los higos su principal motivo. Como el mismo Christian Vera escribe, pretende aunar en Ficatum “arqueobotánica, energía solar, agricultura ecológica, alimentos funcionales y exploración de un paisaje cultural peruano de miles de años mediante el cultivo más antiguo de la humanidad”: la higuera.

Las higueras de Ficatum forman parte de la manifestación más antigua de la cultura del higo en estado productivo. Algunas de ellas tienen más de 400 años y pudieron sobrevivir gracias a la existencia de un suelo rico en nutrientes y agua subterránea. Continúa explicándonos Christian Vera: “Son relevantes para Perú, pero también para Europa (España ante todo), por tratarse de una de las expresiones más antiguas de un cultivo hispano en estado productivo fuera del continente europeo. Han pasado por diversas manos, desde representaciones clericales durante la colonia, hacendados durante la época republicana y productores pequeños ya desde fines del siglo XX. La existencia de estas higueras se encuentra enriquecida además por una serie de legados prehispánicos del Perú”.

Foto: Christian Vera/Ficatum

Pero además de alimentos con historia los higos son funcionales para la salud. Gozaron de gran fama en Oriente y Occidente, entre musulmanes y cristianos. Su balanceado contenido nutricional y su cultivo eficaz en condiciones de sequía resultaron vitales para la seguridad alimentaria en la Antigüedad. En 40 gramos de higo seco, se encuentran cantidades importantes de polifenoles (antioxidantes), fibra, omega 3, vitaminas del complejo B y minerales esenciales como el calcio, el hierro y el magnesio.

En Ficatum trabajan de forma agroecológica para mantener las higueras del monte. Usan energía solar en todas las fases de la producción, ya sea para el secado del pan de higo y mora, el tostado del café de higo y la elaboración del Hutzelbrot (pan integral de frutas e higo). Para ello, utilizan el secador fotovoltaico Hohenheim y el horno solar ULOG.

Así, han desarrollado alimentos como el café solar de higo, el fuet de higo, el pan de higo con moras y granada, infusiones de higo con rosas y un macerado de higo y aceite de oliva. El 90% de los ingredientes/materiales provienen del monte ecológico y se deshidratan con secadores fotovoltaicos.

Higos con historia
Desde 2015 Christian Vera viaja para visitar productores ecológicos, coleccionistas, jardineros y artesanos que tengan un vínculo con este enigmático árbol. Desde la península ibérica hasta las costas turcas del Egeo; desde Kiel, ciudad del extremo norte de Alemania, hasta las llanuras soleadas de Atenas. Este proyecto, titulado “Higos con historia”, ya tiene dos exposiciones en su haber: “A fig journey” (con la Soil School Greece, Atenas) y “Figs with history” (esta última presentada para el “Encuentro Internacional de la Higuera” en Rovinj, Croacia).

Foto: Christian Vera/Ficatum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s