Una familia húngara afincada en la Axarquía malagueña fabrica barritas energéticas de higo

Posted on

Imre Szücs, natural de Hungría, llegó a la comarca de la Axarquía hace una década en busca de un clima mejor y de nuevas oportunidades para iniciar una nueva vida junto a su familia. Muy pronto, junto a su hijo, Gergely, no dudó en embarcarse en el proyecto de elaborar aguardiente siguiendo la tradición húngara, tanto de naranja como de limón. Pero la crisis del coronavirus les ha obligado a tener que reinventarse poniendo en marcha una nueva iniciativa empresarial.

La nueva empresa de la familia Szücs se llama Higosano y está enclavada en Vélez-Málaga. Está especializada en la elaboración artesanal de barritas energéticas de higo con canela y cacao sin azúcar añadida, ni gluten, ni conservantes.

«Es un producto cien por cien natural que elaboramos manual y artesanalmente. Únicamente usamos una máquina para triturar los higos. Todo lo demás es a mano. No compramos higos de terceros países, sólo origen España, y nuestros proveedores son todos de la comarca de la Axarquía, en concreto del municipio de Almáchar», explica Gergely.

«Teníamos la idea de hacer algo con los higos secos. De hecho, hace seis años empezamos a elaborar ya barritas para la exportación, aunque lo dejamos. Ahora lo hemos retomado haciendo barritas de higos secos con cacao y canela. Los higos los picamos y los maceramos con cacao o con canela, dependiendo de la variedad que vayamos a elaborar, cortamos y pesamos las barritas y las emborrizamos, bien en cacao puro o bien en canela. Por último las envasamos, proceso que también realizamos manualmente. El producto final no necesita pasar por ninguna fase de horneado o cocción», señala Gergely, que asegura que el resultado es un alimento sano.

«Ya hemos alcanzado acuerdos con clientes en Málaga, Madrid y Barcelona para su venta en dichas zonas. Creemos que es un buen producto, energético, innovador y sano, muy recomendado para las personas que hacen deporte y que tendrá éxito», afirma Gergely.

Casi todas las ventas las están haciendo a través de Internet, aunque el deseo de esta empresa familiar es trabajar con tiendas que vendan sus productos on line, y establecimientos especializados en alimentación vegana y bio.

La empresa de Vélz-Málaga está pensando ya en nuevos lanzamientos, aunque será después de Navidad. «Nuestro próximo proyecto es elaborar barritas de albaricoque, arándanos y pasas», anuncia Gergely, mientras el patriarca de la familia no descarta lanzar también una ginebra de oliva. Imre y Gergely tienen una gran experiencia en la elaboración de ginebras y aguardientes por tradición familiar. «En Hungría hay una gran tradición de aguardientes», señala Imre.

Las barritas de higos que elabora esta joven firma tienen diez meses de consumo preferente. El 98% son higos secos y el 2% restante es de cacao puro o de canela en polvo, según la variedad. No contienen conservantes y cada barrita tiene un peso de 50 gramos.

Texto: A.Peláez
Fuente: Diario Sur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s