parásitos de la higuera

Un análisis del Cicytex evidencia la importancia del parasitismo y las aves en la productividad de la higuera y calidad del higo

Posted on

Logo FEADER-MAPA-PNDR - copia

Trampa feromonas
Trampa con feronomas

Texto: A. Mejías, J. Pérez Ross, M. Senero, J. Del Moral  (CICYTEX)

Conseguir el mayor número de higos secos en campo y en industria es una de los grandes objetivos del Grupo Operativo del Higo Seco que ha sido concedido por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, dentro del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020 y que está siendo coordinado desde Adismonta. Los trabajos del CICYTEX -que es colaborador del Programa Operativo- en este campo son claves para conseguirlo. En este artículo coordinado por José del Moral, se repasa la actualidad situación en esta área.

 “Los fitoparásitos que han sido identificados en Extremadura formando plagas en higueras, o que las han constituido en plantaciones de otras regiones, han sido: Lepidópteros (Apomyelois ceratoniae); Dípteros (Ceratitis capitata, Drosophila melanogaster, Drosophila suzukii y Silba virescens); Coleópteros (Carpophilus hemipterus y Gonocephalum pusillum); Hemipteros (Ceroplastes rusci y Lepidosaphes spp.). Esta es la razón de que los estudios de sanidad vegetal de la higuera en Extremadura estén referidos, prioritariamente, a estas especies.

Durante la campaña 2016-2017 se han colocado trampas y se han realizado observaciones directas en plantaciones de higuera respecto a las especies citadas anteriormente.

La única especie que por el volumen de sus capturas ha mostrado peligrosidad ha sido Ceratitis capitata. Los adultos fueron observados desde la segunda semana de agosto hasta la primera de octubre, alcanzándose un máximo (2.075 adultos/4 trampas con feromona específica) el 15 de septiembre.

Entre la última semana de abril y la primera de mayo fueron capturados algunos ejemplares de Silva virescens; en la última quincena de septiembre se observaron en trampas alimenticias, sin relevancia numérica, ejemplares de Apomyelois ceratoniae y Drosophila melanogaster.

En 20 árboles elegidos al azar se han recolectado y valorado semanalmente, desde la primera semana de agosto hasta la última de septiembre, el estado sanitario de todos los higos maduros de los árboles señalados.

De los 6.520 higos recolectados, solo el 38% (2.474) estaban sanos, mientras que el 62% restante presentaban síntomas de estar afectados por algún parásito o fisiopatía, la mayor parte de ellos, el 38% correspondían a la acción de las aves, el 18% a los dípteros, el 3% a fallos en la fecundación, el 0,6% a Silba virescens, el 0,4% a Carpophillus hemipterus y similar porcentaje a causas indeterminadas.

En la vegetación de los árboles muestreados no se ha observado presencia de coccidos (Ceroplastes rusci y Lepidosaphes spp.) suficientes para calificarlas de plaga, ni tampoco del coleóptero Gonocephalum pusillum.

Trampas biológicas
Para la captura de nematodos entomopatógenos se han realizado transectos en siete comarcas de Extremadura, en las cuales se han tomado muestras de rizosfera de higueras en 95 puntos. Para determinar los entomopatógenos existentes en las muestras de suelo, estas han sido analizadas mediante la utilización de trampas biológicas, eligiendo como cebo larvas de Galleria mellonela. En tres de las muestras analizadas, Alcuéscar (N: 39,18573 y W: -6,21923), Alcuéscar (N: 39,18715 y W: -6,21909) y Montánchez (N: 39,23213 y W: -6,17857) se ha podido constatarla existencia de poblaciones de Steinernema feltiae,  cuya virulencia ha quedado de manifiesto de manera significativa.

Raíces de árboles con ligeros síntomas de decrepitud han sido examinadas, observándose en ellas la existencia de agallas conferibles a Meloidogyne spp.  El análisis de su rizosfera mediante centrifugado y lavado selectivo mediante baterías de cedazos ha permitido confirmar la existencia de formas móviles en diversos estados de desarrollo de Meloidogyne spp.

De los resultados obtenidos se evidencia la extraordinaria importancia que el parasitismo tiene en la productividad de la higuera, ya que solo un 38% de los frutos producidos están sanos y en condiciones de ser comercializados, siendo las aves las causantes de más de la mitad de los higos lesionados.

Insectos frecuentes
De los insectos frecuentes en el cultivo de la higuera, solo Ceratitis capitata parece tener importancia en la actualidad, mientras que carece de valor la acción parasitaria debida al lepidóptero Apomyelois ceratoniae, a los dípteros Drosophila melanogaster, Drosophila suzukii y Silba virescens, a los coleópteros Carpophilus hemipterus y Gonocephalum pusillum y a los hemipteros Ceroplastes rusci y Lepidosaphes spp.

La aparición de Meloidogyne spp. en la rizosfera de higueras cultivadas mediante sistemas de riego hace sospechar que este sistema de cultivo propiciará la aparición de enfermedades de origen telúrico inducidas por micromicetos, cromistas y nematodos”.

Valoración laboratorio
Valoración de higos recolectados en laboratorio
Anuncios