La importancia de los higos en Marruecos

Posted on

Los Higos de Marruecos se cosechan de cultivares de higueras de tipo Smyrna, San Pedro e higo común Ficus carica bíferas y uníferas, muy cultivados desde épocas inmemoriales en todo el territorio de clima mediterráneo.​​Se cultivan principalmente para la producción del higo seco paso, pero también se cosechan higos frescos.​

La producción de higos de Marruecos se encuentra principalmente en las zonas de montaña, en suelos pobres, esquistos-margas (Rif y Chauen) o calizas en terrenos a menudo accidentados y que reciben muy poca atención.​

Las cinco áreas principales de producción son Taounate (22,230 ha), Chauen (7,050 ha), Alhucemas (5,000 ha), Ouazzane (3,150 ha) y Tetuán (2,000 ha). Las otras plantaciones están divididas entre Taza, Nador, Essaouira, El Jadida, Safi​.

Comprende altitudes entre los 600 y los 1500 metros, en un paisaje caracterizado por fuertes pendientes y un clima semiárido​.

Esta pertenece al Marruecos semiárido por lo que sus variedades de higueras se sentirán cómodas en cualquier ubicación.​

Las higueras que aquí se cultivan, cuentan con la ventaja de encontrarse en unas de las comarcas desde antaño más aisladas y gracias a venirse cultivando a gran escala desde el Neolítico, a través de prospecciones y selecciones de clones «no centralizadas, ni dirigidas»​.

En Marruecos ni siquiera tiene mucha cabida hablar de variedades con clones muy específicos, más bien son distintas tipologías de higos cultivados y perfectamente representativas de lo que sería una población natural​.

Dentro del ranking mundial de producción de higos, Marruecos ocupa el quinto puesto detrás de Turquía, el mayor productor de higos del mundo con 305,450 toneladas, Egipto con 167,622 tn, Argelia con 131,798 tn., e Irán con 70,178 tn

La higuera ocupa en Marruecos un área de más de 46,000 ha, o el 5% del patrimonio nacional arboricultural. La producción se estima en 57,000 toneladas, alcanzando un rendimiento promedio de 1.2 toneladas / ha. El cultivo de la higuera está en declive, a menudo reemplazado por cereales o tabaco​

De 2003 a 2007, la producción media nacional de higos fue alrededor de 70.000 toneladas.

Actualmente hay una gran cantidad de variedades en Marruecos y probablemente mucha sinonimia.

Veinticuatro variedades cultivadas comercialmente han sido identificadas en tres áreas del Rif. De estas variedades, seis se cultivan a gran escala. Se trata de ‘El Messari’ o ‘Homrame’ o ‘Johri’, ‘Lembdar Labiad’, ‘Lembdar Lakhal’, ‘Rhouddane’ ‘El Kote’ y ‘Aounq Hmam’. Con la excepción de ‘El Kote’ que da fruto en otoño, todas las otras variedades son bíferas, es decir, tienen una fruta de verano (mediados de junio a julio) y una segunda cosecha (de mediados de agosto a septiembre). La variedad ‘Rhouddane’ es un tipo de higo común con solo flores pistiladas (autofértil). No necesita un polinizador, mientras que todas las demás variedades son del tipo San Pedro y requieren un polinizador fructífero para septiembre-octubre, que es cuando produce la mayor cantidad de fruta.

 La polinización (caprificación) implica la plantación próximo a los higos femeninos de un Cabrahigo para asegurar la polinización por un insecto, los Blastophaga psenes. Tres a cinco caprificadores aseguran la caprificación de cien higos hembra. En la zona norte de Marruecos, se encuentran los Cabrahigos: ‘El Hlou’, ‘El Mer’ y ‘El Hmer’ que tienen una floración escalonada y se utilizan como fuente de polen. Un Cabrahigo, el ‘MKH n° 5’, también fue seleccionado por su riqueza en Blastophagas, por el “INRA Marrakech”​.

Fuente: Wikidat

Anuncio publicitario

Higos El Pajarero lanza tres cremas de higos secos

Posted on Actualizado enn

Higos El Pajarero es una empresa familiar que inició su actividad en el sector hace más de medio siglo. Desde entonces, la experiencia de varias generaciones sustenta la producción de higos secos gourmet de excelente calidad, lo que ha permitido que a través de las décadas Higos El Pajarero aumentase su producción a ritmo constante.

Higos El Pajarero, referente en la comercialización de higos secos y productos con base en el higo de calidad con una trayectoria de más de medio siglo, ha presentado, dentro del lanzamiento de nuevos productos, sus cremas de higos secos, sola o con sésamo y canela, y con avellana y cacao. Las tres presentaciones en formato de 220 gramos, y 100% natural. Para tomarlas tanto solas como con diferentes alimentos y presentaciones, aportando su contenido saludable a diferentes platos y para distintos momentos del día: desde el desayuno a la comida, la merienda o la cena.

Diferencias nutricionales entre los higos frescos y secos

Posted on

Los higos parecen ser un tentempié dulce al que todo el mundo es aficionado. Los higos tienen un 80% de agua, lo que hace que su vida útil sea muy corta. Por eso se secan grandes cantidades de higos para conservarlos y facilitar su manipulación. De hecho, el 90% de los higos cosechados se secan para conservar su sabor. 

Si quieres disfrutar de un higo fresco debes utilizarlos en pocos días, o pueden durar hasta una semana si los guardas en la nevera. Debido a esta corta vida útil, los higos secos son mucho más abundantes que sus homólogos frescos y también son mucho más fáciles de conseguir. El suave y aromático dulzor de los higos es siempre delicioso, fresco o seco, pero nutricionalmente hay una ligera diferencia entre ambos.

Beneficios para la salud de los higos frescos
Los higos frescos son un tentempié dulce bajo en calorías y rico en nutrientes. Por término medio, un higo fresco tiene entre 30 y 40 calorías, por lo que se recomienda disfrutar de algunos de ellos para calmar los antojos de azúcar. Los higos frescos se recomiendan como tentempié en lugar de los caramelos, los frutos secos y otros dulces, ya que pueden satisfacer su gusto por lo dulce sin todos los azúcares añadidos. Además, añadir higos a tu lista de tentempiés te aportará muchos nutrientes vitales, como vitaminas A, C, B6, cobre, potasio, etc.

Un higo fresco tiene un poco más de calorías que un higo seco, pero esto se debe al contenido de agua añadido y a la variedad de vitaminas y minerales presentes en la fruta, todo lo cual suele valer las pocas calorías extra. Comer un higo fresco también te hará sentir más lleno que un higo seco. 

¿Cómo son los higos secos?
A diferencia de los frescos, los higos secos carecen intrínsecamente de contenido de agua y su contenido de vitaminas es ligeramente inferior. Como su contenido de azúcar es más concentrado, los higos secos tienen más calorías y azúcares por peso en comparación con los higos frescos

Tanto los higos secos como los frescos pueden tener algunos efectos muy beneficiosos. Los higos son bien conocidos por su capacidad para ayudar a la digestión y se utilizan con frecuencia como un remedio natural para cosas como el estreñimiento y la indigestión. La razón por la que esto funciona es porque los higos tienen un alto contenido de fibra, que promueve una digestión saludable y, por extensión, movimientos intestinales saludables.

Así que, aunque hay que tener en cuenta algunas diferencias notables a la hora de elegir higos frescos o de optar por los secos, puedes estar tranquilo sabiendo que, de cualquier manera, tendrás un gusto por el dulce satisfecho y un estómago estable.

Texto: John J. Lee
Fuente: Tasting Table

CICYTEX realiza un estudio de estrés por salinidad en higueras dentro del proyecto europeo FIGGEN

Posted on

Texto
Margarita López Corrales
Doctor Ingeniero Agrónomo del Centro de Investigación Finca La Orden- Valdesequera

El cambio climático está afectando drásticamente a la región mediterránea y es necesario encontrar soluciones para adaptar las prácticas de los sistemas agrícolas al aumento de las temperaturas, la sequía y la salinidad del suelo. Además de la diversificación del sistema de cultivo, los esfuerzos de mejora deben utilizarse para abordar la tolerancia de los cultivos a múltiples estreses abióticos, mejorando la productividad, la eficiencia y la sostenibilidad de los sistemas agrícolas. Se requieren enfoques de mejora modernos, que combinen la selección convencional y molecular, asistida por marcadores, para mejorar los cultivos infrautilizados que tienen el potencial de ser adecuados para su cultivo en  el contexto del cambio climático.

Entre ellos, la higuera muestra una buena adaptación a ambientes secos, calcáreos y salinos, propios de diferentes regiones de la cuenca mediterránea y Oriente Medio, donde se cultiva desde hace milenios. Además, tiene un gran potencial de expansión gracias a sus valiosas características nutricionales y nutracéuticas y es especialmente adecuado para la aplicación de la agricultura sostenible basada en la biodiversidad. Bajo estas premisas se desarrolla el proyecto FIGGEN financiado por el programa PRIMA (Partnership for Research and Innovation in the Mediterranean Area) de la Unión Europea y con una duración de tres años. FIGGEN está coordinado por la Universidad de Pisa en Italia, y cuenta con la participación del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora del CSIC (con sede en Málaga), la Facultad de Ciencias de la Universidad tunecina de El Manar; y el Departamento de Horticultura de la Universidad de Çukorova (Turquía). Su principal objetivo es potenciar la higuera como uno de los cultivos más adaptados y sostenibles en el área mediterránea en un contexto de cambio climático global.

-Dos ensayos. Entre las diferentes actividades propuestas en este proyecto se incluye la realización de dos ensayos, uno de estrés por sequía realizado durante el verano de 2021 y otro, previsto en el mes de junio de 2022, de estrés por salinidad. La higuera es considerada como una especie tolerante a salinidad si bien una alta concentración de sales en la solución del suelo provoca un efecto similar al producido por estrés hídrico.  En estas condiciones las plantas están sujetas a importantes cambios fisiológicos y bioquímicos como, por ejemplo, una marcada disminución de la tasa de fotosíntesis y del transporte de iones salinos de las raíces a los brotes. Como consecuencia, reducen su desarrollo vegetativo y por tanto la producción, mostrando las hojas síntomas de salinidad, incluyendo fitotoxicidad y defoliación.

En España, este ensayo se va a realizar en 52 variedades de higuera seleccionadas del Banco de Germoplasma del CICYTEX que incluyen la colección nuclear así como otras con interés agronómico y de calidad de frutos. Todas ellas están en macetas de unos 7 litros de volumen y con unos 30 meses de edad y para variedad hay 4 plantas control y 4 estresadas. La duración prevista es de unos 60 días, en los cuales las plantas estresadas se regarán cada dos días con una solución salina de 100 mM de cloruro sódico. Se estudiarán diferentes parámetros fisiológicos en hoja como el Contenido Relativo de Agua (RWC), la temperatura y el SPAD (medidor del contenido en clorofila) así como medidas de crecimiento de plantas.

Los resultados obtenidos permitirán determinar la tolerancia a la salinidad de las distintas variedades de higuera ensayadas cuya información será contrastada con la obtenida en el estudio de asociación de todo el genoma (GWAS) realizado por los investigadores de la Universidad de Pisa. Por tanto, el proyecto FIGGEN aprovechando la biodiversidad de esta especie podrá seleccionar las variedades mejor adaptados a las condiciones de sequía y salinidad, de forma que pueda ser un cultivo rentable y sostenible en el área mediterránea en un contexto de cambio climático.

Higos El Pajarero lanza barritas ecológicas de higos secos con arándanos y con naranja

Posted on Actualizado enn

Higos El Pajarero es una empresa familiar que inició su actividad en el sector hace más de medio siglo. Desde entonces, la experiencia de varias generaciones sustenta la producción de higos secos gourmet de excelente calidad, lo que ha permitido que a través de las décadas Higos El Pajarero aumentase su producción a ritmo constante.

Higos El Pajarero, referente en la comercialización de higos secos y productos con base en el higo de calidad con una trayectoria de más de medio siglo, ha presentado, dentro del lanzamiento de nuevos productos, dos novedades: barritas ecológicas de higos secos con arándanos, y barritas ecológicas de higos secos con naranja. Dos presentaciones muy pensadas para un fácil consumo que aportan numerosas propiedades saludables, y que encajan muy bien para la actividad deportiva y física del día a día para todo tipo de consumidores.

El maestro cervecero de Sevebrau explica el proceso de elaboración de su cerveza de higo

Posted on

Una cervecera artesanal de Villanueva de la Serena elabora estas bebidas utilizando productos del campo extremeño. Su última creación es la cerveza de higos de Almoharín.

José Severiano Fernández de la Cruz, más conocido como Seve, fue uno de los pioneros tanto en Extremadura como en el resto de España en el despegue de las cervezas artesanas. Con su marca Sevebrau, desde Villanueva de la Serena, no ha parado en los últimos años de investigar e innovar con nuevas cervezas y  materias primas. Un alquimista de los lúpulos y las maltas. Que ha sido capaz de lanzar una cerveza de arroz de las Vegas del Guadiana o una cerveza de mango o de berries.

Uno de sus últimos proyectos ha sido una línea de cervezas artesanas que pone en valor el trabajo de la mujer, la materia prima y la tradición agrícola de Extremadura, bajo el nombre de Moza Extremeña. “Hemos querido convertir en cervezas la tradición popular y la complicidad que siempre existió entre la sabiduría y el buen hacer de las mozas extremeñas y la naturaleza”, asegura Seve.

Recientemente, esta fábrica de cerveza villanovense ha obtenido el premio a la mejor Cervecera en el Concurso Internacional de Cervezas Artesanas de 2022. Los Premios del Concurso CICA se entregaron el pasado 1 de octubre, durante la celebración de la Mostra Gastronòmica: II Fira Cervesa Artesana Balear y en la ceremonia de entrega de los premiados en la VII edición del Concurso Internacional de Cervezas Artesanas (CICA) que tuvo lugar los pasados 16, 17 y 18 de septiembre en Can Picafort.

Lo que hace únicos a los higos de la variedad Calimyrna

Posted on

Los higos Calimyrna, cuando están frescos, tienen una piel lisa de color verde claro, pero se vuelven dorados cuando se secan. Pero estos higos son realmente especiales por una razón muy sorprendente. Originarios de Esmirna, Turquía, en el año 1900, a partir de esquejes de hojas, el Calimyrna es una combinación de nombres de California y Esmirna. Por lo tanto, son esencialmente lo mismo que los higos turcos. Los higos Calimyrna tienen una capa azucarada y cristalina en el exterior y se ha descrito que tienen un sabor más potente que el Black Mission Fig. 

La anatomía de un higo es diferente a la de la mayoría de las frutas. En realidad es una flor que florece por dentro o una «flor invertida». Los higos, como el Mission, se autopolinizan, pero el higo Calimyrna necesita la ayuda de una avispa de 2 mm que se introduce en el higo y pone sus huevos en las cortas flores de los higos «macho» (también conocidos como cabrahigos). En una lección de ciencia condensada, las avispas nacidas se arrastran y vuelan hacia otros higos, ya sea polinizándolos para el consumo humano o poniendo sus huevos para que crezcan las futuras avispas. El higo «hembra» es el que se poliniza, ya que la avispa se arrastra esparciendo el polen del último higo del que salió. Y éste es el higo que comemos. 

Es realmente fascinante. Los cultivadores de higos no descubrieron la polinización por avispas hasta el año 1800. Los cultivadores de California se aseguran de que sus cultivos de higos sigan creciendo fomentando la polinización por avispas. Engañan a las avispas para que polinicen colgando bolsas de fruta de las ramas de los árboles de Calimyrna que se llenan con las caprífugas no comestibles y algunas avispas de los higos.

Inevitablemente surge la pregunta: «¿Estoy comiendo avispas?». La respuesta es «más o menos». Debido a que las flores interiores del higo «hembra» son demasiado largas para poner huevos, ninguna larva de avispa eclosiona o muere allí dentro. Ocasionalmente, una avispa, tras volar de higo en higo intentando poner huevos, puede perecer en el interior de un higo, pero las enzimas del higo la disuelven rápidamente, de modo que en el momento de dar un sabroso bocado no queda ninguna avispa. 

Por lo tanto, esas semillas crujientes que se clavan en los dientes son realmente eso: semillas. Aunque muchas plantas y cultivos dependen de la polinización para crecer, el higo Calimyrna es uno de los pocos que es polinizado por avispas, lo que hace que estos higos sean tan especiales. Gracias a esta relación simbiótica, los higos de Calimyrna son nutritivos, presentan impresionantes beneficios para la salud y se han adaptado a una variedad de cuidados de la piel, pero también son tentadoramente deliciosos.

Texto: Katie Horst
Fuente: Tasting Table

La Edición Limitada de este invierno de Häagen-Dazs es el sabor Marsala Fig

Posted on

Sin lugar a dudas, una de las firmas más prestigiosas en la elaboración de helados es Häagen-Dazs, ofreciéndonos increíbles e inesperadas combinaciones de texturas y sabores que hacen las delicias de nuestro paladar. Ya podemos encontrar en sus tiendas y fuera de ellas, la nueva carta de invierno donde, además de sus creaciones de temporada, hallaremos nuevas bebidas elaboradas con helado, así como una extensa selección de pastelería.

La Edición Limitada de este invierno es el sabor Marsala Fig, un cremoso helado con exquisitos y perfumados higos en su justo punto de maduración mezclados con dulce e intenso vino de Marsala. Para combinar con este delicioso helado han sacado, entre otros, el Fig&Sorbet Sensation que lleva Sorbete de Frambuesa, helado de Marsala Fig y trozos de cucurucho, regado con salsa de frambuesa y decorado con unas jugosas frambuesas.

Texto: Mercedes Piky
Fuente: Directo al Paladar

Experimentan con el cultivo de medio millar de variedades de higos en Hungría

Posted on

En Becsehely, en el condado de Zala, Hungría, se experimenta con cerca de medio millar de variedades de higos, que fueron juzgadas el martes por profesionales y profanos, en busca de variantes que puedan ser comercializadas o procesadas.

Márton Ákos Miklós, director de una empresa que lleva años produciendo kiwis e higos en cuatro hectáreas situadas en el límite del asentamiento, dijo: actualmente cultivan 450 variedades diferentes -que ya están registradas en el banco genético nacional-, de las cuales se llevaron 45 tipos de fruta para juzgar.

Durante el juicio, en el que participaron representantes del Consejo del Banco Nacional de Genes y de Nébih (Oficina Nacional de Seguridad de la Cadena Alimentaria), instructores del MATE Georgikon Campus, así como expertos en gastronomía y cultivadores de higos, se intentó seleccionar aquellas variedades que tienen la «contra resistencia» adecuada y pueden cultivarse como plantaciones, pero también pueden llegar a los consumidores en forma de fruta fresca, fruta seca, mermelada o brandy.

En Becsehely, se encargan principalmente de controlar y evaluar la adecuación de las variedades existentes a las condiciones climáticas actuales. En el microclima específico de Zala, se cultivan higos de color púrpura, amarillo e incluso de piel rayada y gris, entre los que se encuentran los melosos, los cantalupos y los frutos parecidos a las bayas rojas. Algunos de ellos ya se comercializaban en Nagykanizsa el año pasado.

Luca Utassy, propietario de Fügeliget Kft., que produce en una superficie de cinco hectáreas en la cercana Tormaföld, habló de que los higos pueden cosecharse dos veces en Hungría, a principios de verano y en otoño. El tiempo de este verano no fue favorable para la plantación de higos, por lo que esta vez esperan una cosecha de 3-4 toneladas.

Péter Cseresnyés, representante parlamentario del Fidesz en la región, cree que los innumerables viñedos abandonados ofrecen nuevas oportunidades de aprovechamiento, que varias personas de esta región se dedican al cultivo de kiwis, caquis e higos. Esto puede suponer un nuevo negocio para aquellos que quieran utilizar los valores inherentes a la tierra húngara en un mundo cambiante.

El alcalde Géza Németh indicó: en el pasado, el nombre de Becsehely estaba en boca del público sobre todo en relación con su cultura de la uva y el vino y la primera elaboración de aguardiente libre, pero en los últimos años los kiwis y los higos han hecho que el asentamiento cobre protagonismo.

Fuente: Hungary Posts

Los «huertos colgantes» de Túnez sobreviven a pesar de la sequía

Posted on

Djebba El Olia. Foto: FAO

Los agricultores tunecinos cuidan miles de higueras con un sistema único de terrazas

En lo alto de las colinas del noroeste de Túnez, los agricultores cuidan miles de higueras con un sistema único de terrazas que esperan que les proteja de las sequías cada vez más duras.

Pero los «jardines colgantes» de Djebba El Olia se han puesto a prueba en 2022, cuando el país norteafricano pasó el mes de julio más caluroso desde la década de 1950.

Esto ha agravado una larga sequía que ha dejado los embalses de Túnez a sólo un tercio de su capacidad.

Los jardines se abastecen de agua procedente de dos manantiales situados en lo alto de las montañas.

El agua llega a los huertos a través de una red de canales que se abren y cierran a horas determinadas, según el tamaño del huerto.

La gran variedad de cultivos proporciona resistencia y control de plagas, a diferencia de los monocultivos que dominan la agricultura moderna y que requieren enormes aportes de pesticidas para sobrevivir.

«Cultivamos higos, pero también otros árboles como membrillos, olivos y granadas, y debajo de ellos plantamos una amplia gama de verduras y legumbres», dijo la activista Farida Djebbi mientras los insectos zumbaban entre las flores de tomillo, menta y romero.

Djebbi señaló algunos de los canales, que riegan las 300 hectáreas de huertos en fuerte pendiente de la zona.

En 2020, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) reconoció el sistema como un ejemplo de «agrosilvicultura innovadora y resistente», añadiéndolo a una lista de élite de sólo 67 «Sistemas de Patrimonio Agrícola de Importancia Mundial».

El sistema «ha sido capaz de adaptarse y aprovechar una topografía inhóspita», dijo la agencia de la ONU.

«Mediante el uso de formaciones geológicas naturales y el empleo de piedras, las comunidades locales han sido capaces de transformar el paisaje en tierras fértiles y productivas».

La FAO elogió la diversidad de variedades de cultivos locales que cultivan los agricultores de la zona, así como el uso que hacen de las plantas silvestres para repeler posibles plagas y del ganado para «arar» y fertilizar el suelo.

Crecer con los higos
Aunque nadie sabe con exactitud la antigüedad del sistema, el asentamiento humano en la zona es anterior a la civilización cartaginesa fundada en el siglo IX antes de Cristo.

Pero aunque haya perdurado durante generaciones, el sistema está amenazado por el cambio climático.

El activista Tawfiq El Rajehi, de 60 años, afirma que el flujo de agua de los manantiales que riegan la zona ha disminuido notablemente, sobre todo en los últimos dos años.

A diferencia de años anteriores, las cumbres de los alrededores ya no se cubren de nieve cada invierno, y las hojas de muchos de los árboles de la parte baja de Djebba están amarillentas y enfermas.

Rajehi, profesor de la escuela local, dice que al cambio climático y a la escasez de lluvias se suma otro factor: los agricultores que favorecen los cultivos comerciales.

«Algunos agricultores han pasado a cultivar más higos en lugar de otros cultivos menos intensivos en agua, porque los higos se han vuelto más rentables en los últimos años», dijo.

«Tenemos que mantener un buen equilibrio y variedad de plantas».

No obstante, los residentes dicen estar orgullosos de su herencia.

El agricultor Lotfi El Zarmani, de 52 años, dijo que también había una creciente demanda de higos de Djebba, que recibieron una denominación de origen protegida por el Ministerio de Agricultura en 2012, todavía la única fruta tunecina que disfruta de la certificación.

«Están adquiriendo reputación, además de que exportarlos se ha vuelto más fácil, y además traen precios más altos», dijo Zarmani, añadiendo que la mayoría de las exportaciones van al Golfo o a la vecina Libia.

La hija de Rajehi, la estudiante universitaria Chaima, se puso guantes protectores cuando se dispuso a recoger la fruta del pequeño terreno de su familia.

«Los higos son más que una fruta para nosotros. Nacemos aquí entre las higueras y crecemos con ellas, aprendemos desde pequeños a cuidarlas», afirma la joven de 20 años.

Djebbi está trabajando para convencer a los agricultores de que conserven las formas tradicionales de procesar los productos cosechados en la zona.

Trabaja con otras 10 mujeres en una cooperativa que destila esencia de flores silvestres, seca higos y produce mermelada de higos y moras.

«Los productos que aprendimos a hacer de nuestras madres y abuelas se están haciendo populares porque son de gran calidad», afirma.

Texto: AFP
Fuente: Global Times